Productividad

Claves para ser más productivos, según un profesor del MIT

claves-ser-mas-productivos

©BigStock

Actualizado 30 | 05 | 2019 07:00

Productividad

El tiempo es unos de los valores más importantes para las personas, tanto a nivel personal como laboral. Y más a nivel cualitativo que cuantitativo. Por ejemplo, en nuestra faceta laboral, es más importante la calidad del trabajo que desempeñamos en un espacio de tiempo que las horas que metemos. Lo mismo, por supuesto, pasa a nivel personal y familiar.

A pesar de ser uno de los países en los que más horas meten los trabajadores, España es el país que cuenta con uno de los niveles de productividad más bajos de la Unión Europea.

En un artículo sobre la productividad publicado en la BBC, Robert Pozen, profesor del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) que ha desarrollado durante toda su vida una extensa carrera en el mundo financiero, público y académico, enumera una serie de claves para que los trabajadores sean más productivos en el ámbito personal y empresarial.

Pozen asegura en el artículo que “Vengo de una familia de ingresos bajos. Cuando estaba en secundaria tenía dos trabajos, practicaba deporte y hacía las cosas que hacen todos los jóvenes a mi edad, como divertirse e ir a fiestas. Aprendí a ser productivo porque tenía que conseguir suficiente dinero para pagar mi educación”.

El profesor acaba de publicar un libro titulado “Productividad extrema: mejora tus resultados, reduce tus horas” en el que indaga en las claves para alcanzar la excelencia en el menor tiempo posible.

Ahí van algunos de sus consejos.

Elabora un ranking de objetivos

Para Pozen lo mejor es dividir los objetivos en relación a la oferta y demanda. Las preguntas que deberás hacerte en este caso son las siguientes: ¿Tus metas reflejan aquello que te gusta y en lo que verdaderamente eres bueno? ¿Cuál es el propósito que hay detrás de cada objetivo y de las actividades que realizas para lograrlo?

Mide resultados, no las horas

Como decíamos, no es la cantidad de tiempo que pasas, sino la forma en la que lo gastas. En España tenemos la idea errónea de pensar que el que más horas mete en la oficina es el que más trabaja. En países del norte de Europa o Japón es completamente distinto. Para ellos, el que antes se va de la oficina es a quien más se le recompensa.

En la actualidad están comenzando a surgir modelos de trabajo diferentes y ya hay empresas que abogan por el teletrabajo. Otras empresas ya predicen que las jornadas que todos conocemos (y sufrimos) de ocho horas de trabajo, de lunes a viernes, están condenadas a desaparecer para implantar otras formas de gestión de tiempo de sus trabajadores

No prestes atención a las cosas pequeñas

Durante nuestras jornadas laborales, además de desempeñar nuestro trabajo, atendemos también algunas cuestiones que no son necesarias ni fundamentales, y que nada tienen que ver con la actividad que estamos desarrollando. Como pueden ser los correos electrónicos que nos van entrando durante todo el día. “Muchas personas revisan el correo cada cinco minutos, pero lo mejor es hacerlo cada hora o dos”, asegura Pozen. “Pregúntate si el contenido o la persona que te lo envía son relevantes”.

Tómate tiempo para pensar

Metidos en la dinámica de la rutina, continua y repetitiva, en ocasiones parece que nos bloqueamos y no somos capaces de que las ideas. Por lo tanto, si es posible lo mejor es tomarse un día de la semana en el que no haya reuniones ni gestiones demasiado importantes para desconectar un poco del resto de las actividades y analizar el presente. “A veces, si miras por segunda vez puedes apreciar las cosas desde otro ángulo”, asegura Pozen.

Vete a casa

Para un correcto y adecuado desempeño profesional es imprescindible poder conciliarlo con tu vida personal. La satisfacción que te sacude en el momento en que sabes que ya has terminado por hoy y sales por la puerta dispuesto a ver a tus seres queridos y terminar con ellos el día es, con diferencia, el mejor momento de la jornada.


Cargando noticia...