La LOPD establece el derecho de los trabajadores a no recibir comunicaciones fuera del horario laboral

WhatsApp para el trabajo: ¿Dónde están los límites?

whatsapp-trabajo-limites

©Whatsapp

Actualizado 04 | 03 | 2019 07:00

Whatsapp trabajo

Whatsapp es increíble, pero también es una herramienta que significa que tú y tu jefe podéis estar siempre conectados.

Los grupos de trabajo de Whatsapp son cada vez más comunes, y cada vez más invasivos. En lugar de utilizar el correo electrónico que solo leerás cuando estés en el trabajo (aunque puedes recibir correos electrónicos en tu teléfono), ahora un superior o compañero/a de trabajo puede enviarte un Whatsapp y esperar una respuesta inmediata. Lo que es sorprendente para la eficiencia y la comunicación, pero es un verdadero fastidio cuando se trata de respetar tu tiempo fuera del trabajo.

Entonces, ¿dónde está el límite? ¿Puedes decirle a tu jefe que hay una línea cuando se trata de mensajes de Whatsapp para trabajar?

En primer lugar, conoce la postura de tu empresa

Algunas compañías tienen políticas internas en las redes sociales, incluido el uso de Whatsapp, así que asegúrate de leer primero la guía de políticas y/o procedimientos a este respecto. De hecho, con la nueva LOPD, las empresas deben elaborar un protocolo a este respecto.

¿Por qué algunas empresas son estrictas en este caso? Porque las conversaciones de Whatsapp pueden ser más difíciles de documentar y monitorizar, a diferencia de los correos electrónicos internos o las plataformas de redes sociales públicas.

Las conversaciones de Whatsapp pueden enviarse como evidencia legal, por lo que no debes suponer que los chats en este tipo de plataforma te “liberan” de las reglas y regulaciones normales que puedes seguir al usar el correo electrónico.

Establecer límites

Entonces, ¿está bien utilizar los Whatsapps para el trabajo? Comienza siendo claro/a con tus colegas o jefes acerca de las expectativas. Si te agregas a un grupo, puedes especificar a las horas en que estás disponible para responder (por ejemplo, de 9:00 a 17:00). De esta manera, las personas ya saben cuándo deben o no enviarte mensajes.

Si trabajas en un entorno menos corporativo (o necesita estar de guardia para emergencias), intenta tener un grupo separado designado claramente para esta función. Un grupo ‘solo para emergencias de trabajo’, por ejemplo, establece un tono claro en el que los compañeros de trabajo no deberían enviar gifs divertidos y mensajes molestos. Luego, desactiva las notificaciones en los grupos de trabajo después de las horas, pero permanece ‘conectado/a’ solo para el grupo de emergencia.

En pocas palabras: aún se considera más profesional enviar correos electrónicos o llamadas telefónicas en lugar de Whatsapps, por lo que Whatsapp no ​​debería reemplazar estos canales por completo.

También tienes derecho a sugerir canales de comunicación más apropiados si crees que esto es necesario. Por ejemplo, si alguien te cita a una reunión a través de este medio, puedes recordarle gentilmente que te gustaría recibir esa información por correo electrónico. “Por favor, envíame esta información por correo electrónico, ya que puedo hacer un seguimiento de ella en mi lista de tareas o calendario de trabajo”, es una buena manera de manejar esto.

Recibes lo que das

No puedes esperar que otros respeten tu tiempo libre si no respetas el de ellos. Y el comportamiento que mostramos a los demás es a menudo la forma en que intuyen que también queremos que nos traten a nosotros mismos.

Por lo tanto, si envías un mensaje a las 11 de la noche, es justo que tu jefe suponga que recibes sus mensajes de trabajo a altas horas de la noche. Y si respondes regularmente a Whatsapps fuera de horario, entonces los colegas no tienen ninguna razón para creer que esto está invadiendo tu espacio o tiempo.

La Ley te ampara

De todas formas, con la aprobación de la LOPD, el derecho de los trabajadores a no recibir comunicaciones fuera del horario laboral está amparado por Ley.

En concreto, la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos establece en su artículo 88.1 que:

“Los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal, el respeto de su tiempo de descanso”.

Te interesa: