Incluso las mejores ideas pueden dejar de traducirse en startups rentables y valiosas

Señales clave que indican que has validado tu idea

senales-clave-indican-validado-idea-aplicacion-inicio

©BigStock

Actualizado 23 | 06 | 2020 10:12

Si te has estado preparando para lanzar tu proyecto durante bastante tiempo, es probable que hayas pensado mucho en la viabilidad, la validación y el potencial de tu idea, especialmente cuando significa la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Cuantificar y calificar tus hitos de validación te ayudará a crear una hoja de ruta y un punto de referencia mediante el cual puedes evaluar tu camino mientras reduces tu incertidumbre y tus dudas.

A continuación, te mostramos los signos más comunes que indican si has validado tu idea de aplicación de inicio.

  • Has identificado un problema que vale la pena resolver: Una idea de inicio es simplemente una solución a un problema. Por lo tanto, los dos pilares clave de cualquier startup son la existencia de un problema y una solución. Sin embargo, una solución sin problemas no tiene valor, no importa lo innovadora que sea. Pero un problema sin solución sigue siendo un problema para el que los clientes encontrarán una forma de resolverlo. Sin embargo, no todos los problemas son lo suficientemente grandes como para que los clientes los resuelvan. Por lo tanto, tienes tu primer signo de validación si has identificado un problema que necesita ser resuelto. Realizar una investigación de mercado, observar a los clientes de la competencia y entrevistar a compradores potenciales para comprender sus necesidades y expectativas puede ayudarte a refinar tu idea de la aplicación y desarrollar una mejor comprensión de los problemas o desafíos que tu idea resolverá para ellos.
  • Sabes quiénes son tus competidores y por qué son diferentes: Antes de comprometerte a desarrollar la idea de tu aplicación, es fundamental estudiar a tus competidores y comprender el valor que ofrecen. Luego puedes optar por diferenciar tu solución a través de la innovación radical, la segmentación o simplemente reutilizando un modelo de negocio exitoso existente. Lo que importa es que conozcas la propuesta de valor de tus competidores y tengas una propuesta diferenciada y convincente para tu aplicación. La investigación online es el primer paso, entrevistar a los clientes vienes después.
  • Has entrevistado a tus futuros clientes: El desarrollo del cliente es un proceso continuo para cada inicio, pequeño o grande, sin embargo, es particularmente importante en la etapa previa al lanzamiento de una aplicación. Implica hablar con tus futuros clientes y usuarios de soluciones competitivas. Si has tomado medidas de validación cualitativas y desarrollado información sobre el potencial del mercado, las expectativas del cliente y los atributos del producto que vale la pena desarrollar, estás en el camino correcto.
  • Has identificado a tu comprador ideal: A medida que utilizas las entrevistas con futuros clientes para desarrollar información útil sobre el mercado y los productos, también verás que las características de tu comprador ideal emergen del conjunto de datos. En pocas palabras, las entrevistas no solo te ayudarán a segmentar el mercado, sino también a identificar tu objetivo principal.
  • Has vendido una oferta irresistible: Una de las formas más simples y efectivas de validar tu idea es probando y midiendo la urgencia de la necesidad de tu solución para tus clientes, ofreciendo tu producto en venta o preventa. Si bien el efectivo generalmente es la señal de validación más fuerte, tu experimento no tiene que requerir pago, especialmente si una campaña de preventa no tiene sentido para tus clientes objetivo o modelo de ingresos. La idea es probar si tus futuros clientes están interesados en comprometerse con tu producto o inicio, ya sea a través de un contrato, prepago u otros medios de compromiso.
  • Sabes cómo generar dinero con tu idea: No es suficiente haber identificado un problema que valga la pena resolver, también necesitas averiguar tu modelo de ingresos. Lo que mejor se adapte a tu aplicación solo se puede determinar durante las primeras etapas de validación cualitativa y cuantitativa.
  • Has construido y probado tus características principales: El correo electrónico es una de las aplicaciones más utilizadas. Piensa en todas las funciones que tiene tu plataforma de correo electrónico y las funciones que realmente usas. ¿Qué pasa si esas dos o tres características clave se eliminan y te quedas con todas las demás? ¿Seguirías usando el producto? Las características principales son imprescindibles y la razón por la que todos los usuarios usan el producto. Si fallan o no existen, el producto falla. La primera versión de tu producto debe centrarse en probar esas características clave, que te ayudarán a probar las suposiciones más arriesgadas sobre el problema y la solución.
  • Sabes dónde quieres ir: La mayoría de las veces, tu idea cambiará, y también lo hará tu visión. La claridad puede llevar tiempo en desarrollarse, pero cuando lo haga, podrás asignar tu plan de crecimiento y tu camino a donde quieras llevar tu startup. Este signo se desarrollará al principio de la empresa a medida que comiences a ganar tracción con tu aplicación.

Incluso las mejores ideas pueden dejar de traducirse en startups rentables y valiosas. Recordar esto y validarlo a fondo puede salvarte de varios errores evitables y proporcionarte una hoja de ruta para iniciar tu aplicación de inicio con éxito.

Me interesa

 


Cargando noticia...