Los vídeos de YouTube pueden agregar un valor significativo a tu página web al facilitar que los clientes potenciales encuentren tu contenido, retengan información clave y conozcan mejor tu marca.

Cómo agregar vídeos de YouTube a tu página web: una guía paso a paso

©BigStock

Actualizado 22 | 10 | 2021 09:31

Añadir vídeo Youtube en página web

El vídeo agrega valor a tu página web, y los vídeos correctos pueden ayudar a generar un mayor tráfico y conversión. Como señaló Forbes, los usuarios retienen el 95% del mensaje cuando ven vídeos en comparación con solo el 20% cuando ven texto, lo que hace que el vídeo sea un excelente punto de partida para agilizar la conexión con posibles clientes.

¿Tu mejor apuesta para los vídeos? YouTube. Con más de dos mil millones de usuarios al mes, no sorprende que la plataforma sea utilizada por casi el 90% de los especialistas en marketing para impulsar el interés de los usuarios. ¿Estás listo para aprovechar el vídeo en tu página y capturar el creciente mercado de YouTube? Aquí tienes una guía paso a paso.

Los beneficios de agregar vídeos a tu página web

El vídeo gobierna el mercado de los medios digitales, pero la popularidad por sí sola no es suficiente para impulsar la adopción generalizada. En la práctica, los vídeos de YouTube tienen beneficios clave para tu sitio, que incluyen:

  • Compromiso del usuario mejorado. Como se señaló anteriormente, los visitantes de tu página retienen más información cuando ven vídeos que cuando leen texto. Esto hace posible impulsar una mayor participación de los usuarios mediante la creación de contenido atractivo que recordarán mucho después de que abandonen tu página y, con suerte, los traerán de regreso. YouTube también incorpora funciones para aumentar la participación, como opciones para compartir y listas de reproducción.
  • Frustración del usuario reducida. Si los usuarios tienen que desplazarse por paredes de texto solo para encontrar los conceptos básicos de tu marca o comprender tu propuesta de valor, es probable que no se queden mucho tiempo. Un vídeo de YouTube proporcionará un resumen rápido de tu página tan pronto como lleguen los usuarios.
  • Narración simplificada. ¿Cuál es tu historia? ¿Qué te diferencia de la competencia? Esto es lo que quieren saber los clientes potenciales. Si bien los anuncios publicitarios de texto bien escritos pueden dar una idea general de lo que tratas, no tienen el mismo impacto que las historias en vídeo que muestran tu propósito y pasión.
  • Mayor conexión con la marca. El marketing orgánico es ahora una parte fundamental del éxito empresarial. Los compradores quieren comprar productos de marcas y personas en las que confían. Los vídeos ofrecen una forma de conectarte con los visitantes cara a cara y ayudan a personalizar y humanizar tu marca desde el primer momento en que llegan los visitantes.

Mejores prácticas para agregar vídeos a tu página web

Si bien los vídeos ofrecen ventajas para capturar y mantener el interés de los usuarios, existen varias prácticas recomendadas que debes tener en cuenta para garantizar que tus vídeos tengan el máximo impacto.

  • Mira el tamaño de tu archivo. Cuando se trata de ver vídeos de YouTube en tu página web, tienes dos opciones: vincular o insertar. La vinculación a vídeos significa que los usuarios deben abandonar tu página para ver el contenido, mientras que la inserción permite a los usuarios ver el video en tu página. Aunque la incrustación es mejor para la participación, vale la pena considerar el tamaño del archivo de tu vídeo: cuanto más grande es tu archivo de vídeo, más ancho de banda requiere para mostrarse en los dispositivos del usuario, lo que a su vez puede ralentizar la experiencia del usuario. Siempre que sea posible, más pequeño y más corto es mejor.
  • Mira el vídeo completo. Ya sea que estés incrustando un vídeo de YouTube que hayas hecho o uno de otro creador, asegúrate de ver el vídeo completo antes de publicarlo en tu página. Si contienes información que no es relevante o procesable de inmediato, considera vincularla en lugar de incrustarla.
  • Comprueba la longitud. Verifica siempre la duración de tus vídeos. ¿Por qué? Si insertas algo más de unos pocos minutos en tu página de inicio, la mayoría de los usuarios no se quedarán para ver el final. Puedes recortar el vídeo y luego incrustarlo o vincularlo con una pequeña descripción para los usuarios interesados.
  • Considera la reproducción automática con cautela. Es posible que los vídeos se reproduzcan automáticamente cuando los visitantes lleguen a tu página. Este es un tema polémico: algunos usuarios se oponen vehementemente a la reproducción automática e inmediatamente abandonarán tu página. A otros no les importa si el vídeo ofrece información inmediata y útil. Una opción aquí es crear un vídeo de reproducción automática pequeño y silencioso que proporcione información básica de la marca sin exigir la atención del usuario. ¿Vale la pena señalarlo? La reproducción automática consume datos sin el permiso del visitante, lo que puede resultar costoso para los usuarios de dispositivos móviles. Elige cuidadosamente.

Cómo agregar vídeos de YouTube a tu página web

  1. Dirígete a YouTube y busca el vídeo que deseas añadir.
  2. Haz clic en Compartir en la parte inferior derecha de la pantalla. Te saldrá un menú emergente donde puedes elegir si deseas el código de vídeo incrustado o simplemente deseas compartir el enlace en redes sociales.
  3. Selecciona la opción Insertar en el extremo izquierdo. Se te dará un fragmento de código HTML, que pegarás en la página de tu página web para incrustar el vídeo de YouTube.
  4. Copia el código HTML que se muestra y vuelve a la plataforma de tu página web. Para facilitar las cosas, YouTube ofrece un botón Copiar que copiará el código directamente a tu portapapeles.
  5. Dependiendo de la plataforma de alojamiento de tu página web, los pasos para pegar tu código de inserción HTML serán diferentes. Si estás usando WordPress, por ejemplo, abre la publicación o página donde deseas incrustar el vídeo y luego selecciona Texto en el lado derecho.

Luego, publica tu código HTML y selecciona Actualizar. Cuando vuelvas a navegar a la publicación o página, verás el vídeo incrustado.

Si prefieres no molestarte con HTML, también puedes simplemente copiar y pegar la URL del vídeo en tu editor visual de WordPress. Este proceso comienza de la misma manera que el enfoque HTML: busca tu vídeo en YouTube y haz clic en Compartir. Luego, dirígete a tu página de WordPress y pega tu URL directamente en el propio editor. WordPress convertirá automáticamente el enlace en un vídeo incrustado.

Los vídeos de YouTube pueden agregar un valor significativo a tu página web al facilitar que los clientes potenciales encuentren tu contenido, retengan información clave y conozcan mejor tu marca.

¿La advertencia? No es suficiente con publicar un vídeo; para obtener el máximo valor de tus esfuerzos de marketing visual, tómate el tiempo para revisar y seleccionar tu contenido antes de publicarlo para lograr el máximo impacto.


Cargando noticia...