Guía paso a paso para crear una narrativa de marca

Cómo construir la narrativa de tu marca

©BigStock

Actualizado 23 | 03 | 2021 09:11

Narrativa marca

La narración de historias es una buena forma para que las marcas se conecten con sus clientes. Hoy en día, las marcas más destacadas utilizan la narración de historias para transformar su identidad y mejorar su posición en el mercado. Cada vez son más las empresas que comprenden la importancia de la narrativa de marca para el crecimiento.

Entonces, ¿qué es una narrativa de marca y cómo se construye una? A continuación, te guiaremos en la creación de una historia de marca convincente que atraerá a tus clientes objetivo.

¿Qué es una narrativa de marca?

Una narrativa de marca es una historia que se relaciona con los valores, los comienzos y los objetivos de tu empresa. La historia puede ser sobre por qué comenzaste tu empresa o el viaje hacia cómo se fundó la empresa. Una narrativa de marca también puede referirse a un proyecto que llevaste a cabo y que se convirtió en un negocio rentable.

La narrativa es más grande que tú y la empresa. Reverbera con tus clientes y empleados, cultivando la lealtad entre ellos y creando una comunidad detrás de tu marca. Dicha comunidad aboga por tu marca y respalda tu empresa, respaldando tu historia.

¿Por qué es importante la narrativa de marca?

Según la ciencia, hay un gran poder detrás de la narración. El cerebro humano procesa las historias y las emociones y sentimientos detrás de estas historias. Al conocer una historia y cómo afectó a los personajes, las personas pueden sentir empatía.

Las historias crean una conexión emocional con los personajes que, cuando se utilizan, pueden convertirse en confianza y lealtad. Este concepto se utiliza en las narrativas de marca en las que las empresas convierten la confianza y la lealtad en ingresos.

Según las estadísticas, los clientes que confían en tu marca tienen el doble de probabilidades de comprar los productos recién lanzados de tu marca. Por eso es esencial aprender a crear una narrativa de marca única para tu negocio.

Si nunca antes has pensado en una historia de marca para tu empresa, a continuación encontrarás una guía paso a paso sobre cómo crear una narrativa de marca:

Comienza con la razón detrás de la fundación de tu empresa

Al crear una narrativa de marca, comienza siempre con la razón por la que estás en ese negocio. Por ejemplo, ¿por qué estás en el negocio de la ropa deportiva? ¿Qué te atrajo de ese mercado?

Estas son algunas preguntas que te ayudarán a crear una historia única:

  • ¿Por qué existe mi empresa?
  • ¿Cuál fue el motivo de mi idea empresarial?
  • ¿Cuál es la misión y el objetivo de mi empresa?
  • ¿Cómo contribuye mi empresa a la sociedad?

Piensa en el propósito detrás de tu empresa y la historia detrás de ella. Da un paso atrás y recuerda la pasión que tenías al unirte a tu industria. Si comenzaste el negocio para resolver un problema particular en el mercado, conviértelo en la historia de tu marca.

Ningún cliente te compra para que tu empresa pueda generar ingresos. La mayoría de los consumidores compran productos por necesidad o para facilitarles la vida. Tu trabajo como líder de un negocio es asegurarte de que tus productos y servicios «toquen» la vida de tus clientes.

La historia de tu marca también podría referirse a las contribuciones que tu empresa está haciendo al mundo. Si un porcentaje de tus ganancias financia una ONG o una organización benéfica, podrías convertir eso en una historia. Las personas quieren ser parte de una comunidad de marcas donde puedan ver la pasión.

Conoce tus productos y servicios

Tus productos y servicios también deben encajar en la historia de tu marca. Una narrativa sin relación con el producto podría atraer a una base de seguidores con pocas o ninguna venta.

No se puede vender un producto si no se sabe todo sobre él. Hazte las siguientes preguntas para determinar cómo encaja tu producto en tu narrativa:

  • ¿Cómo he fijado el precio de mi producto?
  • ¿La calidad coincide con el precio?
  • ¿Qué problemas resuelve mi producto?
  • ¿Cómo le hace sentir mi producto al consumidor?
  • ¿Cuál es la diferencia entre mi producto y el de mi competencia?

Entre la narrativa de tu marca y tu producto no debe haber una desconexión. Por ejemplo, si tu narrativa trata sobre cómo comenzaste una empresa de salsa de tomate en la cocina de tu abuela con ingredientes frescos directamente de su huerto pero vendes una versión industrial de la salsa inicial, tu historia y tu producto no coinciden. Si la historia de tu empresa y el producto actual no coinciden, los consumidores tendrán un problema con tu marca.

Conoce a tu público objetivo

Antes de crear una historia, debes conocer a tu audiencia. Saber con quién estás hablando es un aspecto esencial para crear una narrativa de marca. Conocer las frustraciones, pasiones y puntos débiles de tu audiencia ayudará a que la historia se adapte a sus vidas cotidianas.

A continuación, incluimos cuatro preguntas que debes hacerte para conocer mejor a tu audiencia:

  • ¿Para quién está hecho este producto?
  • ¿Quiénes son mis clientes actuales?
  • ¿Qué les gusta a mis clientes de mi producto?
  • ¿Qué pasa si el consumidor no compra mi producto?

Concretar tu cliente objetivo puede ser un proceso estresante. Sin embargo, te ayuda a crear una narrativa de marca que resuene con tus clientes ideales. La mayoría de los líderes de nuevos negocios intentan hacer un producto que agrade a todos los clientes en lugar de apegarse a su consumidor objetivo.

No puedes ser todo para todos. Dirigirte a todos los consumidores conduce a una baja tasa de satisfacción del cliente y puede desanimar a los clientes ideales.

Si tienes problemas para tratar de contentar a todos los clientes, comienza por escribir tus valores. Piensa en todos los valores con los que resonaría tu consumidor ideal. La mayoría de los consumidores prefieren comprar productos de marcas con valores y una buena historia de fondo.

Mantén una narrativa simple

Haz de tu historia una narrativa continua y no una conclusión. La historia también debería comprender las emociones de los consumidores.

Si no puedes comunicar la narrativa de tu marca en una oración, no has podido crear una buena historia. Las grandes marcas tienen historias de marca sencillas pero claras.

Una narrativa de marca de una sola frase puede caber en el envoltorio de tu producto, haciendo que el marketing sea un proceso más fácil. Hoy en día, las empresas de packaging han ayudado a miles de marcas a comunicar sus valores y misiones fundamentales a los consumidores a través de sus productos.

Me interesa

 

Etiquetas MarcaStorytelling

Cargando noticia...