Tan relevante para el éxito de la acción es la plataforma de distribución como que en esta se encuentre el target de la marca

¿Qué preguntas debe hacerse una marca para que su estrategia de videomarketing funcione?

estrategia-videomarketing-funcione

©BigStock

Actualizado 09 | 09 | 2020 07:00

Videomarketing

El auge del vídeo es imparable. Por ello, no es de extrañar que las empresas hayan dirigido su mirada hacia este formato y lo estén integrado en sus estrategias de marketing con el objetivo de atraer compradores. 

Todos los expertos indican que para que las organizaciones saquen el mayor partido al videomarketing, deben antes plantearse unas cuestiones básicas.

“El vídeo marketing ha crecido notablemente gracias a Internet y a las redes sociales, pues es la manera ideal de conectar con las nuevas generaciones de forma rápida y directa para promocionar una marca, servicio o producto”, afirma Kevin Geets, CEO de Madzuli Agency. De hecho, hoy en día, los tuits con contenido audiovisual tienen tres veces más respuestas y retuits que aquellos que no lo incluyen. “Sin embargo, y aunque cada vez más empresas incluyen este tipo de contenidos en su estrategia de marketing, no todo vale”, matiza el experto.

De este modo, y con el objetivo de garantizar el éxito de la comunicación, recordamos que uno de los primeros pasos es que la marca defina el objetivo de esta acción. Éste puede ser atraer más tráfico a la web, mejorar el conocimiento de la marca entre el público objetivo o generar conversiones. Una vez definido el objetivo, el siguiente paso es saber en qué plataforma centrarse. Si bien es cierto que YouTube es la plataforma de vídeo por excelencia- cada día se visualizan 1.000 millones de horas de vídeo-, su uso solo tendrá sentido si la empresa quiere dirigirse a su perfil de usuario: un público principalmente joven. Esto significa que, antes de decidirse por una plataforma u otra, es recomendable que la marca identifique cuál es su target para elegir aquella en que se encuentre su audiencia. Solo así se asegurará de que la estrategia funciona.

Una vez elegida la plataforma es importante saber qué tipo de contenido funciona con esta audiencia. Para ello, es importante hacer una escucha activa de qué es lo que le gusta, preocupa y cuáles son sus necesidades para identificar temas con los que el usuario se siente identificado, que le resulten útiles o que le provoquen una respuesta emocional. Además, al igual que ocurre con el lenguaje escrito, el audiovisual debe adaptarse al perfil de la audiencia. No es lo mismo que la empresa quiera centrar su mensaje en jóvenes estudiantes de instituto que en ejecutivos de grandes empresas. 

Con estas premisas, hay que empezar por buscar ideas que respeten los valores de la marca y que atraigan al usuario con el fin de que comparta nuestro contenido. Todo sin olvidar que la popularidad de los vídeos radica en que sea atractivo, fácil de consumir y compartir.

Por último, pero no por ello menos relevante, la marca ha de definir la estrategia de difusión: hay que crear contenido, pero también hacer que tenga visibilidad. Para conseguir el mayor número de visualizaciones posible y dotar de una gran viralidad al vídeo, la marca deberá localizar los posibles términos de búsqueda y posicionarlo en base a esas palabras clave. En este sentido, otra clave es optimizar las posibilidades de utilizarlo en el plan global de marketing de la marca.

“El videomarketing permite dar visibilidad a productos y servicios con contenido más entretenido y visual que facilita que el usuario recuerde tu marca. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los vídeos y plataformas son válidos para todas las empresas o todos sus públicos.

Me interesa


Cargando noticia...