La empatía es una competencia clave de la inteligencia emocional

La empatía laboral: una aptitud (aún) desconocida y muy beneficiosa

empatia-laboral-aptitud-aun-desconocida-beneficiosa

©BigStock

Actualizado 24 | 05 | 2019 07:00

Empatía laboral

Utilizamos el término empatía muy a menudo, especialmente cuando hablamos de problemas familiares, amistades, etc. Pero pocas veces, o seguramente ninguna, se nos ha ocurrido aplicarla en el ámbito laboral. El trabajo es, quizás, el lugar más apropiado, y más necesario, para ser empáticos.

Las prisas, la presión, la carga de tareas, etc. nos conducen, más veces de las que deberíamos, a centrarnos en nosotros mismos y no ser capaces de ver más allá. Para solucionar este problema cada vez más empresas apuestan por implantar la empatía laboral.

La empatía es una competencia clave de la inteligencia emocional. Ser empático significa ser capaz de ver el mundo como la persona que tienes enfrente, conseguir compartir y comprender sus sentimientos, necesidades, preocupaciones…y actuar en consecuencia. Sea cual sea tu puesto de trabajo, la empatía beneficiará tu relación con trabajadores y colaboradores, ya que mejora notablemente la comunicación y la relación interpersonal. Ser empático no sólo mejora la comunicación en la empresa. Las personas empáticas además, debido a esa facilidad de la que disponen para comprender a los demás, tienen una predisposición especial para algunas de las competencias más demandadas últimamente en el mercado laboral: atención al público, capacidad de liderazgo, habilidades de negociación y trabajo en equipo.

La empatía es una cualidad innata en el ser humano. Está relacionada con las llamadas neuronas espejo, células que se activan cuando observamos una conducta y sentimos el impulso de imitarla. Y aunque es innata, es cierto que hay personas que la tienen mucho más activa que otras. Si quieres trabajar en el desarrollo de esta aptitud emocional e implementarla en el trabajo, te dejamos unos cuantos consejos para que puedas empezar.

Cómo implantar la empatía en tu empresa

  • Date un tiempo para conocer bien a tus compañeros. Para ello, inicia o engánchate a las conversaciones en la cafetería, la impresora, etc.
  • Estar al día. Saber si alguno de tus compañeros se va de viaje, está a punto de casarse o se va de viaje te ayudará a conocerlo mejor.
  • Observa y escucha. Para mejorar la empatía, tienes que observar con atención. Fíjate en las reacciones de las personas que te rodean, en cómo les afecta lo que les está pasando y analiza por qué se pueden estar sintiendo así.
  • Reflexiona. Después de observar, reflexiona sobre tu postura respecto a la situación que vive tu compañero. Si has sido amable, si has negociado un punto de vista o te has mantenido imperturbable, etc.
  • Parte de la base de que tu forma de ver las cosas es sólo tuya, y no por eso es más válida que la de los demás.
  • Ayuda en lo que puedas. Piensa en cómo podrías serles de utilidad. Quizás podrías hacerles algún favor, ayudarlos con alguna tarea, etc.

Además, otras actividades que te pueden ayudar son:

  • El trabajo en equipo.
  • Pertenecer a alguna asociación con intereses comunes.
  • Hacer voluntariado.

Beneficios de la empatía en el trabajo

  • Sintonía emocional. La empatía provoca una mayor sensación de comodidad en el trabajo, ya que las relaciones se vuelven mucho más fluidas, lo que desemboca en una mayor productividad y en un mejor clima de trabajo.
  • Más objetividad. Siendo empático, el trabajador eliminará prejuicios y suposiciones, entendiendo mejor a sus compañeros.
  • Consolidación de las relaciones. La empatía permite una mejor comunicación entre trabajadores, por lo que las relaciones se hacen más fuertes y duraderas. Esto será positivo no sólo para su trabajo, sino para toda su carrera profesional.
  • Mayor habilidad para resolver conflictos. Cuando te esfuerzas en comprender a tus semejantes y te pones en su piel, llegar a acuerdos se vuelve una tarea mucho más sencilla.

Cargando noticia...