La retroalimentación es crítica para nuestra mejora y progreso profesional

Cómo expresar críticas constructivas de forma remota, sin hundir la moral de los empleados

expresar-criticas-constructivas-forma-remota-empleados

©BigStock

Actualizado 04 | 05 | 2020 07:00

ROI redes sociales

A medida que el mundo se adapta a la pandemia del COVID-19, más empleados trabajan desde casa. La comunicación digital sustituye las interacciones cotidianas, lo que nos obliga a repensar cómo trabajar eficazmente con nuestros equipos, incluida la forma en que brindamos los comentarios y críticas.

La paradoja de la retroalimentación

La retroalimentación es crítica para nuestra mejora y progreso profesional. No hace falta decir que cuando las personas prosperan, los equipos también prosperan. Pero, como resultado, a la mayoría de nosotros no nos gusta repartir críticas. Nos preocupa ofender a nuestros colegas o dañar su moral.

El aspecto paradójico de la retroalimentación negativa se reduce a este sentimiento: aunque a la mayoría de las personas no les gusta darla, sí quieren recibirla. De hecho, un estudio publicado por Harvard Business Review encontró que más personas prefieren la retroalimentación correctiva (57%) al elogio o el reconocimiento (43%). Esto se debe principalmente a que las personas creen que la retroalimentación negativa sirve más para mejorar su desempeño que la retroalimentación positiva.

Como CEO, durante estos tiempos extraordinarios, algunas cosas inevitablemente las pasarás por alto, como la “happy hour” semanal del equipo o las charlas casuales con compañeros, pero lo único que no puedes permitirte pasar por alto es la retroalimentación.

Con eso en mente, aquí hay algunas estrategias respaldadas por expertos para enviar comentarios de forma remota.

Establece registros frecuentes y casuales

No hay discusión: el trabajo remoto carece de la misma conexión humana que el entorno de oficina.

Incluso las interacciones aparentemente insignificantes, como las reuniones casuales y los chats, ayudan a allanar el camino para una comunicación abierta y comentarios honestos. Verificar regularmente con tu equipo (por chat, llamada o correo electrónico) puede ayudarte a mantener esa conexión. También puede ayudarte a superar problemas comunes de retroalimentación.

La investigación muestra que los CEOs a menudo inadvertidamente endulzan sus críticas, lo que las hace menos útiles que la retroalimentación directa. Además, los mismos investigadores descubrieron que los CEOs ni siquiera se dan cuenta de que están endulzando sus críticas. Tienden a ver sus comentarios más duros que los empleados en el extremo receptor.

Para combatir esta tendencia, asegúrate de seguir dando comentarios con frecuencia, lo que se ha demostrado que te hará ser más preciso. Cuando llegue el momento de entregar un mensaje más cargado de emociones, tu colega y tú ya habréis establecido una buena relación y confianza mutua. Por lo tanto, es más probable que seas honesto, incluso si te duele.

Los controles casuales y continuos también evitan futuros contratiempos, que son una mayor responsabilidad en situaciones de trabajo remoto. Como escribe la directora ejecutiva global Sabina Nawaz en Harvard Business Review, “una guía de rendimiento pequeña y frecuente evita las correcciones importantes en el futuro y permite que todos permanezcan sincronizados a pesar de la distancia y el cambio diario”.

Utiliza la empatía

Antes de hablar sobre el último trabajo de tu colega, recuerda que un poco de empatía puede ser de gran ayuda para establecer la confianza. Dado que tu empleado virtual quizás no pueda leer tu tono o lenguaje corporal, establecer esta confianza y seguridad mutuas ayudará a que tu mensaje sea más agradable.

Teniendo esto en cuenta, es posible que te preguntes cómo puedes mostrar una empatía genuina sin parecer poco sincero, o peor, haciendo cumplidos y metiendo críticas en medio. Trata de utilizar las mismas bromas que usarías en la oficina. Comienza con una pequeña charla, usa un tono tranquilo y moderado y, si corresponde, felicita a tu colega por su trabajo.

La fundadora de Thrive, Arianna Huffington, recomienda hacer una pausa para reflexionar de antemano, diciendo: “si estás estresado o apurado, es más probable que envíes comentarios sin compasión o empatía, incluso sin tener intención”.

La clave es hacerles saber que estás de su lado, incluso si tienes que abordar algo que podrían hacer mejor.

Elige el vídeo para la información confidencial

Si alguna vez recibiste un mensaje de texto y tardaste un tiempo en lograr interpretarlo, estarás de acuerdo en que un mensaje puede leerse de innumerables maneras.

Es por eso que cuando llega el momento de enviar comentarios constructivos de forma remota, una videollamada es la mejor alternativa a las reuniones presenciales. Mientras que las señales visuales como el lenguaje corporal y las expresiones faciales se pierden en las llamadas de voz, la videoconferencia mantiene esos comunicadores cruciales y no verbales. Los estudios de investigación han encontrado que las videollamadas son tan efectivas como las reuniones en persona, siempre y cuando enmarques el vídeo para capturar tu lenguaje corporal, no solo tus expresiones faciales.

Recuerda que la mayoría de nosotros estamos en el mismo barco. Si muestras a tus colegas un poco de empatía, es probable que estén felices de devolver el gesto.

Me interesa


Cargando noticia...