Hay una parte de tus mensajes en la que probablemente no estás pensando lo suficiente: el cierre

Incrementa la respuesta de tus correos electrónicos finalizándolos de esta forma

incrementa-respuesta-correos-electronicos

©BigStock

Actualizado 29 | 06 | 2020 07:00

Email cierre

Como cualquier vendedor, relaciones públicas o empresario puede decirte, la velocidad a la que las personas abren y responden a tus correos electrónicos puede ser la diferencia entre acelerar tu carrera o desesperarte.

No es de extrañar que todos pasemos tanto tiempo obsesionados con las líneas de asunto, las frases exactas y la elaboración de la pregunta perfecta. Pero según una investigación de la compañía de software de correo electrónico Boomerang, hay una parte de tus mensajes en la que probablemente no estás pensando lo suficiente: el cierre.

La mayoría de nosotros soltamos un “Que vaya bien” o “Saludos” que creemos que suena agradable al final de nuestros correos electrónicos. Pero cuando Boomerang rastreó 350.000 correos electrónicos para ver cómo impactan los cierres en caso de que un mensaje reciba una respuesta, descubrieron que los cierres donde se expresó gratitud fueron decisivos para provocar una respuesta. Por lo tanto, simplemente terminar tu correo electrónico con una expresión de gratitud puede aumentar drásticamente la probabilidad de recibir una respuesta.

El increíble poder de la gratitud

¿Cuánto importa cerrar con un “Gracias”? Eso depende de con qué lo compares. Si anteriormente cerraste la sesión con un “¡Hasta luego, cocodrilo!”, cambiar a un “¡Gracias!” va a ser una mejora obvia. Pero incluso si cierras con algo estándar como “Saludos”, la diferencia podría sorprenderte.

“Los correos electrónicos en los que se detectó un cierre agradecido tuvieron una tasa de respuesta del 62%. Esto se compara con una tasa de respuesta del 46% para los correos electrónicos sin un cierre agradecido. El cierre con una expresión de gratitud se correlacionó con un aumento relativo del 36% en la respuesta promedio en comparación con el cierre de otra manera”, informa Boomerag.

“Gracias de antemano” tuvo la tasa de respuesta más alta de todos los cierres con 65,7%  de correos contestados. Mientras que los correos electrónicos que terminaron con un “Que vaya bien” estándar obtuvieron respuesta el 51,2 %.

Eso puede parecer un salto demasiado grande para ser creíble. Pero Boomerang también desenterró algunas investigaciones académicas para respaldar sus hallazgos. Un estudio realizado en 2010 por el profesor de Wharton, Adam Grant, y sus colaboradores, comparó las tasas de respuestas entre dos conjuntos de correos electrónicos similares pidiendo ayuda. Un grupo incluía un alegre “¡Muchas gracias!” mientras que el otro no. Los investigadores encontraron que los correos electrónicos agradecidos recibían el doble de respuestas.

Por supuesto, cerrar con gratitud no es apropiado para todos los correos electrónicos profesionales. Debes evaluar la situación, el estilo personal del destinatario y la relación particular entre vosotros. A veces “¡Muchas gracias de antemano!” puede parecer agresivo o demasiado alegre. Pero este estudio sugiere que no deberías ser tan rápido escribiendo un “Que vaya bien” sin pensar bien cuál será el cierre de tu correo.

Los cierres marcan la diferencia, y los cierres agradecidos parecen marcar la mayor diferencia de todas.

Me interesa

 


Cargando noticia...