Aquí hay algunas frases que socavarán tu éxito y que no escucharás decir a las personas exitosas

Las frases que no escucharás decir a personas de éxito

frases-no-escucharas-decir-personas-exito

©BigStock

Actualizado 29 | 06 | 2020 10:01

Frases éxito

Tus pensamientos y las cosas que te dices a ti mismo y a los demás son más poderosos de lo que piensas. Estas frases definen cómo piensas, cómo actúas y cómo te perciben los demás.

Aquí hay algunas frases que socavarán tu éxito y que no escucharás decir a las personas exitosas.

“Es solo uno de esos días”

Creer que todo va mal y que el mundo está conspirando de alguna manera contra ti no es propicio para el éxito. De hecho, creer que las cosas malas suceden ahora y seguirán sucediendo en el futuro solo te entrenará para ver los aspectos negativos. Usar esta frase es manifestar una desgracia que solo se agravará.

En cambio, trata de pensar en las adversidades individuales como pequeñas pruebas. Crea cierta distancia entre tú y la prueba. Míralo objetivamente y actúa en consecuencia. No es personal, no es malicioso, es solo algo frente a ti con lo que puedes elegir cómo lidiar.

“No es mi culpa”

Todo es culpa tuya, y eso es algo bueno. Las personas exitosas saben que todo lo que sucede en sus negocios está relacionado con una acción que han realizado o deberían haber realizado, aunque sea indirectamente. Podría ser una mala contratación, una investigación que no hiciste o un problema que no previste. De cualquier manera, ser dueño del problema significa que eres dueño de la solución.

Eludir la responsabilidad y poner excusas es una respuesta pasiva y autocomplaciente a algo que no va bien y no es de lo que están hechos los ganadores. Olvídate del 10% de las cosas que realmente no puedes controlar (el clima, las fuerzas del mercado global, etc.) y concéntrate en las cosas que sí puedes controlar. Todo está en tus manos, lo que significa que el éxito y ser excepcional también lo está.

“Lo intentaré”

Las personas exitosas deciden lo que van a hacer y luego lo hacen. Si te comprometes a hacer que algo suceda, cumple esa promesa. Responder “lo intentaré” realmente significa: “Esto no es tan importante para mí. No es una prioridad”. Si ese es el caso, solo di no.

Mucho mejor que “Lo intentaré” es “Encontraré un camino”. O incluso, “No voy a hacerlo, pero propongo …” donde lo que propones es algo que elimina una barrera para la otra persona. Prometer intentar hacer cosas que sabes, en el fondo, que probablemente no harás, no es productivo ni útil para nadie.

“Esperemos y veamos”

Esperar rara vez es la estrategia correcta. Las personas exitosas no dejan el éxito a las fuerzas del mercado o los sucesos externos, hacen que el éxito sea inevitable. Imagina el lanzamiento de un libro. Si tu libro está escrito, tu contenido está programado, tus anuncios por correo electrónico están listos, tu embudo de marketing está configurado, tus revisores están preparados, tu editor está preparado, entonces puedes esperar y ver. Sin embargo, incluso cuando esperes, estarás monitoreando, evaluando y respondiendo lo antes posible. Esperar y ver en lugar de actuar no conducirá a un resultado positivo. El tiempo lo es todo, y la observación pasiva puede convertirse en un hábito difícil de romper.

En lugar de esperar y ver, predice el futuro. Crea un mapa de escenarios “si esto, entonces eso”, y ten un plan para cada eventualidad. Determina cómo puedes tener éxito sin importar lo que pase. Implementa el plan B. Sé lo que elijas, sé intencional, controla y sé una parte activa del éxito que buscas.

“Eso nunca va a funcionar”

Las personas exitosas que confían en sus propias habilidades no sienten la necesidad de cerrarse a las ideas de los demás. Son conscientes de que siempre que se realiza un progreso significativo en cualquier campo, implica avances y realizaciones que anteriormente se consideraban imposibles. No cierran sus mentes ante la posibilidad de que algo, por improbable que parezca, pueda ser un éxito rotundo. En lugar de tomar argumentos al pie de la letra, harán preguntas. Profundizarán en las creencias y valores en los que se basa una nueva idea y mantendrán una mente abierta. Si resulta ser una mala idea, no dirán “Te lo dije”.

Si te encuentras rechazando las ideas de quienes te rodean, pregúntate por qué. Quizás se base en la inseguridad; que pensaron en algo que desearías haber pensado tú primero. Tal vez inconscientemente quieras derribar a alguien. Compartir el entusiasmo y los procesos de pensamiento de los demás es un ejercicio valioso para todos los involucrados que no debes pasar por alto.

“No es justo”

Las personas exitosas son los héroes de sus propias vidas, no las víctimas. No son ingenuos para pensar que no existen circunstancias “injustas”, pero encuentran formas de evitarlas en lugar de detenerse en la injusticia percibida. Saben que alegar injusticia no los acerca a ser excepcionales.

Las personas exitosas saben que por cada vez que las cartas caen injustamente, hay otro momento en el que se les reparte una buena mano.

Tus palabras se convierten en tus acciones y tus acciones definen tu pasado, presente y futuro. Mide tus frases cuidadosamente y no te dejes llevar por hábitos léxicos inútiles que te desvían del rumbo.

Me interesa

 

 


Cargando noticia...