Las empresas son recordadas por los buenos tiempos, pero se definen por cómo manejan la adversidad

Decálogo para liderar una startup a través de la crisis y el cambio

liderar-startup-crisis-cambio

©BigStock

Actualizado 13 | 07 | 2020 07:00

Startup COVID-19

El COVID-19 ha generado incertidumbre global y una alta volatilidad del mercado, cambiando la forma en que las empresas operan casi de la noche a la mañana. Esto ha tenido grandes ramificaciones sobre cómo operan las empresas y cómo se espera que los líderes y CEOs apoyen y se comuniquen con sus equipos.

El lado positivo es que la incertidumbre crea oportunidades, especialmente para las empresas que nacerán de los escombros. Esta no es la primera vez que nuestro mundo siente la carga de una recesión económica, y no será la última.

Centrándonos en la supervivencia y el crecimiento a través de la crisis, aquí hay 10 cosas que los líderes empresariales pueden considerar a medida que capean esta tormenta.

  • Adáptate para dar a tus clientes lo que necesitan en estos momentos: Mantén a los clientes en el centro de todo lo que haces. Demuestra que estás aquí para apoyarlos y ahorra dinero y tiempo evolucionando para satisfacer sus demandas. Conoce cómo el cambio puede brindarte una oportunidad de crecimiento y encuentra formas de fidelizar a los clientes. Los clientes nunca olvidarán cómo los tratas durante una crisis, y ese tratamiento definirá tu marca para la próxima década.
  • Cuida a tu equipo con transparencia y humildad: Recuerda que las personas experimentarán esta crisis de maneras muy diferentes. Abordar todo el espectro de sentimientos y necesidades de los empleados, no solo los de la mayoría. Algunos pueden adaptarse fácilmente a nuevas circunstancias, mientras que otros no; algunos confían en el modelo de negocio actual, mientras que otros necesitan tranquilizarse. Haz una encuesta periódica a tu equipo para solicitar comentarios, pivotar según sea necesario y ser puramente transparente en los procesos de toma de decisiones. Si has establecido una base de confianza, tu equipo te acompañará.
  • Evalúa los gastos y administra tu tesorería: Las empresas cierran porque se quedan sin dinero. Evalúa la liquidez actual, viajes y gastos, nóminas, costos de adquisición de clientes y administración de gastos, y considera qué gastos pueden reducirse o hacerse internamente. Analiza diferentes resultados de ingresos para ver por dónde se escapa el dinero. Aprovecha las líneas de crédito, identifica las fuentes de financiamiento y habla con franqueza con los inversores sobre los datos de la compañía. Conoce cuáles son tus opciones disponibles para ajustar los gastos en consecuencia.
  • Comunícate con empleados, proveedores, socios y partes interesadas: Comunícate a menudo y con valentía, utilizando una cadencia constante y una variedad de plataformas. Construye la moral al infundir la triste historia global con historias de éxito de la empresa y el cliente. Recuerda que la honestidad genera confianza, y generar confianza es crucial en tiempos de incertidumbre. Los datos y la certeza calman los temores, y las personas generalmente temen lo peor en estos días, así que ten confianza al proporcionar actualizaciones a las partes interesadas y presenta de manera proactiva planes de contingencia, posiciones en efectivo y ganancias. Es posible que el liderazgo no siempre tenga la respuesta más popular, pero asegura a los empleados, socios y partes interesadas que en caso de que surjan cambios, tendrán noticias tuyas.
  • Busca oportunidades para crecer a través de la crisis y salir fortalecido: En tiempos de crisis se crean oportunidades. Los mercados volátiles pueden enfocarse hacia asociaciones de alto impacto, intercambio de recursos y fusiones y adquisiciones. Las oportunidades para adquirir y consolidar nunca son más fuertes que en un mercado vulnerable. Busca oportunidades para adquirir talento de primer nivel y fortalecer tu posición durante un momento en que muchas empresas están reduciendo su tamaño. Concéntrate en fortalecer la reputación de tu marca y en construir la lealtad de clientes y empleados para el futuro.
  • No tengas miedo de innovar para satisfacer las necesidades de la empresa: No existe una solución única para todos, así que no sientas que tienes que hacer lo que otra persona está haciendo para adaptarte al marco de su empresa. El mundo tecnológico está lleno de innovadores, así que resuelve los desafíos organizacionales con una mentalidad de producto. Adapta tu hoja de ruta de cómo los clientes experimentan tu producto a cómo los empleados experimentan tu empresa.
  • Prueba la cultura de la empresa para asegurarte de que tus valores estén alineados con los comportamientos: La forma en que tu empresa responde a una crisis refleja directamente tu cultura. Si tu empresa dice que valora la transparencia pero retienes información de la fuerza laboral, o dice que está enfocada en el cliente pero no te comunicas abiertamente con las partes interesadas, entonces tal vez sea hora de reevaluar esos valores. Las culturas evolucionan y es importante saber dónde se encuentran los valores de la compañía en un momento dado, especialmente en entornos impredecibles.
  • Analiza tu fuerza laboral y prueba los resultados: Las fuerzas de trabajo remotas brindan a las empresas la flexibilidad del entorno de prueba para futuras fuentes y ubicaciones de contratación, y les permite a las empresas probar cómo se ajustan a los nuevos estándares. Prueba lo que funciona y lo que no, y aplica las lecciones aprendidas del otro lado. Crea encuestas periódicas y observa cada corte de datos y datos demográficos para abordar mejor tu plan para los empleados.
  • Realinea tu empresa para que sea ágil y eficiente: Aprovecha este tiempo para generar eficiencia en tu empresa no solo para el presente, sino también para el futuro. Dado que pocos se están centrando en el crecimiento en este momento, es el momento perfecto para estructurar tu empresa hacia la eficiencia posterior a la crisis. Decide cómo reducir los costos y aumentar la productividad utilizando alternativas creativas para la administración de la fuerza laboral, la asignación de talentos y los gastos generales, reevalúa las prioridades y crea un plan de sostenibilidad para el futuro.
  • Dirige con decisión y lideraSé respetuoso con el tiempo y la salud emocional de los empleados. En lugar de equivocarte en las decisiones, refuerza la seguridad psicológica con una acción audaz e intencional y una comunicación clara. Si necesitas tomar decisiones incómodas para resolver un problema, hazlo con decisión. No dejes que tu empresa sufra la muerte por mil recortes. Tus empleados apreciarán tu transparencia y te recompensarán con su lealtad.

Si eres decidido y reflexivo en la actualidad, puedes prepararte para prosperar después. Evolucionar a través de la crisis requiere un salto de fe, pero con una fuerte misión y cultura, y una planificación adecuada, puedes salir de esta situación más fuerte al transmitir por qué lo que estás haciendo es importante para el mundo.

Recuerda: las empresas son recordadas por los buenos tiempos, pero se definen por cómo manejan la adversidad.

Te interesa

 


Cargando noticia...