Son muchos los retos y dificultades que podemos encontrar en nuestro día a día

5 consejos para superar tus retos laborales

©BigStock

Actualizado 16 | 09 | 2022 07:00

Retos laborales

Es normal que en el día a día de nuestro trabajo en ocasiones nos tengamos que enfrentar a retos o dificultades que nos pueden llegar a poner en un aprieto. Esto nos puede generar una importante carga de estrés, que si no lo sabemos gestionar de forma correcta, puede tener consecuencias tanto en nuestro bienestar personal como en nuestro rendimiento dentro de la empresa.

Para aprender a lidiar con estos problemas, Outfinders ofrece 5 consejos:

  • Enfréntate al problema con optimismo: El primer paso es pensar en positivo. Si cuando nos enfrentamos a un problema nos enfocamos solo en lo negativo, es muy posible que nos terminemos creyendo que no vamos a ser capaces de resolverlo. Por ello, es imprescindible que seamos capaces de poner buena cara al mal tiempo y que confiemos en nuestras capacidades para dar con la solución.
  • Utiliza el pensamiento visual: Plasmar el problema en una pizarra o en una libreta nos va a ayudar a tener el marco completo de cuál es el planteamiento del reto y con qué opciones contamos. Cuando lo tenemos todo en un mismo sitio, nos es más fácil tener todos los elementos en un único vistazo, y nos ayudará a pensar en cómo resolverlo.
  • Conviértelo en un juego: Cuando jugamos, ponemos en marcha determinados mecanismos de nuestra mente que hacen que funcionemos mejor e incluso nos divirtamos. Por ello, es mejor plantear ese reto que nos trae de cabeza como si fuera un juego, estableciendo metas durante el proceso e incluso ofreciéndonos recompensas cada vez que acabemos con una tarea que nos vaya a ayudar a la resolución del reto.
  • Piensa de forma creativa: Muchas veces nos obcecamos con que un problema no tiene solución porque estamos acostumbrados a pensar de una determinada manera. Es por ello que cada vez es más importante el pensamiento ‘out of the box’, plantéate todo tipo de ideas que pudieran resolver el reto, por muy descabelladas que sean o por mucho que nadie hubiera hecho antes nada parecido. De esta forma es muy posible que puedas llegar a una idea que nunca antes te hubieras planteado y que te ayudará a enfrentarte a la dificultad de una forma mucho más innovadora.
  • Apóyate en los demás: Pedir ayuda nunca está de más. Seguramente tu cerebro esté saturado porque no paras de darle vueltas a lo mismo, por lo que te va a venir muy bien una visión externa que te ayude a relativizar el problema. Apóyate en tu equipo, en otros profesionales o en los que te rodean. Como siempre se dice, cuatro ojos ven más que dos, y aplicar un tipo diferente de pensamiento al problema te ayudará a enfocarlo desde un prisma que no te habrías planteado con anterioridad.

Me interesa


Cargando noticia...