Ya sea que comiences con un simple boletín informativo o saltes directamente al marketing por correo electrónico, puedes comenzar a aumentar tu ROI.

5 hábitos de marketing por correo electrónico que debes eliminar

©BigStock

Actualizado 09 | 06 | 2022 11:04

Email marketing errores

El correo electrónico tendrá otro año de récord: durante este año, se espera que la cantidad de correos electrónicos enviados y recibidos todos los días supere los 333 mil millones. Si aún no aprovechas este canal de comunicación tan popular y efectivo, no es demasiado tarde: puedes encontrar un buen proveedor de servicios de correo electrónico y comenzar a hacer crecer tu lista de clientes hoy.

Ya sea que comiences con un simple boletín informativo o saltes directamente al marketing por correo electrónico, puedes comenzar a aumentar tu ROI.

Pero, ¿y si has estado enviando correos electrónicos sin experimentar ningún cambio en tu ROI? Puede ser por algunos hábitos poco saludables adquiridos a lo largo del tiempo. Ten la seguridad de que eso nos sucede a todos; la buena noticia es que se pueden corregir fácilmente.

Hábitos de email marketing que deberíamos dejar atrás

  • Inconsistencia y falta de puntualidad. Es algo que las empresas hacen una y otra vez: enviar un par de correos electrónicos después de haber desaparecido durante meses. Esta es una forma segura de acabar con tus posibilidades de conectarte con las personas de una lista. Volver a las bandejas de entrada de los suscriptores después de una larga ausencia puede tener una variedad de consecuencias perjudiciales: es posible que algunas personas ni siquiera recuerden quién eres y, por lo tanto, se den de baja de inmediato; otras pueden irritarse e incluso reportar lo que envías como spam. Para generar compromiso, cumple con un cronograma, incluso si eso significa enviar un solo correo electrónico al mes.
  • Descuidar los correos electrónicos de bienvenida. Los correos electrónicos de bienvenida obtienen cuatro veces más clics que otros tipos de correos electrónicos, por lo que si no tienes uno preparado, te lo estás perdiendo. Lo que debes incluir en este correo podría ser cualquier cosa que creas que una audiencia encontraría útil, pero comenzar agradeciendo a las personas por suscribirse y luego presentarte brevemente es una base sólida. Además, incluye algunos enlaces útiles que lleven a las personas a tu página web: facilita que encuentren lo que buscan. Si puedes, enviar un recurso gratuito también causaría una excelente primera impresión (un libro electrónico, una breve lista de verificación, una infografía o un vídeo útil, etc.)
  • Una lista desactualizada. Construir una lista de correo electrónico saludable es el núcleo de un marketing efectivo. El envío a direcciones no válidas provoca rebotes. Una tasa de rebote superior al 2% es una señal de que no estás siguiendo las mejores prácticas y no pasará mucho tiempo hasta que tus correos electrónicos comiencen a ir a la carpeta de correo no deseado. Para evitar que esto suceda, valida tu lista al menos cuatro veces al año. Un servicio de verificación filtra los correos electrónicos no válidos junto con otros tipos de contactos de correo electrónico que te impiden llegar a las bandejas de entrada.
  • Reclamadores de spam: ¿los eliminas de inmediato?. Hablando de contactos riesgosos, los correos electrónicos abusivos pueden poner en peligro tu capacidad de entrega como ninguna otra cosa. Son el producto de personas que presionan el botón «marcar como spam» regularmente y empañan tu reputación como remitente. Más de una denuncia de spam por cada 1.000 correos electrónicos enviados es una señal de alarma. ¿Qué puedes hacer? Primero, elimina estos contactos inmediatamente y asegúrate de no volver a enviarles un correo electrónico. Además, algunos verificadores de correo electrónico pueden detectar estas direcciones en una lista, lo que te brinda la oportunidad de eliminarlos antes de que se quejen. Es posible que pierdas algunos suscriptores, pero ten la tranquilidad de saber que tu contenido no será denunciado injustamente.
  • Pruebas insuficientes. Siempre es emocionante cuando presionas «enviar» en un nuevo correo electrónico, pero presionar y ver el estado «entregado» en realidad no significa que fue a las bandejas de entrada de tus suscriptores. Es muy posible que se haya enviado a su carpeta de correo no deseado, lo que resultó en una participación deficiente y un desperdicio de recursos. La forma más efectiva de abordar esto es probar los correos electrónicos para asegurarte de que tengan la mejor capacidad de entrega. Una vez que hayas verificado que se procesan correctamente en todos los dispositivos, considera probar dónde aterrizan con proveedores populares (muchas de las mismas compañías de verificación también brindan este servicio) como bandeja de entrada o correo no deseado. Lleva poco tiempo y puede marcar una gran diferencia en las tasas de participación.

Me interesa


Cargando noticia...