Claves para no cometer errores de facturación

10 errores de facturación que debes evitar

errores-facturacion

©BigStock

Actualizado 17 | 06 | 2019 12:24

Errores facturas

Para un trabajador autónomo la facturación es una de las tareas más importantes del negocio. Es obvio que si tienes que hacer facturas es porque vendes, así que cuantas más facturas tengas que hacer, mejor. 

Generalmente, hacer una factura es bastante fácil hasta para el más neófito, sobre todo si tenemos un software de gestión. Pero en lagunas ocasiones, por las prisas o un despiste, cometemos errores de facturación.

A continuación, vamos a mostrarte los errores de facturación más comunes que son fáciles de evitar.

No cumplimentar los datos correctamente

Sabes que para que una factura tenga validez la debes rellenar correctamente con los datos de ambas empresas, es decir, tus datos como emisor, y los de la empresa receptora de la factura. Hay que poner el NIF, dirección completa, nombre completo, razón social y fecha. Como te olvides de la fecha, que es algo muy común, la factura no tendrá validez ante Hacienda.

También tendrás que tener cuidado la numeración de la factura, que debe ser correlativa en relación a la fecha de emisión. Dicho de otro modo, no se admite que una factura con fecha de emisión posterior tenga una numeración anterior a otra.

No detallar correctamente el concepto

El concepto (producto o servicio que hemos vendido) debe estar correctamente descrito. Si lo que vendes son productos, es fácil. Solo tienes que poner el producto que has vendido. El lio viene cuando lo que vendes es un servicio y lo tienes que describir. Es necesario describir bien los servicios restados, el número de horas y el importe.

Confundir el destinatario

Lo normal es que trabajes con varios clientes a los que factures de manera habitual. Por lo tanto, debes tener cuidado de o confundir los destinatarios de las facturas ya que e puede traer verdaderos quebraderos de cabeza. Lo más normal es que no pase nada, corriges la factura y te disculpas con el cliente. El problema viene cuando has firmado una clausula de confidencialidad con el cliente, a que estarías violando el contrato y compartiendo información privada con terceros. Ojo con esto.

Factura sin desglosar

El nivel de desglose dependerá del cliente pero lo más recomendable es desglosar la factura al máximo para dejar todo muy claro desde el principio. No dejes de incluir un campo por dar por hecho que tu cliente ya conoce ese dato. Dale todo la información para evitar problemas.

No dejar claras las condiciones

Esto es básico. Tus condiciones debes de estar claras desde el primer momento. Por lo tanto, es aconsejable que antes de enviar la factura hables con tu cliente de aspectos como cantidades, precios, cláusulas, etc. Y no basta que todo haya quedado claro de palabra, ponlo en la factura.

No especificar la fecha de vencimiento

A pesar de que hayas acordado con tu cliente una fecha de pago, es fundamental que la incluyas en la factura para evitar el impago.

Ten en cuenta que si tus facturas carecen de fecha de vencimiento, le pago deberá efectuarse en los 30 días siguientes pero es mejor evitar problemas incluyendo la fecha en la que debe de ser abonada.

No especificar el método de pago

Debes incluir el método de pago en cada factura. Especifica si quieres cobrar a través de transferencia bancaria, PayPal, etc.

Descuida la presentación

Debes cuidar el aspecto de todos tus facturas. No debe haber tachones, borrones ni falta de ortografía. Ten en cuenta que tu factura es como tu tarjeta de presentación. Cuida los detalles.

No poner tu logo en las facturas

Es fundamental que tus facturas sean tus facturas, que las personalices para generar una imagen de marca. Para ello puedes utilizar tu logo, un eslogan que te identifique y puedes incluir tu dirección web.

No guardar las facturas

Tienes la obligación de guardar todas tus facturas. Puede que, en algún momento, la Agencia Tributaria te las reclame y también las podrás utilizar para reclamar un impago.


Cargando noticia...