Identifica algo que preferirías estar haciendo

Cómo frenar tu tendencia a trabajar demasiado

frenar-tendencia-trabajar-demasiado

©BigStock

Actualizado 12 | 02 | 2020 07:00

Adicción trabajo

Puede que la primera pista de que tienes tendencia a trabajar demasiado sea el empeoramiento de tu salud. ¿Empiezas a tener dolores y molestias? Pero tu salud no es la única señal. Puedes encontrarte revisando tu correo electrónico en mitad de una cena con tu familia, tus amigos ya no te avisan cuando quedan, te enteras de eventos sociales a los que nos has sido invitado, etc.

Sabes que eres un adicto al trabajo cuando te sientes invisible, y crees que la mejor manera de vengarte es trabajar más aún. Pero una vez que estás dispuesto a admitir que puedes tener un problema, derrotar la adicción al trabajo, como cualquier “-ismo“, es un proceso.

A continuación, te damos algunos consejos que pueden ayudarte.

  1. Comprende “por qué”

Los adictos al trabajo no admiten que tienen un problema, como lo hacen otros adictos. Son adictos a la sensación de control y contribución, esa búsqueda de significado y aclamación.

Pregúntate, ¿cuál es la verdadera raíz de tu necesidad de impresionar a los demás? ¿Cuál es ese peso de responsabilidad que sientes? ¿A quién tienes miedo de decepcionar? Responder estas preguntas puede parecer una sesión de terapia, pero no pueden solucionar el problema hasta que sepas cuál es el problema. Así que tómate el tiempo necesario para profundizar y comprender lo que está alimentando tu naturaleza adicta al trabajo.

  1. Encuentra a alguien con quien hablar

Necesitas hablar sobre tu comportamiento y cómo puedes cambiar. Hablar con un especialista sobre tu adicción al trabajo puede ayudarte a encontrar estrategias para superarlo sin descargar todo tu estrés en tu familia y amigos.

Si tu excusa es que no tienes tiempo para encontrar personas con quienes hablar, eso es más evidencia de que podrías tener un problema. Si no te sientes cómodo hablando con un especialista individualmente, busca un grupo de personas con situaciones afines que entiendan por lo que estás pasando.

  1. Identifica algo que preferirías estar haciendo

Es mucho más fácil ser adicto al trabajo cuando no tienes nada más que hacer. Pero cuando tienes otra pasión, ya sea tu familia, tu forma física o un pasatiempo, el trabajo no puede ser lo único en lo que ocupas tu tiempo.

Dedicarte a actividades fuera del trabajo no significa que tendrás que dejar de tener un alto rendimiento en el trabajo. Todo lo que significa es que tendrás momentos para trabajar y momentos en los que hagas otras cosas.

  1. Pon tus próximas vacaciones en el calendario

Asegúrate de estar presente durante tus vacaciones. Si estás fuera del horario de trabajo, también deberías estar lejos de tus dispositivos de trabajo. Eso significa que no hay teléfono de trabajo ni correo electrónico de trabajo. Date la oportunidad real de recargar pilas.

Te interesa

 

 


Cargando noticia...