Cinco formas de actualizar tu espacio de trabajo gastándote muy poco dinero

Cómo actualizar tu espacio de teletrabajo

actualizar-espacio-teletrabajo

©BigStock

Actualizado 01 | 07 | 2020 11:51

Espacio teletrabajo

El teletrabajo ha llegado para quedarse, por lo que es hora de actualizar tu espacio de trabajo en casa. La buena noticia es que no tienes que gastar mucho dinero para hacerlo.

Te proponemos cinco formas de actualizar tu espacio de trabajo gastándote muy poco dinero.

  • Usa tu televisor como monitor externo: ¿Cansado de mirar la pantalla de tu portátil todo el día? No tienes que comprar un monitor externo: tu televisor funciona igual de bien. Todo lo que necesitas es un cable HDMI y un teclado inalámbrico. Si bien algunos ordenadores portátiles tienen puertos HDMI incorporados, muchos modelos de PC más nuevos requieren un adaptador Mini DisplayPort o USB-C. Para Macs, generalmente es un adaptador Lighting de HDMI o Apple DisplayPort. De todas formas, una búsqueda rápida en Google te dirá lo que necesitas. También puedes usar tu televisor como un segundo monitor si deseas tener un espacio de trabajo visual adicional. Elige la opción para extender tu pantalla en lugar de verla en un segundo monitor. El uso de esta opción es realmente útil cuando estás creando contenido o trabajando en un proyecto complicado, ya que puedes tener todos tus archivos abiertos y visibles en el mismo lugar.
  • Construye un escritorio de pie: No tienes que desembolsar cientos de euros por un elegante escritorio de pie. Lo más probable es que ya tengas una solución de bricolaje en tu propia casa: una tabla de planchar. Si bien no es tan resistente o tan ajustable como lo es un escritorio de pie, sin duda es una solución más económica y tiene la ventaja adicional de que se retira fácilmente cuando no está en uso. También puedes comprar un soporte para ordenador portátil ajustable que se coloque en tu escritorio y se pueda subir y bajar a alturas personalizables. Esto puede ser bastante útil si realizas videoconferencias, ya que te permite colocar fácilmente tu ordenador portátil en un buen ángulo de cámara.
  • Agrega plantas: Agregar un poco de vegetación a tu espacio de trabajo hace maravillas tanto por tu estado de ánimo como por tu productividad. Los estudios han demostrado que la productividad aumenta en un 15% cuando una oficina tiene plantas. Simplemente ver vegetación y naturaleza promueve una sensación de calma y puede reducir el estrés. Coloca una planta o dos para darte un impulso mental.
  • Invierte en auriculares con cancelación de ruido: No tienes que gastar mucho dinero por un par de auriculares decentes con cancelación de ruido. Estarás comprometiendo la calidad de sonido con unos auriculares baratos en comparación con los de alta gama, pero el objetivo principal es bloquear el sonido externo, y los auriculares más baratos lo hacen. Los auriculares externos más grandes son más efectivos para reducir el sonido ambiental y pueden bloquear mejor las voces que los auriculares internos.
  • Actualiza tu silla de trabajo: Derrocha un poco en una silla de trabajo cómoda. Pasas muchas horas al día sentado en ella, por lo que es una inversión que vale la pena. Averigua qué es lo más cómodo para ti. Las sillas de altura ajustable siempre son una buena idea, al igual que las que tienen al menos una pequeña cantidad de relleno. Si tienes opción, visita una tienda de suministros de oficina y siéntate en algunas sillas para tener una idea de lo que te resulta más cómodo. Si tu única opción es online, asegúrate de que la puedas devolver en caso de que no sea la adecuada para ti. Una opción más económica es simplemente agregar un cojín a la silla que ya tienes. Hay una serie de cojines ergonómicos de asiento y respaldo que se pueden agregar a todo tipo de sillas que mejoran instantáneamente la comodidad. Y no te olvides de colocar un reposapies. Hará más cómodo tu lugar de trabajo.

Me interesa


Cargando noticia...