Desde el almacenamiento hasta la planificación del canal, el envío, etc., aquí hay una guía con algunos de los términos relacionados con el ecommerce que definitivamente necesitas conocer.

10 términos de comercio electrónico que necesitas conocer

©BigStock

Actualizado 04 | 01 | 2022 13:19

Comercio electrónico

El comercio electrónico cambia constantemente y tiene muchas partes móviles y personas a lo largo de la cadena de suministro con las que necesitas interactuar. Especialmente para las marcas y empresas que son nuevas o que han ingresado recientemente al espacio, hay muchas terminologías para mantenerte al día.

Desde el almacenamiento hasta la planificación del canal, el envío, etc., aquí hay una guía con algunos de los términos que definitivamente necesitas conocer.

  1. BOPIS y BORIS. BOPIS significa «Compra online, recoge en la tienda» y BORIS significa «Compra online, devuelve en la tienda«. Su papel fundamental en la estrategia omnicanal de los minoristas se ha consolidado.
  2. 3PL. 3PL (Third Party Logistics) o logística de terceros son partes externas que administran las operaciones logísticas entre las etapas de «Agregar al carrito» y «Su pedido ha sido realizado», así como la logística de devolución. Los servicios generalmente incluyen almacenamiento, recogida de pedidos y empaque, preparación de kits y envíos de pedidos, aunque las capacidades ofrecidas y las escalas a las que se realizan varían de una empresa a otra.
  3. Análisis ABC. Es una técnica que se utiliza para clasificar el inventario en orden de importancia para que puedas tomar decisiones inteligentes y rentables sobre qué, cuándo y dónde ordenar y colocar artículos en tu almacén. El inventario «A» está reservado para tus productos de mejor rendimiento, aquellos que generan la mayor cantidad de ingresos y, por lo tanto, deben priorizarse; el inventario «B» se asigna a los productos promedio; el inventario «C» se designa para tus productos de movimiento más lento, donde tienes la mayor libertad y la menor urgencia.
  4. API. Una interfaz de programación de aplicaciones (API) es esencialmente un código que permite que dos aplicaciones se comuniquen entre sí. Es la pieza del rompecabezas que los programadores y desarrolladores usan para ordenar cómo los diferentes componentes de software deben interactuar con otros para funcionar, agregando toneladas de funcionalidad y conveniencia a las páginas web y operaciones de comercio electrónico.
  5. Peso dimensional. A menudo llamado peso DIM o peso volumétrico, esta es la fórmula que usan los transportistas para calcular los costes de envío. La fórmula, que mide pulgadas cuadradas cúbicas, es largo por ancho por alto dividido por 139. Esto determina la cantidad de espacio que ocupa un paquete en relación con su peso real. Los remitentes pagan según el peso dimensional o el peso real de un paquete, el que sea mayor.
  6. D2C. D2C significa «directo al consumidor», que es un modelo de distribución mediante el cual una empresa vende sus productos directamente a sus clientes en lugar de depender de intermediarios como mayoristas o minoristas.
  7. Kitting. O preparación de kits, es una estrategia logística que consiste en reunir las partes individuales que conforman un producto y con ellas crear un paquete, denominado kit. Este kit se entrega, a continuación, a otros operarios del almacén que formarán el producto final
  8. Entrega de última milla. A veces llamada logística de última milla, la entrega de última milla se refiere al tramo final de una entrega, donde las mercancías se transportan desde un centro de transporte hasta el destino final.
  9. ROPIS. «Reservar online, recoger en la tienda» es una opción de hacer clic y cobrar que permite a los clientes poner un artículo en espera en cualquier tienda donde esté disponible sin tener que pagar por adelantado. Los clientes realizan la compra real al recogerlo, pero también pueden optar por no comprar el artículo después de verlo.
  10. SGA. Un sistema de gestión de almacenes es una aplicación de software que se utiliza para respaldar, optimizar y simplificar la gestión de las instalaciones de distribución o almacenes. Por ejemplo, puede proporcionar información en tiempo real sobre la ubicación y la cantidad del inventario o utilizar datos para pronosticar las ventas.

Me interesa


Cargando noticia...