En lugar de buscar personas creativas que lleven a cabo su rol, debes pensar en cómo puedes impulsar esa mentalidad en cada parte de tu empresa.

3 formas de impulsar la creatividad en tu empresa

impulsar-creatividad-empresa

©BigStock

Actualizado 05 | 02 | 2020 07:00

Creatividad empresa

Por segundo año consecutivo, LinkedIn Learning ha catalogado la creatividad como la habilidad más demandada en el mercado laboral.

Según el análisis, lo que más necesitan las empresas son personas que puedan pensar creativamente en cualquier rol o contexto de la empresa, ya sea que se trate de diseño de software o de hojas de cálculo.

Pero no se trata simplemente de contratar “creativos”. En lugar de buscar personas creativas que lleven a cabo su rol, debes pensar en cómo puedes impulsar esa mentalidad en cada parte de tu empresa.

Paul Robson, presidente de Adobe EMEA, argumenta que los líderes empresariales “necesitan pensar en las personas como ‘creadores profesionales’ y cocreadores. Desbloquear la capacidad de todos en tu equipo para ayudar a crear, ya sea a través de tecnología o proyectos colaborativos, puede acelerar exponencialmente la innovación “.

La creatividad no es una ventaja significativa hasta que impregna a toda una empresa. Lo que las organizaciones realmente necesitan son líderes que puedan cultivar una cultura de creatividad e innovación en sus lugares de trabajo, y eso solo sucede al alentar a todos los empleados a acceder y perfeccionar sus habilidades innatas de pensamiento creativo, sin importar sus roles.

Esto no quiere decir que otras habilidades blandas como el liderazgo, la gestión del tiempo o la comunicación ya no sean valiosas. Tampoco es un argumento de que todas las empresas necesitan imitar la mentalidad de disrupción de Silicon Valley. Pero en un mercado impulsado por la innovación, la creatividad es un combustible necesario. No solo eso, sino que a medida que la tecnología asume tareas más tradicionales, la necesidad de más conjuntos de habilidades creativas crece.

Nuevas ideas inspiradoras

¿Cómo puedes comenzar a fomentar una cultura más creativa en el trabajo? Cambia tu forma de pensar en soluciones. A continuación, te hablamos de tres formas de guiar sesiones de brainstorming en el trabajo más creativas.

  1. Trabajar sobre una idea

Perseguir la originalidad no conseguirá la creatividad en tu empresa. La creatividad genuina no se trata de tener todas las ideas originales; se trata de encontrar nuevas formas de aplicar y mejorar las existentes. Los artistas, aquellos que defendemos como proveedores de originalidad, han estado mejorando la idea anterior durante siglos. Como lo expresó Salvador Dalí: “Los que no quieren imitar nada no producen nada”.

La originalidad siempre ha sido sobrevalorada en la tecnología. Puede que Johannes Gutenberg inventara la primera imprenta, pero lo logró adaptando la tecnología de la prensa de vino que ya existía.

En otras palabras, no reinventes la rueda, reutilízala. Imagina que tienes un problema de gestión de proyectos en el equipo de marketing e intentas comunicarte con los desarrolladores de software para ver qué plataformas usarían para optimizar los flujos de trabajo. ¿Hay alguna forma de adaptar la tecnología para satisfacer las necesidades del departamento de marketing? Alienta a las personas de toda tu empresa a jugar con las ideas, tecnologías y productos existentes para resolver problemas.

  1. Combina diferentes disciplinas

La integración disciplinaria es un ingrediente esencial para la creatividad. Desafortunadamente, tanto en el mundo laboral como en la formación, es más común ver diferentes ideas y disciplinas separadas en lugar de unidas. Considera cómo pensamos en el arte y la ciencia. Eres un artista o un científico, un diseñador gráfico o un ingeniero de datos. Nunca las dos cosas, ¿verdad?

Integral Molecular es una empresa norteamericana de biotecnología que invita a los artistas a crear durante meses en sus laboratorios. Los artistas crean arte inspirado en la microbiología, y la investigación de los científicos se beneficia de la inspiración creativa. Es un beneficio mutuo.

En un contexto empresarial, una forma sencilla de combinar ideas aparentemente opuestas es a través de un mapa mental. Este proceso implica comenzar con un concepto central y escribir tantas ideas conectadas como sea posible. Después de un brainstorming, observarás combinaciones de ideas interesantes en varias secciones del mapa. Cuando involucras diferentes partes de tu cerebro a través de la asociación de palabras y el diseño gráfico, puedes desbloquear conexiones creativas que quizás no hayas visto antes. Este es un proceso que puedes utilizar para abordar cualquier problema de manera creativa, independientemente del departamento o proyecto con el que estés trabajando.

  1. Lleva las ideas al extremo

No tengas miedo a las grandes ideas. Especialmente en la fase de brainstorming de un proyecto, es fácil favorecer la eficiencia y reducir las ideas a un tamaño más manejable. Pero esta creatividad corta los circuitos y limita las opciones en el futuro. En lugar de amortiguar tus propias sugerencias o disminuir el entusiasmo de tu equipo por una nueva idea, intenta que el grupo extienda una idea a su máxima representación.

Crea una cultura donde se fomenten y acepten las grandes ideas. Un concepto revolucionario podría provenir de la sugerencia más inesperada. Siempre puedes preocuparte por la logística después de haber encontrado la mejor gran idea que existe.

La creatividad puede ser la mejor habilidad en este momento. Pero si realmente deseas aumentar la innovación en tu empresa, no solo implementes algunas contrataciones creativas. Genera creatividad en todas las partes de tu empresa con una resolución de problemas más inteligente y un brainstorming más innovador.

Te interesa


Cargando noticia...