Una visión de producto centra a todos en objetivos claros que sirven como base para la nueva creación.

Visión de producto: qué es y cómo crear una

©Bigstock

Actualizado 20 | 01 | 2023 10:29

Visión de producto

Crear productos que le encanten a los clientes lleva tiempo; desde averiguar el precio perfecto hasta elegir las características más impactantes. Para mantenerse enfocadas en el panorama general, las empresas a menudo crean una visión de producto, una declaración que establece metas ambiciosas para un producto.

El documento actúa como una estrella guía, evitando que las empresas agreguen funciones innecesarias o demasiado costosas, o que diferentes equipos tengan conceptos contradictorios. Una visión de producto centra a todos en objetivos claros que sirven como base para la nueva creación.

¿Qué es una visión de producto?

La visión de producto representa la esencia y la misión a largo plazo de un producto. Incluye los clientes objetivo del producto, los factores diferenciadores, los beneficios clave, etc.

La formación de la visión de producto viene después de la investigación inicial del cliente y una investigación del mercado: debes tener una idea válida antes de crear un plan más grande.

La visión de producto alimenta todos los aspectos de tu estrategia, desde las especificaciones del producto hasta la planificación de la ruta y el marketing. La gestión de productos requiere reunir equipos y realizar un seguimiento de las partes móviles, y una visión de producto proporciona una dirección crítica.

Cómo crear una visión del producto

Descubre tu motivación

Los empresarios y las empresas suelen crear productos con objetivos a largo plazo. La visión de producto debe satisfacer tus motivaciones, o el por qué detrás de tu producto. Responde preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué te emociona del producto?
  • ¿Qué espera lograr tu equipo o empresa al crear el producto?
  • ¿Cómo impactará el producto en el futuro?
  • ¿Cómo impactará el producto en la vida de tus clientes objetivo?

Puedes usar marcos conocidos como guía, como el tablero de visión de producto de Roman Pichler. La herramienta aborda diferentes aspectos de los objetivos del producto:

  • Visión: ¿Cuál es tu propósito para crear el producto? ¿Qué cambio positivo debería provocar?
  • Grupo objetivo: ¿A qué mercado o segmento de mercado se dirige el producto? ¿Quiénes son los clientes y usuarios objetivo?
  • Necesidades: ¿Qué problema resuelve el producto? ¿Qué beneficio proporciona?
  • Producto: ¿Qué es el producto? ¿Qué lo hace destacar? ¿Es factible desarrollar el producto?
  • Objetivos comerciales: ¿Cómo beneficiará el producto a la empresa? ¿Cuáles son los objetivos comerciales?

La gestión de productos requiere estrategia: debes averiguar qué características incluir y cómo ingresar en el mercado. Pero la estrategia viene después de crear la visión de tu producto.

Es posible que no tengas un mapa paso a paso de inmediato, pero tener un objetivo final mantiene a todos en la misma página. Cada parte interesada utiliza esa misión singular para impulsar lo que hace. No debes limitar la visión de producto agregando una estrategia demasiado pronto en el proceso.

Establece límites

Establece límites para las funciones de tu producto, la audiencia a la que sirves y tus factores de diferenciación.

No puedes servir a todos. Elige partes que te interesen mucho y quédate con ellas. Considera las siguientes preguntas:

  • ¿Qué problema afecta más a tus clientes?
  • ¿Qué aspectos del producto te emocionan más?
  • ¿Cómo puedes diferenciarte mejor de los competidores?

Colabora y alinéate con las partes interesadas

Trabaja en toda la organización para formar la visión de producto, ya que necesitas la aceptación de todos. Esto incluye a los especialistas en marketing, ingenieros, diseñadores, vendedores y cualquier persona que desempeñe un papel en la creación y el lanzamiento de tu producto.

Para agilizar el proceso de lluvia de ideas, pídele a cada equipo que piense en diferentes ideas de visión del producto. Luego trabajad juntos, en persona o virtualmente, para combinar los aportes de todos en un solo concepto.

A medida que continúas iterando en la visión de tu producto, mantén a las partes interesadas al tanto. Pídeles su opinión y obtén su aprobación. Es posible que te encuentres con desacuerdos al principio, pero esto te ayudará a obtener la visión más refinada.

Una vez que tengas tu concepto final, es hora de diseñar una estrategia para convertir esa aspiración en un producto real.

Más información


Cargando noticia...