Mantenerse competitivo a menudo significa aprender cosas nuevas

6 trucos para aprender cualquier cosa más rápido

trucos-aprender-cualquier-cosa-mas-rapido

©BigStock

Actualizado 23 | 01 | 2020 07:00

Aprender fácilmente

Las investigaciones demuestran que hay formas de aprender nuevas habilidades y conceptos con rapidez y facilidad.

Ya sea una nueva tecnología, un idioma extranjero o una habilidad avanzada, mantenerse competitivo a menudo significa aprender cosas nuevas.

Ser un/a alumno/a espabilado/a puede darte una ventaja aún mayor. La ciencia demuestra que hay seis formas en que puedes aprender y retener algo más rápido.

Enseñar a otra persona

Te imaginas que tengas que enseñarle a otra persona el material o la tarea que intentas comprender, ello puede acelerar tu aprendizaje y recordarla más, según un estudio realizado en la Universidad de Washington en St. Louis. La expectativa cambia tu mentalidad para que te involucres en enfoques de aprendizaje más efectivos que aquellos que simplemente aprenden para pasar una prueba.

Aprender en cortos espacios de tiempo

Los expertos del Centro para el Éxito Académico de la Universidad Estatal de Louisiana sugieren dedicar de 30 a 50 minutos a aprender material nuevo.

“Menos de 30 simplemente no es suficiente, pero algo más de 50 es demasiada información para que tu cerebro la asimile al mismo tiempo”.

Una vez que hayas terminado, toma un descanso de cinco a diez minutos antes de comenzar otra sesión.

Las sesiones breves y frecuentes de aprendizaje son mucho mejores que las más largas e infrecuentes.

Cambiar la forma en que practicas una nueva habilidad motora puede ayudarte a dominarla más rápido.

Por tanto, se recomienda prepararte para las sesiones de micro aprendizaje.

Toma notas a mano

Si bien es más rápido tomar notas en un ordenador portátil, usar un lápiz y papel te ayudará a aprender y comprender mejor. Investigadores de la Universidad de Princeton y UCLA descubrieron que cuando los estudiantes tomaban notas a mano, escuchaban más activamente y podían identificar conceptos importantes. Tomar notas en un ordenador portátil, sin embargo, conduce a la transcripción sin sentido, así como a una oportunidad de distracción, como el correo electrónico.

“En tres estudios, encontramos que los estudiantes que tomaron notas en los ordenadores portátiles obtuvieron peores resultados en las preguntas conceptuales que los estudiantes que tomaron notas a mano”.

Usa el poder del espaciado mental

Si bien suena contradictorio, puedes aprender más rápido cuando practicas el aprendizaje distribuido o “espaciado”. Espaciar el aprendizaje durante la semana mantendrá tu conocimiento y habilidades durante más tiempo.

Para retener el material, es mejor revisar la información uno o dos días después de estudiarla por primera vez. Una teoría es que el cerebro realmente presta menos atención durante los intervalos de aprendizaje cortos. Así que repetir la información en un intervalo más largo, digamos unos días o una semana más tarde, en lugar de una sucesión rápida, envía una señal más fuerte al cerebro de que necesita retener la información.

Descansar

El tiempo de inactividad es importante cuando se trata de retener lo que se aprende, y conciliar el sueño entre las sesiones de estudio puede aumentar su recuperación hasta seis meses después, según una nueva investigación publicada en “Psychological Science”.

En un experimento realizado en Francia, a los participantes se les enseñó la traducción al swahili de 16 palabras en francés en dos sesiones. Los participantes en el grupo “despertar” completaron la primera sesión de aprendizaje en la mañana y la segunda sesión en la tarde del mismo día, mientras que los participantes en el grupo “dormir” completaron la primera sesión de la tarde, durmieron y luego completaron la segunda sesión sesión a la mañana siguiente. Los participantes que habían dormido entre sesiones recordaban aproximadamente 10 de las 16 palabras, en promedio, mientras que las que no habían dormido recordaban solo unas 7,5 palabras.

Estos resultados sugieren que entrelazar el sueño entre sesiones de práctica conlleva una doble ventaja, reduciendo el tiempo dedicado al reaprendizaje y asegurando una mejor retención a largo plazo que la práctica sola. Investigaciones anteriores sugirieron que dormir después del aprendizaje es definitivamente una buena estrategia, pero ahora se ha demostrado que dormir entre dos sesiones de aprendizaje mejora en gran medida esa estrategia.

Cambia la forma

Al aprender una nueva habilidad motora, cambiar la forma en que la practicas puede ayudarte a dominarla más rápido, según un nuevo estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins. En un experimento, se les pidió a los participantes que aprendieran una tarea informatizada. Los que usaron una técnica de aprendizaje modificada durante su segunda sesión se defendieron mejor que aquellos que repitieron el mismo método.

Los hallazgos sugieren que la reconsolidación, un proceso en el que los recuerdos existentes se recuerdan y modifican con nuevos conocimientos, juega un papel clave en el fortalecimiento de las habilidades motoras.

Lo que descubrieron es que si practicas una versión ligeramente modificada de una tarea que deseas dominar, en realidad aprendes más y más rápido que si simplemente continúas practicando exactamente lo mismo varias veces seguidas.

Te interesa:


Cargando noticia...