Las preguntas no son solo solicitudes de información, también oportunidades para mostrar tu pensamiento y liderazgo

4 formas de responder preguntas difíciles

formas-responder-preguntas-dificiles

©BigStock

Actualizado 17 | 05 | 2019 07:00

No importa cuál sea tu trabajo o nivel profesional, tu vida laboral siempre te arroja preguntas. Algunos de ellas son fáciles de responder con un “sí”, “no” o una explicación bien razonada. Otras no lo son.

La mayoría de las veces no es un gran problema cuando no tienes una respuesta sólida de inmediato. Pero a veces una pregunta realmente puede desanimarte y disminuir tu credibilidad, especialmente si esas son tus respuestas cada vez que te preguntan.

En cambio, hay estas cuatro formas de responder preguntas difíciles e inesperadas sin sonar incompetente y desorientado/a.

Responde desde tu propio nivel

Cuando eres un líder o un gerente, puedes tener una comprensión amplia del trabajo de tu equipo, pero no todos los detalles.

Pero cuando te hacen una pregunta que está fuera de tu alcance, necesitas hacer algo más que decir: “Déjame responderte sobre eso”. Esa respuesta es una forma segura de posicionarte como un motor de búsqueda humano, no como un líder.

En estos casos, hay que reconocer la solicitud y luego centrarse en la cuestión tal y como la ves desde tu posición. Así se puede demostrar liderazgo guiando la discusión con respeto y claridad.

Proyecta tu respuesta en el futuro

Si te piden tu opinión acerca de un tema sobre el que no has pensado mucho, puedes tropezar tratando de encontrar algo considerado o, peor aún, decir algo que lamentarás haberlo dicho. En estas situaciones, la clave es pensar en el momento e inmediatamente mirar hacia adelante desde allí, no hacia atrás.

Si te mantienes en el momento, permitirás que tus pensamientos fluyan hacia adelante con tus especulaciones. De esta forma, en lugar de atarte a las experiencias pasadas, lo que puede que ni siquiera sea una buena opción para la pregunta, puedes responder de forma más hipotética y obtener una nota positiva al mismo tiempo.

Usa preguntas sobre otros para compartir tus propios puntos de vista

En otras ocasiones, te harán una pregunta que no tiene nada que ver con lo que acabas de decir. Quizás es alguien que no está familiarizado con tu empresa, industria o sector o que tiene una perspectiva diferente sobre el tema.

En esos casos, una pregunta no relacionada por parte de otra persona en una oportunidad para demostrar tu liderazgo, con un tipo de respuesta que no habla de lo que estaba pensando esa persona, sino llevándola a tu terreno y respondiendo también con preguntas y con algunas de las consideraciones más típicas y generales que acompañan a temas parecidos en la actividad empresarial.

Muestra gratitud por las preguntas que no puedes contestar

Es imposible prepararse para cada posible pregunta. Nadie es perfecto y, de vez en cuando, te harán una pregunta perfectamente legítima que desafortunadamente no puedes responder.

Cuando esto sucede, primero reconoce el valor de la pregunta. Entonces sé honesto/a y explícale que vas a necesitar investigarlo más. “Voy a explorar eso porque creo que hay muchas ideas valiosas que podríamos obtener examinando más esta área”, se podría decir. Puede que no estén satisfechos con tu respuesta, pero esta es una respuesta mucho mejor que, “No sé” o cambiar el tema por completo. Al dejar claro que estás comprometido/a a investigarlo, estás demostrando que te importa y tomas su pregunta en serio.

Clasificar preguntas complicadas en categorías como esta te ayuda a evitar el pánico y responder más analíticamente. Solo recuerda, las preguntas rara vez son solo solicitudes de información, también son excelentes oportunidades para mostrar tu pensamiento y tu liderazgo, incluso cuando no tienes una respuesta fácil.

Te interesa:


Cargando noticia...