Un ladrón no necesita que tu tarjeta de crédito esté físicamente presente

9 trucos que usan los estafadores para robar la información de tu tarjeta bancaria y estafarte

©BigStock

Actualizado 17 | 08 | 2021 11:08

Estafa tarjeta credito

La banda magnética de tu tarjeta de crédito está incrustada con información que te identifica a ti y a tu cuenta. Cuando pasas tu tarjeta a través de una terminal de pago, extrae información de tu tarjeta y aprueba o rechaza la transacción según el crédito o los fondos disponibles. Luego, el dinero se transfiere de tu cuenta a la cuenta del comerciante.

Desafortunadamente, un delincuente puede usar esta información para robar dinero o cargar cosas en tu cuenta. Un skimmer de tarjetas (dispositivo diseñado para robar información de una tarjeta con una banda magnética) es una herramienta que existe desde hace mucho tiempo. Estos dispositivos se instalan en terminales de pago para recopilar y robar la información de tu tarjeta de crédito y generalmente son difíciles de detectar.

Un ladrón no necesita que tu tarjeta de crédito esté físicamente presente. Los actores de amenazas pueden atacarte online sin tu conocimiento. A veces, no lo sabrás hasta que recibas el extracto de tu tarjeta de crédito, e incluso entonces, el cargo fraudulento podría perderse entre los legítimos.

Patrón oscuro, área gris

Un estudio encontró patrones oscuros en el 11% de las 11.000 páginas que testeó. El patrón oscuro es un término que describe trucos online diseñados para extraer fondos de tu tarjeta de crédito.

Algunas páginas web, minoristas online, servicios de suscripción, influencers en las redes sociales, recaudadores de fondos y otros emplean patrones oscuros para estafar dinero a sus usuarios y clientes.

Una página puede agregar un artículo a tu carrito de compras online sin tu consentimiento, es posible que te pierdas una pequeña casilla de verificación que se agregará a tu tarifa al pagar un servicio, o un botón para optar a no recibir ciertos cargos podría verse oscurecido por el color, el tamaño o la ubicación.

El problema es que estas prácticas poco éticas no siempre son ilegales. En muchos casos, el truco se muestra a simple vista, lo que es suficiente para no saltarse la ley. El texto puede ser difícil de leer o interpretar, pero está ahí y eso es lo que importa.

Cómo detectar patrones oscuros

Puedes detectar muchos patrones oscuros con un poco de paciencia y práctica. Ten cuidado con lo siguiente:

  • Lenguaje complicado que es difícil de entender. Si no puedes entenderlo, está escondiendo algo y no debes seguir adelante.
  • Lenguaje que intenta hacerte sentir mal por no aceptar los términos. Un ejemplo que verás muchas veces es «No, gracias, prefiero pagar el precio completo». Ignóralo y procede con lo que pretendías originalmente.
  • ¿Estás intentando encontrar la “X” para cerrar una ventana emergente? ¿Es tan pequeña que apenas puedes verla en tu teléfono inteligente? Ese es un truco para que hagas clic en la ventana en lugar de cerrarla.
  • Puedes estar acostumbrado al verde que significa ir o aceptar y al rojo que significa detener o rechazar. Los practicantes de patrones oscuros usan esto a su favor al intercambiar estos colores. Por lo tanto, el botón «Aceptar» puede ser rojo y el botón «Rechazar» puede ser verde.
  • Los temporizadores de cuenta regresiva no necesitan ser honestos. Están ahí para que te apresures a tomar una decisión. El estudio descubrió que el 40% de los temporizadores de cuenta regresiva con descuento, en realidad, no vencen cuando se indica.
  • Piensa en tu hijo metiendo una bolsa de chuches en tu carrito del supermercado cuando no estás mirando. El mismo tipo de maniobra puede ocurrir online. Una página o servicio puede introducir cosas en tu carrito sin previo aviso. Antes de pagar, revisa siempre tu carrito para ver si hay “extras”.
  • Una plataforma de redes sociales o un influencer puede solicitar tu información personal, como tu número de teléfono y dirección de correo electrónico para unirte, suscribirte, participar en un concurso u obtener un descuento. No reveles tanta información. La usarán para enviarte anuncios no deseados o incluso vender tu información a terceros.
  • Cuando te registres para una prueba gratuita, lleva un registro de cuánto tiempo dura. A menudo, no se te advertirá cuando expire y es entonces cuando comienzan a cobrarte.
  • Cuando uses una aplicación que solicite mucha información personal, ten cuidado con lo que entregas. Esta información se puede compartir con otras empresas o usuarios.

Me interesa


Cargando noticia...