Entendiendo cómo funciona tu wifi y con unos pequeños cambios, puedes mejorar mucho la capacidad de tu red

7 consejos para que tu wifi funcione mejor

consejos-wifi-funcione-mejor

©BigStock

Actualizado 21 | 11 | 2019 07:00

Wifi

La configuración de tu red wifi es fundamental. De nada te va a servir tener la fibra óptica más avanzada en tu casa si su velocidad máxima está limitada por estar mal configurada la red. Pero no solo la configuración es determinante, sino que hay muchos otros factores que hacen que la velocidad de descarga de tu red wifi se vea reducida.

Entendiendo cómo funciona tu wifi y con unos pequeños cambios, puedes mejorar mucho la capacidad de tu red. A continuación, te damos siete consejos que te ayudarán a mejorar su velocidad.

Coloca el router en un lugar adecuado

Es evidente que un router no es un aparato decorativo, pero si lo escondes detrás de algún mueble o lo metes en un cajón, la señal que emite va a tener dificultades para llegar a tus dispositivos. Su emplazamiento ideal es un lugar céntrico de tu casa y en alto, lejos de las paredes y de otros dispositivos y objetos metálicos.

Cambia de canal

En la actualidad, todo el mundo tiene su red wifi. Si vives en un edificio tu red estará compitiendo con la de tus vecinos por el uso del espacio radioeléctrico disponible. Los estándares actuales de wifi vienen protegidos contra interferencias, pero si hay muchas alrededor, es inevitable que se produzcan.

En el caso de tener acceso a la configuración del router, puedes cambiar de canal de emisión a uno con menos tráfico. Hay algunas aplicaciones para móvil, como Wifi Analycer, que escanean las redes cercanas y te dicen qué canales están más libres de carga.

Cambiar la antena

No en todos los routers es posible hacerlo, pero si en el tuyo las antenas están visibles (en los de última generación no se ven) puedes cambiarlas por otras de mayor tamaño con las que conseguir mayor cobertura. La antena debe estar colocada hacia arriba, perpendicular a la base del router.

Hay algunos trucos, como por ejemplo utilizar una lata de refresco abierta longitudinalmente y en forma parabólica en la antena, que puede ayudar a ganar algo más de cobertura pero, generalmente, no son de gran ayuda.

Pasa a los 5Ghz

Si los canales están muy saturados, puedes pasar a utilizar una red inalámbrica que emita 5Ghz en lugar de los 2,4 Ghz que utilizan las conexiones wifi. Si tu router es relativamente moderno, es posible crear este tipo de redes.

Las redes 5 Ghz tienen un poco menos de alcance que las 2,4 Ghz pero son espacios con menos interferencias. Pero antes debes asegurarte que tus dispositivos son compatibles con estas frecuencias ya que algunos, los más antiguos, solo son compatibles con redes wifi de 2,4 Ghz.

Protege tu red

Si tienes una red no protegida con una contraseña, es posible que alguien la esté utilizando para conectarse a internet, ocupando parte del ancho de banda disponible. Si el router te permite ver qué dispositivos están conectados, debes hacer una comprobación y asegurarte de que solo tus aparatos están utilizanando tu red.

Cambia la contraseña periódicamente y evita usar la que viene por defecto.

Utiliza repetidores y routers mesh

Si vives en una casa de grandes dimensiones o de varias alturas, es muy posible que la red wifi no llegue a todos los rincones. Puedes solucionando de dos formas.

En primer lugar, puedes utilizar los repetidores de red, que son pequeños adaptadores que prolongan el área de cobertura.

También puedes utilizar un router wifi mesh. Se trata de un router diseñado para coordinarse con varios puntos de acceso repartidos por la casa. Es una solución que se ha popularizado en los últimos años y que da buen resultado. Netgear Orbi, Google WiFi, Eero o TP-Link Deco son algunos de los sistemas de routers wifi mesh que puedes encontrar en el mercado.

Actualizar los dispositivos

Otra razón bastante común de la ralentización de la red wifi es que el software y el hardware de los equipos conectados a ella, e incluso el mismo router, no están actualizados. Generalmente, no todos los dispositivos conectados son compatibles con las últimas versiones wifi de 802.11ac o 802.11ax. Muchos smartphones, PC´s y consolas de videojuegos utilizan 802.11g o 802.11n, estándares de menor velocidad de transferencia, lo que puede lastar la velocidad de toda la red. Esto pasa porque estos dispositivos tardan en comunicarse y descargan grandes archivos, ocupando parte del ancho de banda que usarían dispositivos más modernos y eficientes.

En el caso del router, si es antiguo y es una concesión de tu operadora de telefonía, puede hablar con ellos y solicitar que te lo actualicen. Y no solo por tener una mayor velocidad, sino también por seguridad

Etiquetas Internetwifi

Cargando noticia...