Con presentaciones online, tu audiencia tiene una mayor oportunidad de distraerse

Presentaciones online: 15 consejos de expertos que funcionan para todos

presentaciones-online-consejos-expertos-funcionan

©BigStock

Actualizado 03 | 08 | 2020 07:00

Presentaciones online

En el mundo actual del COVID-19, las reuniones y presentaciones virtuales se han convertido en la norma. Si bien muchas habilidades de presentación y mejores prácticas se aplican tanto a presentaciones en persona como virtuales, los presentadores virtuales expertos comprenden la importancia de ajustar el enfoque para que coincida con el medio.

Con las presentaciones en persona, tienes más o menos una audiencia cautiva: aún debes ser atractivo, pero tu audiencia está un poco atrapada contigo durante el tiempo que dure. Pero con presentaciones virtuales, tu audiencia tiene una mayor oportunidad de distraerse. Ahora tienes que competir por sus ojos, oídos, corazones y mentes contra la disminución de los períodos de atención, el aumento de las distracciones de la vida laboral y doméstica, y las prioridades en conflicto.

A continuación, te mostramos 15 consejos de expertos para prepararte para el éxito en tu próxima presentación virtual.

  1. Obtén la iluminación adecuada: es esencial que las personas puedan verte bien. Asegúrate de tener una buena luz frontal, lo que significa que la luz brilla en tu cara. Si estás de espaldas a una ventana, cierra las persianas. Si bien la luz natural es a menudo la mejor opción, si el espacio de tu casa en el que trabajas no tiene luz natural y realizas muchas presentaciones virtuales, considera comprar iluminación adicional para mejorar tu imagen.
  2. Elige el fondo adecuado: intenta utilizar un fondo que mejore tu imagen profesional y esté alineado con tu mensaje. Evita un fondo desordenado o cualquier cosa que pueda distraer. Descubre si tu plataforma de presentación te permite usar fondos virtuales (como Zoom) o si puedes desenfocar tu fondo (como Microsoft Teams). La experiencia que proyectas puede aumentar tu presencia profesional o restarle valor.
  3. Conoce la tecnología: nada mata una presentación más rápido que un presentador que no sabe qué hacer con la tecnología. Una presentación es una actuación, así que asegúrate de saber cómo hacer que funcione. Es mejor tener un coanfitrión (o productor o moderador) que te ayude con la tecnología para que puedas concentrarte en tu presentación. Asegúrate de practicar con la misma configuración técnica (ordenador y conexión a internet) que usarás cuando realices la presentación.
  4. Mira a la cámara: cuando hables, mira directamente a la cámara de tu ordenador, no a la pantalla ni a los otros participantes. Esto requiere algo de práctica, pero hace que el espectador sienta que lo estás mirando directamente. Pon la cámara a la altura de los ojos (intenta no tener tu cámara demasiado alta o debajo de ti). Si formas parte de un panel o un equipo de presentadores, asegúrate de saber cuándo está encendida tu cámara. Si no estás hablando pero tu cámara está encendida, asegúrate de parecer que estás prestando atención. Los presentadores poderosos saben la importancia de hacer contacto visual con su audiencia, lo que significa que tienes que simular el mismo efecto virtualmente.
  5. Acércate, pero no demasiado: deseas que la cámara enmarque tu cara, cuello y hombros. Las personas se sienten atraídas por las caras, por lo que no debes perder esa conexión al estar demasiado lejos, pero tampoco deseas que tu cara se apodere de toda la pantalla. Practica tu posicionamiento y distancia.
  6. Ponte de pie: si es posible, usa un escritorio de pie o coloca tu ordenador portátil a la altura de los ojos. Estar de pie proporciona un mayor nivel de energía y te obliga a poner tu cuerpo en un modo más parecido a una presentación. Si tienes que sentarte, inclínate hacia adelante como lo harías si estuvieras presentando en una reunión real o como si fueras un presentador de noticias de televisión. Evita encorvarte lejos de la cámara, ya que eso envía una señal de que estás desconectado de la audiencia.
