Habilidades duras vs. habilidades blandas: cuál es la diferencia y cómo mejorarlas

©BigStock

Actualizado 09 | 09 | 2021 15:22

Habilidades profesionales

La mayoría de las personas descubrimos que las habilidades sociales o blandas son tan importantes, si no más, que las habilidades duras a medida que hacemos la transición de la vida académica a la vida laboral.

Si bien el conocimiento técnico puede brindarnos una entrevista de primera ronda, la forma en que interactuamos con otros en una entrevista y en proyectos colaborativos puede ser el factor determinante.

A continuación, profundizamos en la diferencia entre habilidades blandas y duras, además de cómo puedes incluir ambas en tu currículum para destacar ante posibles empleadores.

Habilidades duras frente a habilidades blandas

Las habilidades blandas son una combinación de habilidades interpersonales, habilidades sociales, habilidades de comunicación, inteligencia emocional y rasgos de personalidad que te facilitan llevarte bien y trabajar en armonía con otras personas.

Por otro lado, las habilidades duras son habilidades técnicas específicas requeridas para hacer un trabajo, y generalmente se adquieren a través de la educación y la experiencia. Es útil compararlas entre sí, especialmente al crear un currículum.

Habilidades duras frente a habilidades blandas en un currículum

Por muy tentador que sea distribuir masivamente tu currículum al solicitar un empleo, los currículum no son válidos para todos. El lugar de trabajo diverso de hoy significa que los diferentes roles requieren conjuntos de habilidades a medida.

La sección de «habilidades» es un lugar excelente para la personalización porque destaca lo bien que encajas en un puesto, así como qué te hace único como candidato. Para averiguar qué habilidades enumerar, comienza con la descripción del puesto de trabajo que estás solicitando en la sección «habilidades deseadas» o «requisitos». Busca las palabras clave que busca una empresa, como «gestión de proyectos», «dominio del alemán» o «dominio de HTML/CSS».

Para las habilidades blandas en particular, un consejo es mirar la página web de la empresa para tener una idea de la cultura/el tono de la empresa y descubrir qué cualidades son las más valoradas por los empleados. Específicamente, si la empresa tiene secciones «Misión» o «Acerca de», estos son sitios excelentes para comenzar.

Ejemplos de habilidades blandas

  • Empatía. Uno de los componentes clave de un empleado/líder emocionalmente inteligente es la empatía. Si puedes comprender a tus compañeros de trabajo y clientes, podrás colaborar mejor con ellos y establecer relaciones auténticas. Una forma de practicar la empatía es ser un oyente activo: mantén la capacidad de escucha para lo que sea que los demás estén enfrentando y trata de comprender sus perspectivas.
  • Comunicación. De la mano de la empatía, poder comunicarte con personas de diversos tipos es clave en el lugar de trabajo. Además, con Slack, el correo electrónico, las llamadas de Zoom y las reuniones en persona, un empleado eficaz debe saber cómo comunicarse claramente en varias plataformas.
  • Adaptabilidad. En el lugar de trabajo en constante cambio, tener flexibilidad y una actitud positiva hacia el cambio es de suma importancia. Asegúrate de tener ejemplos concretos de tu adaptabilidad para mencionarlos en una carta de presentación o una entrevista.

Ejemplos de habilidades duras

  • Capacidad bilingüe/multilingüe. Según Fortune, la globalización en esta era pospandémica se está «transformando radicalmente». Como resultado, conocer diferentes idiomas puede brindarte una gran ventaja en el mercado laboral. Además del español, el inglés, el mandarín y el alemán son los principales idiomas deseados para los negocios internacionales. Si no has hablado un idioma extranjero desde el último año académico, una aplicación como DuoLingo es una forma divertida y sencilla de ayudarte a practicar.
  • Marketing SEO. Para todas las empresas con presencia online, el SEO juega un papel muy importante en la atracción y retención de clientes. Los diferentes recursos online sobre SEO son una excelente manera de comenzar.
  • Análisis de datos. El análisis de datos es el proceso de obtener información a partir de datos sin procesar para observar tendencias y sacar conclusiones. El mejor método para dominar esta habilidad es «aprender haciendo», y la gran noticia es que muchas de las principales herramientas de análisis de datos son gratuitas. Puedes comenzar con viejas y confiables hojas de Excel y aprender comandos a través de tutoriales en vídeo. Los lenguajes de programación, como R y Python, tienen una gran demanda debido a sus poderosas capacidades de análisis de datos, y ambos son gratuitos y de código abierto.

Me interesa


Cargando noticia...