Todo el mundo es vulnerable y comete errores en Internet pero es lo que hacemos a continuación lo que realmente cuenta

7 cosas que nunca debes hacer online

cosas-nunca-debes-hacer-online

©BigStock

Actualizado 19 | 08 | 2020 11:03

A veces, todos cometemos errores. Respondemos llamadas automáticas (esos números que nos parecen tan familiares), hacemos clic en los enlaces que deberíamos haber verificado primero y abrimos correos electrónicos no deseados.

Todo el mundo es vulnerable pero es lo que hacemos a continuación lo que realmente cuenta. ¿Crees en la persona que te llama y afirma ser un empleado de tu entidad bancaria, usas tu tarjeta de crédito en un sitio poco fiable o descargas archivos de un remitente que no reconoces?

Si lo haces, las consecuencias pueden ser nefastas. A continuación, te mostramos 7 cosas que nunca debes hacer online.

  • No caigas en las publicaciones falsas: Seguro que ya lo sabes pero vale la pena repetirlo: si recibes una solicitud por correo electrónico para participar en una encuesta o para una oportunidad de ganar dinero rápido y fácil, no hagas clic en el enlace. Lo mismo ocurre con los trabajos desde casa que parecen demasiado buenos para ser verdad. Abre una ventana del navegador y busca el nombre de la empresa más la palabra “estafa”. Es probable que, si se trata de una estafa, alguien más haya informado de ello. Si el correo electrónico proviene de lo que parece ser una persona real, haz una búsqueda rápida en Google del nombre de la persona más el nombre de la empresa. Si tienes una cuenta de LinkedIn, accede y busca también a la persona y la empresa. Esta es una forma inteligente de, al menos, confirmar que la persona que te envía un correo electrónico trabaja para la empresa que dice. Verifica que la persona publica regularmente y está conectada con otros; esas son señales de que el perfil es real y no solo fachada.
  • No omitas la autenticación de dos factores: Utiliza la autenticación de dos factores. Sí, implica un par de pasos adicionales, pero el propósito es protegerte si alguien intenta acceder a tus cuentas desde un dispositivo que el sitio web no reconoce. Por ejemplo, cualquiera que use Facebook ya está familiarizado con 2FA. Si usas un ordenador del trabajo, público, de un amigo o familiar o un dispositivo nuevo para iniciar sesión, Facebook requiere que verifiques que realmente eres tú usando 2FA. Esta es una obviedad para cualquier cuenta financiera, y es recomendable para tu correo electrónico y cualquier servicio que también contenga tu información bancaria.
  • No reutilices fórmulas de contraseña: Nunca usarías una contraseña como “123456”, “abcd1234” o “contraseña”, ¿verdad? Si no usas un administrador de contraseñas, ¿cómo las recuerdas todas? No las escribas en un postit, no las almacenes en tu ordenador ni las reutilices. Lo mas aconsejable es que uses un administrador de contraseñas. Son fáciles de gestionar y evitas tener que memorizar todas las contraseñas de cada sitio online que utilizas.
  • No uses WiFi público: Lo sabemos. No utilizar una red pública hoy en día es difícil pero realmente debes tener cuidado con lo que haces cuando te conectas a ellas. Reserva tus gestiones de banca online para cuando tengas acceso a una red confiable y ten mucho cuidado con los sitios que visitas y los enlaces en los que haces clic. Si no te queda más remedio que utilizar una red pública, lo más aconsejable es que uses una VPN.
  • No publiques fotos ni actualizaciones de las vacaciones mientras no estés en casa: Este verano, la mayoría de nosotros nos hemos quedamos en casa, pero si te aventuras a salir unos días o planeas hacer una excursión de un solo día, piénsalo dos veces antes de publicarlo. Es muy tentador compartir actualizaciones e imágenes del momento mientras estás de vacaciones. Piensa en ello como anuncios públicos que dicen: “Estoy fuera de la ciudad. Mi casa esta vacía. Puedes ir a robarme”. Espera a regresar a casa para publicar tus fotos.
  • Nunca te diagnostiques en webs médicas: Digamos que tienes tos persistente. Si buscas online puedes tener neumonía, tuberculosis, cáncer de pulmón, enfermedades cardíacas, reflujo ácido, bronquitis crónica o covid-19. Después de todo, esas dolencias comparten síntomas similares y lo más probable es que entres en pánico. Hay muchos sitios web de hospitales y aseguradoras médicas repletos de información buena y confiable, pero eso no significa que deban reemplazar a tus médicos. Al igual que los vídeos sobre teorías conspirativas pueden dominar las búsquedas políticas en YouTube, la desinformación sobre salud puede llegar a la cima de los vídeos y búsquedas recomendadas.
  • No respondas cuestionarios: Si has iniciado sesión en un sitio web y realizas uno de esos tentadores cuestionarios como “¿Qué personaje de ‘Friends’ es tu alma gemela?”, posiblemente estés dando información personal. Cuando realizas estos cuestionarios, ayudas a los sitios web a crear perfiles sobre ti para que puedan vender tu información y dirigirse a ti con anuncios.

Me interesa

 

 

 


Cargando noticia...