Uno de los mayores errores que puedes cometer en tu primer año es no buscar el apoyo de los demás

4 errores que sabotean a los emprendedores de primer año

©BigStock

Actualizado 26 | 04 | 2021 09:21

Emprendedores errores

Hay un patrón de cuatro errores que se repite en el proceso de emprendimiento durante el primer año. Estos errores ralentizan el crecimiento e impiden ganar tracción a los emprendedores, y para la mayoría, son contrarios a la intuición y van en contra de lo que sus instintos les están diciendo.

Estos son los cuatro errores cruciales que debes evitar al lanzar y hacer crecer tu negocio durante el primer año.

No elegir un nicho bien definido

Como emprendedor, puedes dudar en elegir un nicho estrecho por miedo de limitarte. Sin embargo, no te estás limitando eligiendo un nicho; te estás limitando al negarte a hacerlo.

Por ejemplo, si eres un profesional independiente o un consultor, aquí hay algunas cosas positivas que suceden cuando eliges un nicho estrecho:

  1. Mejoras en la venta de tu servicio porque estás lanzando lo mismo una y otra vez.
  2. Generas reseñas y testimonios más rápido para el servicio que ofreces.
  3. Dado que cada proyecto es similar, puedes crear plantillas, procedimientos operativos estándar (SOP) y otras herramientas para optimizar tus procesos y poder completar más trabajo en menos tiempo.

Elegir un enfoque bien definido es beneficioso para todas las empresas, no solo para las basadas en servicios. Comenzar con un nicho estrecho no te limita en el futuro y te ayuda a ganar tracción para comenzar.

No buscar ayuda y apoyo

El espíritu empresarial puede ser difícil y aislante, pero hay formas de obtener ayuda. Uno de los mayores errores que puedes cometer en tu primer año es no buscar el apoyo de los demás. Puedes encontrar ayuda (y apoyo moral) en foros online, sitios web y contratando a un entrenador o mentor.

También puedes encontrar excelentes comunidades en grupos de Facebook centrados en el espíritu empresarial. Hay muchos buenos grupos de nicho que son completamente gratuitos, y los puedes encontrar buscando por las palabras clave de tu industria.

Algunos cursos tienen grupos privados de estudiantes en Facebook y a menudo vale la pena pagar el precio del curso para acceder a estas comunidades. Dado que se requiere una inversión para entrar, las discusiones tienden a ser de alto nivel y presentan a emprendedores con mayores ganancias y más experiencia. Si eres un proveedor de servicios, es posible que incluso encuentres clientes potenciales.

Independientemente de cómo elijas obtener ayuda y apoyo, no es necesario que te enfrentes a esto solo. Lo más probable es que otros empresarios hayan experimentado exactamente los problemas con los que estás lidiando. En lugar de intentar reinventar la rueda, busca ayuda y pídeles consejo.

No colaborar con tu competencia

Hay una forma más en la que puedes obtener ayuda y apoyo. Como nuevo emprendedor, debes buscar formas de colaborar con tus pares y competidores de la industria.

Supón que hay una gran empresa en tu nicho que ves como un competidor. Puedes enviarles un correo electrónico preguntando si puedes escribir para su blog. Es posible que te digan que sí; de esta forma ambos os beneficiaríais. Ellos consiguen contenido gratuito para su web y tú te expones a su audiencia. La ley de reciprocidad es poderosa.

Estar ocupado pero no ser productivo

Este error es común entre los empresarios que dejaron un trabajo para dedicarse a su propio negocio. En la mayoría de los trabajos, se te asignan tareas y trabajas una determinada cantidad de horas al día. Ahora, como emprendedor, depende de ti elegir las tareas y decidir tus horas de trabajo. Por eso es importante priorizar bien, concentrarte en las tareas más importantes y reconocer la diferencia entre estar ocupado y ser productivo.

Por ejemplo, si envías una propuesta por correo electrónico a un cliente potencial y luego actualizas tu bandeja de entrada 100 veces mientras esperas ansiosamente un respuesta, estás «ocupado», pero no eres productivo en absoluto. Es mejor buscar más clientes potenciales para lanzar. Encontrar y presentar una propuesta a un cliente potencial más puede llevarte 20 minutos, pero puede marcar la diferencia para tu negocio.

Cada día, pregúntate: «¿Qué es lo más impactante que puedo hacer hoy?» Entonces hazlo primero. Si haces esto todas las mañanas, cinco días a la semana, superarás a la competencia en tu nicho. Muchos emprendedores de primer año se ven atrapados en un trabajo ajetreado; se obsesionan con su logotipo o cambian el lema de su página web 10 veces. Concéntrate en las tareas generadoras de ingresos y de crecimiento empresarial a primera hora de la mañana, y te irá mucho mejor.

Cuanto más rápido puedas cambiar tu forma de pensar para centrarte en los logros y los resultados en lugar del tiempo invertido, mejor. Sé productivo, no solo activo. Si sigues los pasos anteriores, evitarás los errores comunes que descarrilan a muchos emprendedores para que puedas aumentar tus ingresos más rápido, darte a conocer en tu nicho y posicionarte para el éxito a largo plazo.

Me interesa

 


Cargando noticia...