Estrategias de gestión del tiempo que pueden ayudarte a conseguirlo

5 maneras de hacer que tus mañanas sean menos estresantes

hacer-tus-mananas-menos-estresantes

©BigStock

Actualizado 10 | 02 | 2020 07:00

Estrés

Has pospuesto la alarma para levantarte demasiadas veces, por lo que tu mañana ha sido una carrera frenética. Dejaste de buscar calcetines a juego, olvidaste tu almuerzo, casi perdiste el bus y llegaste a tu primera reunión cinco minutos tarde, jadeando y necesitando ir al baño.

Para algunas personas, esto puede ser una situación puntual dentro de un ritmo de mañanas generalmente tranquilas. Pero es el ritmo de vida cotidiano de muchas personas y puede llegar a ser muy estresante e improductivo.

A la hora de desarrollar una vida laboral más tranquila y productiva, una de las claves del éxito es un cambio en la forma de abordar tus mañanas.

A continuación, te mostramos cinco estrategias de gestión del tiempo que pueden ayudarte a conseguirlo.

Prepara la noche anterior

Hay una razón por la que has escuchado este consejo antes. Prepararse para el día siguiente la noche anterior nos ayuda a todos, pero es especialmente útil para los noctámbulos o para aquellos con mañanas estresantes y abarrotadas de tareas. Por la noche puedes:

  • Preparar tu almuerzo
  • Decidir y preparar la ropa que te vas a poner
  • Preparar su bolso o maletín, incluidos los documentos importantes, una botella de agua y cargadores
  • Busca las direcciones o rutas para una reunión si está en un lugar desconocido

Básicamente, cualquier cosa que puedas hacer antes de acostarte agiliza la mañana. Esto reduce la sensación de presión y estrés, el riesgo de olvidarte objetos y la posibilidad de llegar tarde.

Acuéstate más temprano

Una de las principales razones por las cuales las personas posponen sus alarmas es porque no han dormido lo suficiente. Acostarte más temprano, y preferiblemente a una hora constante, te ayuda a despertarte más fácilmente, especialmente si tu hora de despertarte también ocurre a una hora similar cada día.

Date 15 minutos extra

A veces, incluso con la mejor de las intenciones, puedes dormirte, perder el tiempo o distraerte con un correo electrónico. Para tener más sensación de amplitud, planifica en un margen de 15 minutos.

No pasa nada cuando te levantas a la hora, te preparas temprano o sales con tiempo. Pero puedes experimentar un estrés enorme cuando dejas todo para el último minuto. Piensa en ello como un favor para tu futuro yo.

Sigue una rutina matutina

Tener un orden establecido sobre cómo abordar cada una de tus tareas matutinas aumenta su facilidad y eficiencia. Si es necesario, hazte una pequeña lista y síguela para que no pierdas tiempo en tareas innecesarias.

Hacer exactamente las mismas cosas exactamente de la misma manera cada mañana reduce cualquier pregunta en tu mente sobre lo que sigue y te asegura que lo hagas todo.

Haz lo que debes hacer primero

A menudo, no es tanto levantarse tarde lo que deja a las personas fuera de su horario, sino dejarse atrapar por su teléfono o correo electrónico. Si es posible, haz lo que debes hacer primero para salir de la casa. Eso significa que no te perderás en su teléfono hasta que estés vestido, tu bolsa preparada y listo para salir. Si no puedes evitar leer o hacer otra cosa en tu teléfono a primera hora de la mañana, establece un horario límite. Por ejemplo, antes de las 7 de la mañana, debes dejar el teléfono y estar preparado para salir.

Te interesa

 


Cargando noticia...