Practicar nuevas rutinas puede ser un poco abrumador al principio, pero una vez que cojas el ritmo, es posible que se abran nuevas perspectivas.

¿Nuevo en ser CEO? Cómo mantenerte productivo y enfocado

©BigStock

Actualizado 13 | 08 | 2021 11:43

Productividad CEO

Los CEO siempre tienen que pensar en cómo llevar a sus empresas hacia el crecimiento y el éxito y, al mismo tiempo, manejarse a sí mismos con sus vidas y compromisos personales. Al igual que con todos los demás, los CEO necesitan tiempo para pensar detenidamente en las decisiones y luego ejecutar las acciones y deberes que convierten esas decisiones en realidades.

Si has estado luchando con tu productividad como un nuevo CEO, aquí hay tres consejos que pueden ayudare a mantenerte encaminado.

No pierdas tiempo en las reuniones

Puede que seas el CEO, pero las decisiones que tomes tenderán a involucrar también a tu equipo ejecutivo, por lo que es probable que ya estés acostumbrado a tener reuniones.

Cualquier CEO experimentado podría darte el mismo consejo: minimiza tus reuniones y la duración de cada una. No establezcas reuniones que no tengan un plan. O no las programes por más de 15 minutos. Esto mantendrá a los asistentes enfocados en el tema relevante.

Con demasiada facilidad, las reuniones pueden desviarte del rumbo y convertirse en eventos de socialización en miniatura. Si no hay un plan establecido de antemano, o si una reunión está perdiendo su utilidad lentamente a medida que la gente se relaja demasiado, podría ser el momento de suspender la sesión.

El tiempo que ahorras al hacer esto podría marcar la diferencia en tu semana laboral.

Elimina interrupciones

Así como limitar el tiempo que pasas en las reuniones puede ayudarte a ser más productivo, también puedes bloquear activamente las distracciones mientras trabajas.

Sabes que los directores ejecutivos necesitan estar disponibles para las personas en todos los sitios todo el tiempo, pero a veces, necesitan un bloque de tiempo para sí mismos para lograr un objetivo determinado.

Los problemas que surjan mientras tanto te estarán esperando para cuando hayas terminado, pero aunque sea solo por una hora o dos, si necesitas detener todas las notificaciones por correo electrónico y que llamen a la puerta de su oficina, tienes derecho a hacerlo.

Para aprovechar al máximo estos bloques de tiempo, selecciona entre uno y cinco objetivos que desees lograr y concéntrate en ellos sin concesiones. Informa a todos los demás sobre tu plan para que puedan adaptarse a esta parte de tu horario.

Si puedes hacer esto, es posible que puedas aumentar tu rendimiento como CEO gradualmente con el tiempo hasta que te desempeñes al nivel que necesitas.

Establece rutinas y cúmplelas

Si has encontrado un sistema de hábitos que funciona para aumentar (o al menos mantener) tu productividad, entonces tiene sentido replicar esos hábitos todos los días.

Es como cuando las empresas escalan un servicio o producto que funciona. Una vez que encuentres algo que se ajuste a quién eres y a cómo te gusta trabajar, optimízalo y luego repite, repite, repite (el escalado funciona de manera similar, excepto que estás buscando multiplicar esos esfuerzos).

Algunos CEO estructuran cada día de la semana laboral en torno a un área diferente del negocio. Un día puedes dedicar tus horas a estudiar detenidamente la dotación de personal y los problemas relacionados con tu equipo ejecutivo. Otro, puedes dedicarte por completo a la generación de prospectos, mientras que al día siguiente, tal vez lo dediques a las finanzas.

Este método de estructurar los días puede no funcionar para todos los directores ejecutivos. Puede ser mucho dedicar de ocho a 10 horas o más a una sola área. Pero es una forma de simplificar y organizar tu semana de una manera manejable y fácil de recordar.

Es posible que descubras que puedes hacer más de esta manera que si dedicas tiempo a cinco o diez áreas de tu negocio un lunes típico.

Posiblemente hayas notado que estos tres consejos para mantenerte productivo se pueden resumir en el tema general de la administración de tiempo. Como CEO, tienes la misma cantidad de tiempo en una semana que todos los demás. Y, sin embargo, algunas personas hacen más cosas que otras. ¿Cómo? Todo está en lo que haces con tus días.

Practicar nuevas rutinas puede ser un poco abrumador al principio, pero una vez que cojas el ritmo, es posible que se abran nuevas perspectivas.

Me interesa


Cargando noticia...