¿Hay formas de evitar que el estrés de dirigir una empresa te supere?

5 maneras con las que los emprendedores pueden abordar el estrés

maneras-emprendedores-abordar-estres

©BigStock

Actualizado 24 | 02 | 2020 07:00

Estrés emprendedores

Si eres un emprendedor, seguro que te has enfrentado a varias dificultades: rotación de empleados, sobrecarga de correos electrónicos, quejas de clientes, problemas de flujo de efectivo,… solo por nombrar algunos. Pero afortunadamente, también eres un solucionador de problemas. Generalmente, los empresarios suelen ser líderes resistentes, dedicados, apasionados y perseverantes.

Pero a veces, sin importar cuántas habilidades positivas tengas, estas luchas no parecen desaparecer al final del día o al final de la semana laboral. ¿Hay formas de evitar que el estrés de dirigir una empresa te supere? ¿Cómo puedes encontrar la energía para gestionar el estrés?

Como hemos dicho, se necesita una mentalidad única y muy resistente para ser emprendedor. Sin embargo, la capacidad de recuperación es una habilidad practicada y aprendida, perfeccionada a través de la comprensión y el dominio de tu mente, cuerpo y emociones.

Existen métodos específicos que muchos empresarios practican para mantener a raya sus niveles de estrés. A continuación, analizaremos cinco métodos para eliminar el estrés que pueden ayudarte.

  1. Separa el trabajo del hogar: Dirigir una empresa es emocionante y gratificante. Cuando comienzas tu empresa no quieres dejar de trabajar. Es normal que al principio extrapoles tu negocio a todos los ámbitos de tu vida. Pero una vez que separes el trabajo del hogar, experimentarás una caída en tu nivel de estrés que es posible que ni siquiera sepas que exista.
  1. Medita: Como emprendedor, constantemente tienes sentimientos, preocupaciones e ideas en tu cabeza. Puedes comenzar tus días con la meditación, que puede ayudarte a encontrar una nueva sensación de claridad a través de sentimientos serenos, positivos y de gratitud que proporcionan una fuente de fortaleza durante todo el día.
  1. Deja el trabajo en el trabajo: Antes de terminar tu jornada, escribe todos los pensamientos relacionados con el trabajo que pasan por tu mente. Planifica el horario del día siguiente, incluida la lista de tareas pendientes. Ahora, puedes ir a casa y pasar tiempo con las personas que te importan o relajarte haciendo algo que te guste.
  1. Ejercicio: Si tu cuerpo está en forma, tu mente también puede estarlo. La ciencia nos dice que el ejercicio libera endorfinas en el cerebro. Estas endorfinas funcionan esencialmente como una droga, una que alivia el dolor físico y emocional, y mejora el estado de ánimo y los patrones de sueño. Esto reduce en gran medida el estrés e, incluso, puede mejorar la función cognitiva, por lo que al hacer ejercicio regularmente, puedes sentirse mejor y ser más productivo.
  1. Aprende a decir “No”: Has llegado a donde estás hoy asumiendo tareas que otros no harían y resolviendo problemas que otros no podrían resolver. Muchos emprendedores tienen dificultades para retroceder o rechazar un desafío. Asumir cualquier cliente y manejar cada trabajo personalmente puede convertirse en un problema. Una vez que comienzas a decir “no” a los clientes que no encajan bien con tu negocio y a delegar tu carga de trabajo, experimentarás un crecimiento personal y organizacional en nuevos niveles muy gratificantes.

Te interesa

 


Cargando noticia...