Contratar a los empleados adecuados tiene el potencial de ser uno de los mayores desafíos como emprendedor

Cómo conseguir a los empleados adecuados para tu startup

conseguir-empleados-adecuados-startup

©BigStock

Actualizado 24 | 08 | 2020 10:41

Contratar empleados startup

La construcción de un negocio sólido depende de que las personas de nivel ejecutivo hagan bien las cosas, desde diseñar el modelo comercial hasta estipular los periodos de descanso de los empleados.

Hablando de empleados, necesitarás buenos empleados a la hora de dotar de personal a tu organización a medida que creces. No tienes más remedio que cubrir esos puestos, pero puedes elegir qué empleados los ocupan. Contratar a los empleados adecuados tiene el potencial de ser uno de los mayores desafíos como emprendedor. Los empleados adecuados hacen que tu negocio prospere, mientras que los incorrectos desperdician tiempo y dinero y pueden destruir tu cultura corporativa.

Entonces, ¿cómo puedes incorporar a las personas adecuadas? Aquí hay cuatro consejos para hacer precisamente eso.

  1. Haz coincidir las metas de los candidatos con tus objetivos

Es probable que hayas visto empleados desmotivados. Hacen lo suficiente para sobrevivir y nunca están comprometidos. Esos empleados probablemente quieran estar en otro lugar.

Evita este escenario desde el principio asegurándote de que cada uno de los empleados que contrates tenga objetivos profesionales que se alineen con lo que deseas que tu empresa logre. Parece un cliché, pero debes preguntar a cada candidato cómo quiere desarrollarse durante los próximos tres a cinco años y por qué creen que tu empresa puede ayudarles a lograrlo.

La forma en que los candidatos respondan esas preguntas te dará una idea de quiénes son, cómo piensan y qué han investigado sobre tu empresa y tu misión.

  1. Permite oportunidades para preguntas

Es posible que hayas experimentado entrevistas de trabajo en las que los candidatos no tienen ninguna pregunta para hacerte. Puede ser fácil pensar en las entrevistas de trabajo como interrogatorios, pero de manera realista, con tus candidatos debes tener conversaciones, no someterlos a interrogatorios que los hagan sentir incómodos.

Una conversación sana de dar y recibir permitirá que los candidatos aprendan más a medida que tú aprendas más sobre ellos en función de las preguntas que hagan. No tienes que reunirte con ellos en la sala de entrevistas; crea oportunidades para hacer preguntas mostrando a los candidatos la oficina, presentándolos a los empleados y fomentando una entrevista informal.

Presta atención a las preguntas que los candidatos te hagan a ti y a tus empleados actuales. La naturaleza de las consultas de un candidato te mostrará dónde está su mente en relación con la oportunidad de trabajo. Las interacciones del candidato con los empleados también serán dignas de mención porque un candidato podría unirse al equipo en unas pocas semanas.

  1. Contrata para la cultura

La cultura de tu lugar de trabajo tiene que ver con los valores y actitudes generales que impregnan cada centímetro de tu espacio de trabajo físico y mental.

La creación de una cultura empresarial sólida incluye todo, desde empoderar a tus empleados hasta vivir según tus valores, y alentar a los empleados a equilibrar su vida laboral y familiar. Piénsalo: ¿Por qué los candidatos no querrían unirse a tu empresa si vieran que les das a los empleados la capacidad de liderarse a sí mismos y a los demás, cumples con tus valores y organizas reuniones de empleados como happy hours, comidas al aire libre y fiestas navideñas?

A cambio, esperas que los empleados se adapten a las actitudes y comportamientos culturales de tu empresa.

  1. Contrata personas para las que trabajarías

Tal vez hayas escuchado la máxima de que debes contratar solo a aquellas personas para las que crees que podrías trabajar. Sabes lo que te gustaría de un superior. Busca esas cualidades en un subordinado. Quizás, para ti, esto signifique encontrar empleados que sean responsables, honestos, diligentes, trabajadores, inteligentes, curiosos y comunicativos.

Si valorarías a un supervisor que demuestre todas esas cualidades, haz que esas cualidades sean un requisito para las personas que contratas, incluso para los trabajadores de nivel junior. ¿Por qué? Porque personas podrían, en el futuro, liderar a otros. En ese caso, todo lo que has hecho es crear un equipo completo de personas buenas, trabajadoras y respetables a las que te encantará ver todos los días.

Me interesa


Cargando noticia...