Factores que fomentan un liderazgo efectivo

4 formas de fomentar una mentalidad de liderazgo en toda tu empresa

fomentar-mentalidad-liderazgo-empresa

©BigStock

Actualizado 30 | 06 | 2020 07:00

Liderazgo

Cierra los ojos e imagina a un líder. Puede que hayas imaginado un CEO en la sala de juntas, un entrenador reuniendo a su equipo o, quizás, un político carismático hablando en la campaña electoral.

Todas estas son imágenes familiares de lo que muchos de nosotros pensamos que significa un líder, pero reflejan roles en vez de actitudes, centrándose en una sola persona.

Si eres empresario o gerente de una empresa, puedes ser un gran líder, pero tu impacto se multiplicará exponencialmente cuando inspires a otros a hacer lo mismo. Como explica Abby Falik, fundadora de Global Citizen Year, el liderazgo es una práctica, no una posición: “Nuestra cultura está diseñada para combinar mosaicos, dinero y poder con el liderazgo”. Cuando desenredamos ese cableado, liderar significa usar nuestras fortalezas para influenciar a otros de manera positiva.

A continuación, te mostramos cuatro formas para fomentar el liderazgo en todo tu equipo.

Promover una mentalidad de liderazgo

Hay un arquetipo que las personas atribuyen a los líderes. Son extrovertidos, conversadores e incluso dominantes. Como resultado, algunas personas pueden sentir que no están hechas para liderar. En realidad, hay muchas formas diferentes de ejercer influencia. Si reformulamos el liderazgo como una perspectiva, no como un rol, podemos cambiar inmediatamente nuestro comportamiento.

El Dr. Jim Taylor, autor y profesor de la Universidad de San Francisco, dice en un artículo de Psychology Today que hay cuatro factores que fomentan un liderazgo efectivo:

  1. Compromiso: la determinación de liderar, realizar y sobresalir.
  2. Responsabilidad: asumir la responsabilidad y la responsabilidad de tu función.
  3. Rendimiento: trabajar lo mejor posible y esforzándose continuamente por alcanzar un nivel superior.
  4. Visión: mirar más allá de las tareas diarias para explorar lo que sigue.

Todos pueden adoptar estos principios, ya seas un nuevo empleado o el CEO.

Fomentar el compromiso

Los líderes fuertes actúan como el pegamento: son el eje de un equipo unido y comprometido. Según una investigación de Gallup de 2019, las empresas con empleados altamente comprometidos tienen menos rotación de personal y disfrutan de mayores ventas, ganancias y calificaciones de los clientes. Pero, ¿qué significa realmente “compromiso”? Todos hemos visto oficinas llenas de empleados con sus ojos fijados en la pantalla del ordenador. ¿Es eso el compromiso?

“Los empleados comprometidos tienen energía, orgullo, entusiasmo y actitudes positivas en el trabajo”, escribe el autor y psicólogo Dr. Tomas Chamorro-Premuzic. “Por otro lado, los empleados desconectados tienen un rendimiento inferior, se aburren y muestran comportamientos laborales contraproducentes, como perder el tiempo en internet o no aparecer por la oficina”.

El compromiso es una experiencia individual, pero puedes nutrirlo garantizando que tus equipos estén sanos, desafiados y tengan una autonomía real. Puedes alentar a los empleados a buscar vidas productivas y significativas fuera de la oficina. La educación continua, la capacitación personalizada y los proyectos creativos también pueden avivar su interés. Por otro lado, la microgestión, las molestias y la falta de confianza rápidamente llevarán a las personas a desconectar.

Comparte y repite el panorama general

Es fácil asumir que tus empleados están trabajando con un propósito claro, que han interiorizado la misión y visión de la empresa, y que sus actividades diarias reflejan estos objetivos. Pero en ocasiones, no es así. Las empresas actuales se mueven rápido. Es posible que veas la posición de tu empresa a largo plazo, pero tus empleados probablemente estarán resolviendo problemas dentro de sus roles laborales específicos y tareas cotidianas. Por lo tanto, como líder refuerza constantemente un propósito compartido.

Autenticidad

La autenticidad personal significa ser tú mismo. Cuanto más congruentes sean tus valores, creencias y rasgos de personalidad con su comportamiento real, más confiarán en ti. Cuando The New York Times le preguntó a Susan Desmond-Hellmann, CEO de la Fundación Bill y Melinda Gates, qué había aprendido de su trabajo, “sé tú misma” fue su primera lección de liderazgo. “Piensa en los atributos que tienes y úsalos como un activo para conducir tu misión”, dijo Desmond-Hellmann. Esta es una mentalidad de liderazgo que todos podemos adoptar.

Me interesa

Etiquetas Liderazgo

Cargando noticia...