Están siendo más importante las actitudes que las habilidades y capacidades

Mercado laboral: el “qué sabes” está dejando paso al “cómo eres”

mercado-laboral-el-que-sabes-esta-dejando-paso-al-como-eres

©BigStock

Actualizado 06 | 03 | 2019 07:00

Habilidades profesionales

En un mercado laboral altamente cualificado y competitivo, las empresas, además de valorar la formación y la experiencia de los candidatos, tienen cada vez más en cuenta su personalidad, actitud y capacidad para aportar soluciones. 

En este contexto, cobran importancia las habilidades sociales a la hora de optar a un puesto de trabajo – también conocidas como soft skills -. Esos rasgos de la personalidad, el lenguaje o las conductas que capacitan a las personas para enfrentar las diferentes situaciones profesionales o personales que surgen en su día a día.

Las competencias técnicas de una profesión son valoradas por los empleadores, pero cada vez se valoran más todas aquellas competencias transversales que te ayudan a diferenciarte de los demás y te hacen más apto para un tipo de trabajo.

Este hecho, a pesar de que pueda ser interpretado como una limitación importante para los jóvenes que acceden a su primer empleo es, más bien, una valiosa oportunidad para poder demostrar su valía personal y llegar a explotar todo su potencial personal.

Novedades en la búsqueda de empleo

El hecho es que la búsqueda de empleo y las entrevistas de trabajo cada vez tienen menos que ver con como eran hace dos décadas.

Antes el apartado más importante del Curriculum Vitae era la formación; pero actualmente a las empresas les resulta más interesante saber cómo eres y no tanto lo que has estudiado.

Así, por ejemplo, hoy en día, a las empresas y a los reclutadores les interesa saber tus puntos fuertes y débiles, con el fin de establecer tu grado de conocimiento y satisfacción personal, detectar tu nivel de sinceridad y confianza en ti mismo.

Es decir, está siendo más importante tu conjunto de actitudes (cómo eres), como por ejemplo tu capacidad de trabajar en equipo, tu sentido de la responsabilidad, tu capacidad de adaptación, tu iniciativa o tu capacidad de planificación y organización, que las habilidades (qué sabes hacer) y capacidades (qué puedes hacer).

Nuevos perfiles

Vivimos en la era de la tecnología y eso ha provocado un trascendental cambio en la organización de las compañías, que ahora demandan nuevos perfiles y trabajadores con un alto grado de adaptabilidad y flexibilidad.

Por eso, cuando las empresas y empleadores buscan candidatos, por encima de la formación, se fijan más en habilidades antes menos valoradas como la creatividad, la capacidad de comunicación, de trabajar en equipo, las dotes de liderazgo.

Por supuesto, la formación se sigue valorando, aunque no sea ya lo más relevante. Ahora, la capacidad de aprendizaje de un candidato resulta fundamental. Además, un trabajador necesitará seguir formándose durante toda su carrera profesional.

Según un estudio realizado por NACE (National Association of Collegues and Employers), las habilidades que más valoran las empresas y empleadores de un profesional son:

  • Habilidades de comunicación.
  • Trabajo en equipo.
  • La capacidad de negociación, toma de decisiones y resolución de conflicto.
  • Gestión del tiempo (habilidades de planificación, organización y priorización del trabajo).
  • Capacidad para adquirir, procesar y desarrollar la información.

Muchas de las más importantes compañías internacionales llevan a cabo este reconocimiento de habilidades, que sumadas a un buen currículum, juegan un papel fundamental en el desarrollo eficaz del trabajo.

Te interesa:


Cargando noticia...