La práctica hace la perfección, así que cuando comiences, haz un vídeo de prueba y tómate un tiempo para verlo

5 tipos de vídeos para contar una historia y atraer a los espectadores

tipos-videos-contar-historia-atraer-espectadores

©BigStock

Actualizado 09 | 09 | 2020 07:00

Tipos de vídeo

El vídeo es una de las formas más fáciles de crear contenido atractivo que brinda a tu audiencia una conexión instantánea con tu negocio. El truco, sin embargo, es asegurarte de que tu vídeo realmente cuente una historia y mantenga a tu cliente mirando. Afortunadamente, hay algunos trucos para asegurarte de realizar un vídeo interesante y convincente para tu empresa.

Tipos de vídeo

  1. El vídeo explicativo o instructivo para pequeñas empresas: Lo más probable es que hayas basado tu empresa en tu experiencia en un área o industria en particular. Un vídeo explicativo o instructivo es una forma rápida de crear contenido al compartir tu conocimiento sobre un tema que conoces bien. Eres convincente porque el público llega con un objetivo claro: aprender una nueva habilidad o información. Una cosa importante a tener en cuenta al grabar un vídeo instructivo es mantener las manos libres si las necesitas mientras mantienes lo que estás haciendo en la toma. Conseguir un buen trípode puede ser de gran ayuda.
  1. El vídeo detrás de escena: Una de las grandes fortalezas del vídeo es la capacidad de atraer a una audiencia y mostrarles algo que nunca antes habían visto. Para tu empresa, te brinda la oportunidad de personalizar tu negocio. Ir detrás de escena para mostrar a las personas que hacen que todo sea posible, y mostrar el arduo trabajo que realizan, hace que sus empleados se sientan especiales y que tu audiencia te conozca mejor que nunca. Con un vídeo detrás de escena, asegúrate de contar una historia específica con un comienzo, un medio y un final. Ten en cuenta que con las cosas que para ti pueden ser cotidianas, puedes crear contenido atractivo para tus espectadores.
  1. El vídeo en vivo: Facebook, Snapchat, Instagram, etc. tienen funciones de vídeo en vivo. Este tipo de vídeo puede ser una narración extremadamente convincente porque permite que tu audiencia sienta la prisa de estar presente en un evento que de otra manera se perderían. Tu próxima oportunidad de vídeo en vivo podría ser un evento que tu pequeña empresa esté organizando o un hito como enviar tu pedido número 1.000. Por simple que parezca, la clave de un buen vídeo en vivo es asegurarte de que haya una buena razón para que sea en vivo. Si es algo por lo que entusiasmarse, tu audiencia compartirá esa emoción.
  1. La historia personal: El viejo dicho de que “la gente compra a la gente” es una de las principales razones por las cuales el vídeo es una herramienta de marketing tan efectiva. Te permite acercarte y ser personal. Si algo sobre tu producto o servicio tiene una historia personal adjunta, considera hacer un vídeo al respecto y compartirlo con tu audiencia.
  1. El vídeo de testimonios de clientes: Los testimonios de clientes son algunos de los contenidos más convincentes que puedes presentar para aquellos que piensan tomar una decisión de compra, y el vídeo permite a tu audiencia ver a las personas detrás de las palabras. También hace que tus clientes se sientan un poco como una celebridad, lo que hace que sea más fácil convencerlos de que participen.

Consejos rápidos sobre la preparación de tu vídeo

Equilibrar la preparación y la improvisación en el vídeo de tu empresa es clave para obtener el tono correcto. No quieres sonar demasiado ensayado y robótico. Pero tampoco quieres divagar o dar la impresión de que no sabes de qué estás hablando.

Las diferentes técnicas funcionarán para personas diferentes; después de todo, todos tenemos diferentes estilos de aprendizaje y de recordar las cosas. Si se trata de un vídeo tipo monólogo frente a la cámara, planifica un comienzo, un medio y un final, y puedes escribir viñetas para los puntos clave que deseas tocar. Si es necesario, escribe algunas frases o términos que quieras asegurarte de cubrir.

La práctica hace la perfección, así que cuando comiences, haz un vídeo de prueba y tómate un tiempo para verlo. Mejor aún, míralo con alguien para que puedas discutirlo con una perspectiva externa. Haz los ajustes necesarios e inténtalo de nuevo.

No puedes arreglar todo de una vez, mejorarás a medida que lo sigas practicando. Sé paciente y trabaja en una cosa a la vez.

Recuerda también que una cámara graba la luz. Una buena iluminación es la mejor manera de hacer que un vídeo se vea más profesional. Tómate el tiempo para jugar con la iluminación disponible en tu entorno de disparo y recuerda que una buena luz natural es casi siempre el camino a seguir.

Te interesa

 


Cargando noticia...