El 29% de los usuarios tiene posibilidades de contener un software malicioso en su ordenador personal.

5 recomendaciones para evitar los ciberataques en las redes wifis domésticas

©BigStock

Actualizado 28 | 04 | 2022 11:13

Wifi segura

Con la consolidación del teletrabajo, la red wifi de los hogares se ha convertido en uno de los objetivos más suculentos para los ciberdelincuentes. Actualmente a través de las redes inalámbricas domésticas los ciberatacantes ponen el foco en dos cuestiones: acceder a la información personal de los usuarios y, a su vez, aprovechar la falta de seguridad para, a través de las conexiones domésticas, colarse en los servidores de las empresas y organizaciones.

En este contexto, según el Informe Global de Riesgos de PC de Avast, un 29% de los usuarios tiene probabilidades de contener un software malicioso en su ordenador personal.

Para hacer frente a esta situación es importante que los usuarios conozcan cómo es posible proteger las redes wifi de sus hogares. Para ello, desde ANOVO señalan 5 recomendaciones para evitar los ciberataques a través de redes domésticas:

  • Cambiar la contraseña del router a menudo. Es recomendable cambiar la contraseña de nuestras redes inalámbricas cada 3 meses. Con esto se evita que los atacantes que puedan conocer las contraseñas por defecto tomen el control de nuestra red. Asimismo, es conveniente utilizar por lo menos 16 caracteres para crear una contraseña segura, así como usar combinaciones de mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales. También es recomendable introducir datos que no sean personales o deducibles.

  • Mantener oculto el nombre de la red (o SSID). Configurar las redes WIFI en modo oculto puede ser de gran ayuda para no aparecer en las listas de las WIFI que aparecen de forma automática en la búsqueda de redes inalámbricas. De esta manera, el dueño de la red tendrá el control total de las personas que se conectan a su router.

  • Apagar la WIFI cuando no se use. Deshabilitar la red inalámbrica cuando no está en uso cierra cualquier oportunidad posible de recibir un ataque. De esta manera, se evitará que los hackers puedan acceder a nuestra WIFI mientras estamos ausentes.

  • Limitar la potencia de emisión de las antenas. Es posible gestionar la potencia emitida por las antenas para bajar el porcentaje de nivel de señal. Con ello, dispondremos de una potencia suficiente para usar nuestros dispositivos en casa, pero será muy difícil que fuera del núcleo llegue la señal, de forma que los ciberdelincuentes tendrán más dificultades para localizar y tener acceso a nuestra red.

  • Utilizar el cifrado WPA2. Es posible cambiar el cifrado desde  la configuración de la conexión del router y es altamente recomendable activar el cifrado WPA2, puesto que es el sistema más seguro conocido a día de hoy. Si por algún motivo nuestro dispositivo no es compatible con este cifrado, se debe usar el cifrado WPA. Para afianzar la seguridad del WIFI, se recomienda evitar el cifrado WEP, un sistema de protección obsoleto.

Me interesa

Etiquetas Ciberataqueswifi

Cargando noticia...