Ergonomía laboral

Ponte de pie para trabajar

ponte-de-pie-para-trabajar

©BigStock

Actualizado 20 | 08 | 2018 07:00

Stand Up to Work

Un estudio encuentra que los emplazamientos de trabajo ajustables en altura y que permiten estar de pie ayudan a los trabajadores a ser más productivos, concentrarse mejor y mejorar la salud general después de salir de la oficina.

La investigación llevada a cabo encuentra que los lugares de trabajo que se conocen comúnmente como “despachos, escritorios o mesas de oficina” pueden ser beneficiosos para reducir el comportamiento sedentario y respaldar la salud fuera del lugar de trabajo.

Los resultados del estudio se publicaron recientemente en el International Journal of Occupational Health Management (IJWHM). Financiado por la subvención Transform de la Fundación Estadounidense de Diseñadores de Interiores (ASID), el año pasado se anunciaron los resultados del estudio interno en el sitio web de ASID. El estudio final, “Stand Up to Work: Assessing the Health Impacts of Adjustable Workstations” (“Ponte de pie para trabajar: Evaluando los impactos en la salud de los lugares de trabajo ajustables”), descubrió que, frente a los trabajadores que permanecían la mayor parte del tiempo sentados, los escritorios ajustables y que permiten estar de pie están relacionados con una mayor productividad, una mejor concentración mental y una mejor salud general en los empleados, quienes a su vez informaron que tuvieron un impacto positivo en su salud fuera del lugar de trabajo.

“Lo que hace diferente a este estudio de cualquier otro estudio de ergonomía (que es lo que lo hace merecedor de la revisión y publicación por pares) es la combinación de su larga duración y la inclusión de datos cualitativos complementarios”, dice el investigador principal Dr. Elizabeth Garland, profesor asociado en la Escuela de Medicina de Icahn en Mount Sinai. “La mayoría de los estudios concluyen después de solo unos pocos meses, pero este duró un año completo. Este enfoque es útil con el propósito de evaluar el impacto del uso del escritorio sentado-de pie, desde el estrés percibido y el bienestar hasta los cambios cuantificables en el comportamiento sedentario”.

Aspectos destacados del estudio

Garland colaboró ​​con un equipo multidisciplinario de investigadores del Centro para el Diseño Activo (CfAD), la firma global de arquitectura y diseño Perkins + Will y el fabricante de muebles Steelcase para llevar a cabo el estudio. Perkins + Will y Steelcase están comprometidos con el avance de edificios saludables y son miembros del Consejo de Administración de Fitwel, una certificación de edificios saludables operada por CfAD.

El equipo evalúa el comportamiento de los empleados en el contexto de su carga de trabajo y los compara con los de otros que trabajan con ellos. El estudio de Perkins + Will en Atlanta recibió mesas de trabajo ajustables Steelcase, mientras que los participantes en otras plantas mantuvieron escritorios tradicionales. La encuesta midió las conductas sedentarias y los efectos del estrés y se recopilaron y analizaron datos cualitativos y cuantitativos.

En comparación con los asistentes que usaban escritorios tradicionales, los participantes que recibieron las mesas de trabajo recomendadas informaron que, durante al menos tres meses después de la instalación, permanecieron mucho menos tiempo sentados. Después de doce meses, el 88% de los participantes informaron que estaban trabajando mejor, el 65% informó de un aumento de su productividad y también el 65% indicó que experimentaron un impacto positivo en su salud fuera del lugar de trabajo. Los participantes con lugares de trabajo ajustables también reportaron una mejor concentración y los recomendarían para la realización del trabajo.

“Como una empresa de diseño impulsada por la investigación que está comprometida con la salud, el bienestar y la sostenibilidad, ‘Stand Up to Work’ fue un proyecto particularmente importante para nosotros”, dice John Haymaker, director de investigación de Perkins + Will. “Los resultados validan muchas de las decisiones de diseño de nuestro lugar de trabajo y proporcionan la prueba concreta de que los clientes están buscando soluciones de diseño”.

“Como operador del sistema de certificación Fitwel”, dice Abbie Watts, investigadora principal del Centro para el Diseño Activo, el estudio es una pieza importante de investigación en el campo del diseño del lugar de trabajo y contribuye al conjunto más amplio de investigaciones que establecen la conexión entre la salud y el diseño del entorno.

“La salud de cualquier organización depende de su activo más importante: sus empleados”, dijo Lynne Sullivan, directora de Steelcase Wellbeing Consultants. “Este estudio demuestra que estas estaciones de trabajo son una parte esencial de un lugar que considera el bienestar físico, cognitivo y emocional de su gente”.

El estudio publicado se puede descargar aquí; mientras que un resumen ejecutivo, que incluye una revisión de la metodología y las implicaciones derivadas de la investigación, también está disponible en este enlace.

Te interesa:


Cargando noticia...