Independientemente de dónde te encuentres tiene sentido comenzar preguntándote cuánto puedes necesitar o querer cambiar

5 cosas a tener en cuenta si quieres reinventar tu carrera profesional para un futuro incierto

reinventar-carrera-profesional-futuro-incierto

©BigStock

Actualizado 01 | 06 | 2020 07:00

Nadie sabe si el mundo volverá a la normalidad, y mucho menos cuándo. Es probable que la era posterior a la pandemia sea bastante diferente, con una amplia gama de cambios en el mundo laboral y profesional.

Las predicciones tienden a racionalizar la crisis actual de una manera que nos ayuda a prepararnos para el mañana.

Cuando predecimos que después de la crisis la gente viajará menos, trabajará más desde casa o tendrá un horario de trabajo más flexible, realmente estamos tratando de persuadirnos de que la nueva normalidad estará bien, o al menos será sostenible. Aquellos que no pueden continuar con sus trabajos anteriores en este momento, debido a restricciones de cuarentena o consecuencias económicas, se ven obligados a repensar sus carreras, a pesar de que es muy difícil planificar un futuro incierto.

Dicho esto, los humanos somos una especie resistente, flexible y adaptable. Hemos enfrentado crisis antes y continuaremos haciéndolo en el futuro. Cada crisis es una prueba de nuestra propia fortaleza mental, estabilidad y capacidad de recuperarnos más fuertes y mejores.

También está claro que si bien es posible que no puedes cambiar tu gobierno, tu jefe o la economía, siempre puedes hacer algo para mejorar. De hecho, es mucho más difícil encontrar una razón para cambiar cuando las cosas van bien. El éxito a menudo incuba nuestras vulnerabilidades, generando complacencia y una falsa sensación de seguridad, mientras que el fracaso es un entrenador poderoso.

Con esto en mente, aquí hay algunas preguntas que te puedes hacer para ayudarte a repensar tu carrera, incluido el desarrollo de tu talento y potencial, durante estos tiempos difíciles. Incluso si no sabes lo que traerá el mañana, podrías beneficiarte al pensar en estos temas clave del trabajo y tu carrera.

¿Necesitas cambiar?

Independientemente de dónde te encuentres tiene sentido comenzar preguntándote cuánto puedes necesitar o querer cambiar. Como la mayoría de las cosas, el cambio se produce en diferentes grados, y los cambios de carrera pueden variar desde pequeños cambios de roles, como cambiar tareas o enfoque dentro de tu trabajo actual, hasta transiciones profesionales sustanciales, como reinventarte, cambiar a una nueva industria o embarcarte en un nueva profesión.

Actualmente estamos presenciando uno de los principales cambios en la fuerza laboral en la historia moderna debido a interrupciones sin precedentes en las principales industrias, como el comercio minorista, el turismo y las aerolíneas. Pero si bien todos se ven afectados, no todos se ven afectados de la misma manera, por lo que un buen punto de partida es considerar la profundidad y el nivel de cambio que se aplica a ti.

¿Sabes lo que necesitas?

Incluso antes de la crisis, las personas luchaban con sus propias opciones de carrera, pero la negación era un mecanismo común para hacer frente a esto. Uno de los principales problemas es que las personas tienden a tener una comprensión muy rudimentaria de su propio talento y potencial, por lo que generalmente terminan en carreras que no se ajustan a sus intereses, habilidades y destrezas. El reinicio actual puede representar una gran oportunidad para abordar este problema, siempre que puedas resolver lo que realmente necesitas.

La psicología ha identificado una gama de necesidades profesionales bastante universales que pueden ayudarte a evaluar dónde se pueden desplegar mejor tus talentos. Siempre hay una tensión o una compensación entre diferentes valores, por lo que un buen punto de partida es preguntarte qué es lo que más valoras. Por ejemplo:

  • ¿Preferirías tener más libertad e independencia, o más estabilidad y seguridad laboral?
  • ¿Prefieres tener un trabajo más prestigioso y envidiable, o hacer algo que realmente disfrutes?
  • ¿Prefieres hacer algo social que ayude a otros o hacer algo que fomente tu aprendizaje y tu curiosidad?

Estas parecen preguntas simples, pero la mayoría de las personas no se las hicieron cuando tomaron sus primeras decisiones profesionales, y en muchos casos esa fue la última opción que tomaron. Si te ves obligado a comenzar de nuevo ahora, asegúrate de responder estas preguntas primero.

¿Qué debes tratar de evitar?

A veces es más fácil saber lo que no quieres que lo que quieres. Hay mucho que puedes aprender de los puntos débiles de tu carrera anterior, como el hecho de que puedes odiar la rutina y la repetición, trabajar en cosas que parecen no tener sentido o pasar la mayor parte de tu tiempo tratando de implementar las ideas de otras personas. Incluso cosas simples, como si te gusta trabajar con otros, viajar por trabajo, trabajar desde casa o tener un horario fijo, deberían enseñarte algo sobre qué evitar en el futuro.

Al igual que las rupturas de relaciones traumáticas pueden conducir a nuevas relaciones mejoradas en el futuro, puedes verte “forzado” a actualizar tu carrera profesional cuando se toman decisiones por ti y tu trabajo actual desaparece. Esta es solo otra faceta de la adaptabilidad humana. Podemos adaptarnos a trabajos sin sentido, hasta el punto de que los vemos como normales. No hace falta decir que la vida es mucho mejor cuando tienes una opción.

¿Cómo puedes invertir mejor en ti mismo?

Incluso si estás entusiasmado con la perspectiva de una nueva carrera futura, deberás trabajar para que esto suceda. Tu decisión es el punto de partida, ya que al menos debes estar abierto a nuevas oportunidades y  ser más receptivo a las opciones inusuales o desconocidas que en el pasado.

Pero una parte muy importante del proceso es invertir en ti mismo. Pasa todo el tiempo que puedas evaluando tus nuevas alternativas de carrera, conociendo las habilidades blandas y duras, que exigen esas carreras, y aprendiendo y capacitándote según sea necesario. El hecho de que pienses que tienes el potencial de hacer algo que no has hecho en el pasado, no significa que podrás persuadir a otros de que puedes hacerlo (incluso si tienes razón).

La buena noticia es que nunca antes habías tenido más recursos gratuitos en línea para volver a capacitar, mejorar y nutrir tu curiosidad.

¿Cómo medirás el éxito?

Ahora intenta avanzar un año y usa tu imaginación para proyectar lo diferente que puede ser tu vida después de que cambies tu carrera. Incluso si aún no puedes imaginar cuál será, ¿cómo sabrás si hiciste el movimiento correcto? ¿Te gustaría ser más feliz, más rico, más saludable, más sabio? Dado que todo lo anterior probablemente no sea posible, ¿qué elegirías primero? Un aspecto importante pero a menudo olvidado de la fijación de objetivos es saber muy claramente lo que deseas lograr a través de esos cambios, para que puedas apuntar a los objetivos correctos.

Muchas personas se encuentran con más tiempo para pensar, reevaluar sus prioridades y restablecer algunos de los fundamentos de sus carreras en este momento. El cambio en sí mismo no debe ser demasiado glamuroso. Lo principal es que busques mejorar tu situación actual, y a veces eso se logra a través de ajustes mínimos en el status quo.

Me interesa

 

Etiquetas

Cargando noticia...