  7. Sé dinámico: al igual que en una presentación en vivo, debes presentar con un poco de energía y dinamismo. Una voz demasiado lenta o monótona hace que sea fácil para las personas desconectarse. Mantener a las personas comprometidas requiere que seas realmente atractivo.
  8. Controla tu ritmo: sin señales visuales de retroalimentación de la audiencia en tiempo real, puede ser difícil establecer el ritmo correcto. Aunque desees infundir algo de animación y energía en tu presentación, no aumentes demasiado la velocidad. Si sueles hablar rápido en la vida real, practica ralentizar un poco. Si hablas lentamente, es posible que debas acelerar algo.
  9. Haz una prueba de sonido: si tu sonido es confuso, la gente se desconectará. Si bien las personas pueden perdonar un vídeo menos que perfecto, si no pueden escucharte claramente, se irán. Practica con alguien en el otro extremo de la plataforma de presentación. Asegúrate de que tu sonido se emite claramente. A veces, los auriculares o micrófonos externos funcionan mejor que el audio del ordenador, otras veces no. Cada plataforma es diferente, así que asegúrate de que tu calidad de sonido sea excelente en todo momento. Y nuevamente, debes practicar con las mismas configuraciones técnicas y ubicación que utilizarás para tu presentación.
  10. Conecta tu ordenador al módem: si es posible, conecta tu ordenador directamente a tu módem con un cable Ethernet. Esto te dará la señal más fuerte y la conexión a Internet más estable. Lo último que deseas que suceda durante tu presentación es tener una señal de Internet débil o inestable.
  11. Incorpora sistemas redundantes: si usas diapositivas, asegúrate de que otra persona también tenga una copia de las diapositivas en caso de que tu Internet se vuelva inestable. Si estás usando diapositivas, hazlas visualmente atractivas. Usa gráficos de alta calidad y limita la cantidad de texto en cada diapositiva. Es tu trabajo como presentador entregar el contenido. Las diapositivas están destinadas a mejorar tus palabras habladas, no reemplazarlas.
  12. Involucra a tus participantes: al igual que si estuvieras haciendo una presentación en persona, crea tu presentación para atraer a la audiencia. Incorpora chats, encuestas, funciones de mano levantada, etc. Trata de no hablar durante más de diez minutos sin algún tipo de participación de la audiencia. Usa la lista de participantes para interactuar con ellos por su nombre. Haz que la gente chatee o levanten la mano si quieren hablar. Lleva un registro del orden de las personas e invítalas a encender sus micrófonos o cámaras.
  13. Deja que alguien más revise los chats: no te distraigas con los chats durante tu presentación. Te sorprenderá lo molesto que es para tu línea de pensamiento si intentas leer los chats mientras hablas. En cambio, haz que otra persona lo haga por ti. Si le pides a la gente que chatee sus respuestas o comentarios a una pregunta que has planteado, entonces detén tu conversación y participa directamente en los chats al leerlos en voz alta y comentarlos.
  14. Evalúa y mejora: si es posible, graba la sesión y tómate el tiempo para reproducir y buscar áreas que funcionaron bien y áreas en las que desees mejorar. Los grandes presentadores, ya sean virtuales o en persona, conocen el valor de perfeccionar continuamente su oficio. Asegúrate de reconocer tus puntos fuertes y tus áreas de mejora.
  15. Sé tú mismo y diviértete: nuevamente, al igual que en las presentaciones cara a cara, el público se conecta a la autenticidad, así que sé tú mismo. Deja que tu personalidad se muestre. Diviértete. Si se nota que estás disfrutando de la presentación, también lo harán los demás. La investigación muestra que las personas felices retienen la información mejor que las personas aburridas o desinteresadas, así que modela la energía que deseas crear. El público seguirá tu ejemplo.

Recuerda, ya sea que estés presentando en persona o virtualmente, todas las presentaciones son actuaciones. Y todas las actuaciones están al servicio de tu audiencia. Su tiempo es valioso, así que entrega la mejor presentación posible. No importa qué tipo de presentación ofrezcas, debes encontrar formas de crear una conexión, compromiso y valor auténticos con el público.

Me interesa


Cargando noticia...