Los acuerdos sólidos de trabajo a distancia se basan en la confianza mutua y la comunicación entre los responsables de recursos humanos, gerentes y empleados

5 claves a la hora de contratar a tu primer teletrabajador

claves-contratar-teletrabajador

©BigStock

Actualizado 18 | 11 | 2020 09:34

Contratar teletrabajador

Cada día son más las empresas que incorporan el teletrabajo en sus modelos de empleo mediante la creación de nuevos puestos remotos.

Si estás pensando en dar ese salto, recuerda estas cinco consideraciones antes de contratar a tu primer teletrabajador:

Expectativas 

Los acuerdos sólidos de trabajo a distancia se basan en la confianza mutua y la comunicación entre los responsables de recursos humanos, gerentes y empleados. Para prosperar en un entorno de teletrabajo, todas las partes deben coincidir en el mismo plano de entendimiento con respecto a las expectativas y responsabilidades del puesto remoto a desempeñar. Esta información debe transmitirse claramente en todos los niveles del proceso de contratación, desde la descripción del trabajo y la entrevista, hasta el contrato firmado por el nuevo empleado y su posterior on boarding.

Además, los empleadores, gerentes y empleados deben conocer cómo se medirá el éxito durante la vigencia del contrato.

Habilidades principales para un trabajo remoto

Si bien los requisitos de trabajo remoto variarán según factores como el tipo de trabajo, los estándares de la industria, los objetivos de la empresa y las estipulaciones legales, incluidas las licencias y certificaciones específicas del trabajo, los puestos de teletrabajo también requieren que los contratados posean habilidades universales para tener éxito en un entorno de trabajo remoto. Al contratar a tu primer teletrabajador, busca candidatos con estas habilidades:

  • Autogestión.
  • Comunicación (escrita y verbal).
  • Confianza en la tecnología y solución de problemas.
  • Organización.
  • Conciencia y respeto intercultural.
  • Adaptabilidad.
  • Fiabilidad.
  • Trabajo en equipo.
  • Resolución de problemas.
  • Proactividad.

Rasgos intangibles

Los intangibles son un paso más allá de las credenciales educativas, la experiencia laboral y las habilidades duras y blandas que demuestra un solicitante de empleo. Piensa en estas cualidades como un factor X para un nuevo empleado o un instinto sobre un candidato prometedor. Al examinar a los solicitantes de empleo remotos, busca estos rasgos intangibles para evaluar si se ajustan a tu negocio y visión empresarial:

  • Amabilidad.
  • Mente abierta.
  • Habilidad para salir adelante .
  • Optimismo.
  • Integridad.
  • Imaginación.
  • Responsabilidad.

Trabajar en zonas horarias

La flexibilidad laboral y de estilo de vida, unidos a la globalización y la descentralización, que brindan los acuerdos de teletrabajo atrae a un grupo de talentos muy diverso generando la oportunidad de que los empleadores puedan obtener los solicitantes más cualificados para los trabajos disponibles. Sin embargo, esta oportunidad también saca a la luz una consideración importante para los gerentes de contratación que contratan a sus primeros empleados remotos: trabajar en diferentes zonas horarias.

Las herramientas de gestión de proyectos y colaboración remota, como Zoom, Slack, Asana, Basecamp, DropBox y Microsoft Teams, cierran las brechas entre las zonas horarias y mantienen los flujos de trabajo operativos, pero es importante que las empresas también practiquen las siguientes reglas de etiqueta de trabajo remoto para garantizar el respeto mutuo y la productividad en el teletrabajo:

  • Establece horarios de reunión equitativos.
  • Optimiza el número de herramientas de comunicación remota utilizadas para que la comunicación asincrónica sea funcional.
  • Establece plazos con mucha antelación.
  • Sé consciente de las diferencias y normas culturales exclusivas de los empleados.

Programación

Junto con el trabajo en diferentes zonas horarias, los empleadores y los gerentes deben considerar las reglas y estrategias de programación al contratar a sus primeros empleados remotos. La mayoría de estos factores serán decididos por las responsabilidades del trabajo remoto en cuestión, así como por las necesidades de la empresa en un momento dado. Por ejemplo, una empresa que contrate a un representante de servicio al cliente remoto puede necesitar que ese empleado trabaje durante un bloque específico de horas cuando las consultas de servicio al cliente se envían con mayor frecuencia. Alternativamente, un trabajo basado en proyectos desde el hogar, como el diseño gráfico, generalmente no garantiza un horario de trabajo finito siempre que el empleado cumpla con los plazos.

Establecer los requisitos de programación desde el principio e incluir esas expectativas en una oferta de trabajo remota te ayudará a atraer a los candidatos adecuados para tus primeros puestos remotos.

Me interesa


Cargando noticia...