En medio de tantos cambios, es fácil terminar con un horario de trabajo desde casa excepcionalmente desorganizado

Cómo planificar un horario de teletrabajo

planificar-horario-teletrabajo

©BigStock

Actualizado 09 | 10 | 2020 07:18

Horario teletrabajo

Con el Covid19, muchos de los ritmos normales de la vida se han visto interrumpidos por arranques, paradas y reinicios. Y muchas de las separaciones naturales entre la oficina, el colegio y la vida en casa se han derrumbado.

En medio de tantos cambios, es fácil terminar con un horario de trabajo desde casa excepcionalmente desorganizado. Si te encuentras en esa situación, no desesperes, hay muchas cosas que puedes hacer para planificar tu horario de trabajo desde casa y disminuir tu estrés.

  • Despiértate todos los días a la misma hora: Ya hay suficientes cosas en tu día a día que no puedes predecir, por lo que es fundamental que sigas las rutinas cuando tengas oportunidad. Una de esas áreas está en tu tiempo de vigilia y sueño. Elige una hora que se ajuste bien con tu reloj biológico, horario de trabajo y compromisos personales, y luego cúmplelo. Pon la alarma en tu teléfono de lunes a viernes para esa hora. Y si es necesario, configura también una alarma para irte a la cama para las noches de domingo a jueves.
  • Date un tiempo por la mañana: Para asegurarte de tener al menos un poco de “tiempo para ti” cada día, haz al menos una cosa para ti por la mañana. Eso podría ser tan simple como tomar de 5 a 10 minutos para tomar un café y leer la prensa o, simplemente, mirar por la ventana. O podría ser un espacio de tiempo más prolongado para salir a correr. La clave es que hagas algo que te haga sentir tranquilo y centrado de inmediato para que no sientas que todo lo que haces es atender las solicitudes de los demás.
  • Planifica tu día: Es recomendable hacer una planificación tanto semanal como diaria para establecer tu horario. Pero si la idea de la planificación semanal es demasiado abrumadora, comienza con la planificación diaria. La planificación diaria puede ser tan simple como anotar las dos o tres tareas principales que necesitas hacer durante el día, así como cualquier pequeña tarea urgente. Cada vez que estés entre reuniones, revisa el plan diario que estableciste en tu agenda, y tacha las tareas que vayas realizando.
  • Responde a los mensajes por lotes: En algunos entornos de trabajo, debes estar atendiendo el correo electrónico todo el tiempo. Pero en muchas situaciones, puedes emplear espacios de tiempo en los que durante una hora o más te concentres en realizar las tareas urgentes que tienes entre manos y luego volver a tus mensajes una vez que hayas terminado. Si es posible, agrupa las respuestas a correos electrónicos y otros mensajes de dos a tres veces al día.
  • Establece una hora de fin de jornada laboral: Cuando trabajas desde casa, puede ser fácil que tu tiempo de trabajo se extienda a la noche. Es necesario que no solo tengas una hora clara para empezar a trabajar, sino que también tengas una hora clara para parar. Decide cuál es y, de nuevo, cúmplela. Esto te dará más motivación para concentrarte y ser productivo durante el día y te permitirá disfrutar más de tus noches. Para mantenerte en esta línea, planifica actividades posteriores al trabajo, como una videollamada con amigos, una cena con tu familia o hacer ejercicio. Cuando tienes una razón para detenerte, terminar tu jornada laboral es más convincente.

Me interesa

 


Cargando noticia...