Javier Iriondo - Pirámide de Maslow

Pirámide de Maslow: qué es y qué debemos aprender de ella

piramide-maslow-javier-iriondo

©BigStock

Actualizado 05 | 02 | 2018 09:28

Pirámide de Maslow

Abraham Maslow fue conocido como uno de los fundadores de la psicología humanista. Una línea de psicología que manifiesta los procesos y necesidades de la búsqueda de la autorrealización y el deseo de alcanzar nuestro potencial como seres humanos.

Pero ante todo, fue conocido por su trabajo en torno a la llamada Pirámide de Maslow o Jerarquía de las Necesidades Humanas, y con el que publicó su libro Una teoría sobre la motivación humana en 1943.

1. ¿CUÁL ERA LA TEORÍA DE MASLOW?

¿Por qué nos comportamos como lo hacemos? ¿Cuáles son los factores que se esconden detrás de todas las acciones del ser humano? Esa era la pregunta a la que intentaba responder Maslow con su teoría de las necesidades básicas (humanas).

En cierto modo, esa jerarquía de las necesidades se denomina también como la “tercera fuerza” ya que, según él, nuestras acciones están motivadas por el objetivo de cubrir o satisfacer dichas necesidades. Y eso es lo que, según su teoría, explicaría muchos de los comportamientos y decisiones que condicionan en gran medida nuestra conducta y nuestra vida.

2. ¿CUÁLES SON LAS NECESIDADES BÁSICAS SEGÚN MASLOW?

a) Necesidades fisiológicas

Estas necesidades son la más básicas y primitivas. Tienen que ver con el puro instinto de supervivencia, como pueden ser la comida, respirar, el agua, sexo, dormir… Este es el primer nivel y más básico de la jerarquía. Cuando estas necesidades está satisfechas pasamos al segundo nivel.

b) Necesidad de seguridad

Ésta es también una necesidad básica y no solo fisiológica. Toda persona necesita tener algún sentido de seguridad, un hogar donde sentirnos protegidos y poder vivir más seguros; saber que podemos mantenernos y cubrir las necesidades básicas de nuestra familia, que podemos cuidar de los nuestros y de nosotros mismos.

c) Necesidad de amor y pertenencia

La tercera necesidad tiene que ver con las necesidades sociales. Todo ser humano quieres sentir conexión, amor, pertenencia, relaciones, familia, amigos. Hablamos de los vínculos afectivos.

d) Autoestima

La confianza y la seguridad en uno mismo, tener una buena autoestima, la propia aceptación, la necesidad de reconocimiento, sentirse respetado, sentirse valioso en la sociedad. En este apartado la pirámide de Maslow lo expresa como una manera de sentirnos bien con nosotros mismos, tener una buena autoimagen.

e) La necesidad de autorrealización

Esta última es el nivel más alto y deseable, donde están las necesidades del desarrollo personal, el desarrollo espiritual, la contribución, la necesidad de sentido y propósito de vida. Esa autorrealización es el desarrollo de nuestro potencial para lograr una vida más plena y cercana a lo que nosotros entendemos cuando respondemos a la pregunta qué es la felicidad.

3. ¿QUÉ DEBEMOS APRENDER DE LA PIRÁMIDE DE MASLOW?

Según Maslow, las primeras necesidades, (necesidades fisiológicas y de seguridad) son más básicas, pero también son las más potentes. Si no se satisfacen, no logramos pasar al siguiente nivel y seguir progresando.

Con las necesidades fisiológicas cubiertas, aparece la segunda necesidad, la de seguridad, que en muchos casos se convierte en la fuerza que domina la personalidad. Puede manifestarse como miedo, preocupación y ansiedad por la falta de ella.

Tras las necesidades básicas aparecen las necesidades sociales (la tercera de la pirámide) y en la cima tenemos las más importantes, las que tienen que ver con el desarrollo y la evolución personal, la autorrealización, la contribución y el sentido de la vida.

A pesar del reconocimiento que obtuvo la pirámide de Maslow, también tuvo sus detractores. Algunos estudios demostraban que aunque no se cumpliesen todos los niveles de las necesidades básicas iniciales, las personas podían aspirar y lograr los objetivos relacionados con la autorrealización.

Lo que sí está demostrado es que la felicidad y la plenitud personal están ligadas en mayor o menor medida a esas necesidades y que el factor fundamental es la autorrealización, que es el que más incide en los índices de felicidad.

3.1 ¿En qué fase de la Pirámide Maslow estás tú?

A veces creemos que si logramos la ansiada felicidad, los conflictos emocionales y la tensión desaparecerán por arte de magia. Pero es en el momento en que trabajamos nuestro desarrollo personal -y manejamos mejor nuestras emociones- cuando se reducen la tensión y los conflictos internos.

Resolvamos nuestros conflictos internos, aprendamos a relajarnos, no magnifiquemos lo problemas y dejemos de complicarnos tanto la vida. Solo así, alcanzamos de forma natural (y sin tener que alcanzar grandes logros como a veces suponemos) un estado de bienestar emocional.

Así que la pregunta que cada uno deberíamos hacernos es ¿en qué fase de la pirámide estoy? ¿Estoy desarrollando todo mi potencial? Porque esa autorrealización, ese crecimiento personal, es el que nos otorga más valor, más capacidad para ser más productivos, para tener más oportunidades, lograr una mayor calidad de vida emocional y poder ser más felices.