Cuando no estés seguro por dónde se te va el tiempo, busca la respuesta en tu agenda

3 formas de mejorar tus habilidades de gestión de tiempo

mejorar-habilidades-gestion-tiempo

©BigStock

Actualizado 15 | 09 | 2020 11:43

Gestión de tiempo

Diferentes investigaciones indican que un trabajador de oficina es interrumpido más o menos cada tres minutos, y le lleva hasta 23 minutos volver a la tarea. Tales interrupciones consumen miles de horas desperdiciadas al año, con pérdidas millonarias para la economía de las empresas.

Entonces, ¿cómo pueden los trabajadores mejorar sus habilidades de administración del tiempo y dejar de cambiar tareas para mantener el enfoque? A continuación, te ofrecemos 3 maneras para lograrlo.

Revisa tu agenda

Cuando no estés seguro por dónde se te va el tiempo, busca la respuesta en tu agenda. ¿Dónde pasas la mayor parte del día? Si es en reuniones, un primer paso sólido para dedicar más tiempo a la productividad es evaluar cada reunión y comprender si podría eliminarse o no. Incluso las interrupciones más pequeñas se acumulan con el tiempo.

Deja de cambiar entre tareas

Las búsquedas en Google de “estado de flujo” o “flujo de flow”aumentaron a mediados de abril de este año, lo que podría tener algo que ver con las personas que intentan optimizar su tiempo desde casa. Según Headspace, los psicólogos Mihaly Csikszentmihalyi y Jeanne Nakamura llaman estado de flujo a un sentimiento en el que, en las condiciones adecuadas, te sumerges por completo en todo lo que estás haciendo.

Si bien el estado de flujo es ideal para tareas difíciles de completar, es difícil lograrlo de manera constante. Estas tres prácticas te pueden ayudar:

  • Silencia los estímulos internos (tener calor o frío, distraerte con pensamientos).
  • Bloquea los estímulos externos (ruido, niños, mensajes de texto, llamadas telefónicas).
  • Usa procesos mentales practicados (a diferencia de aquellos con los que no estás familiarizado y requieren una carga mental adicional o un meta-enfoque para completarse).

Deberás entrenar tu cerebro en las tareas necesarias para que se conviertan en parte de tu memoria muscular. Es Igual que cuando preparas un sándwich para el almuerzo;  utilizas el piloto automático y no necesitas pensar en todos los pasos para hacerlo.

Mientras trabajas para alcanzar un estado de flujo, es útil apartar el tiempo de las distracciones externas para calmar los estímulos internos y concentrarte en esas tareas difíciles. Con suerte, esto te mantendrá en flujo durante más tiempo, sin interrupciones, lo cual es esencial porque se necesitan hasta 23 minutos para volver a la normalidad después de cada interrupción.

Sé responsable

Cuando trabajas en una oficina, rodeado de compañeros de trabajo, el entorno en sí genera responsabilidad. Las personas que te rodean se darán cuenta si no estás haciendo exactamente tu trabajo. Pero trabajar desde casa es otra historia. ¿Quién está ahí para ver si haces tu trabajo o no? Si bien un entorno flexible puede llevar a una mayor creatividad para algunos, también puede generar distracciones y atascarse en tareas no relacionadas con el trabajo para otros.

Si tienes dificultades con la transición al trabajo en casa, es recomendable que te ciñas a un horario y no te distraigas con asuntos domésticos o personales. Todos lo hacemos, es algo natural, pero aprende a evitarlo.

Me interesa

 

 


Cargando noticia...