En el futuro, los empleados ejercerán una influencia aún mayor sobre las decisiones inmobiliarias corporativas

5 predicciones para el lugar de trabajo del futuro

predicciones-lugar-trabajo-futuro

©BigStock

Actualizado 24 | 07 | 2020 03:53

En cuestión de meses, el Covid-19 ha provocado una transformación histórica y radical en la forma en que pensamos sobre el acto tradicional de ir a trabajar. 

¿La oficina como la conocíamos desaparece para siempre? ¿O los eventos recientes simplemente han acelerado el cambio inevitable y muy necesario?

Mucho antes de la pandemia, las pautas de trabajo flexible, la reversión en la densificación de la oficina y la mejora de la salud y el bienestar de los empleados ya estaban en marcha; el Covid-19 simplemente ha acelerado el proceso.

Hay mucho que hacer al repensar la oficina moderna. Aquí hay cinco predicciones sobre cómo deben ser los lugares de trabajo en el futuro.

  1. Cuanto más cambian las cosas, más permanecen igual: Después de la pandemia, habrá aproximadamente la misma demanda de espacio para oficinas. En la encuesta de la firma de arquitectos Gensler’s US Work From Home, realizada a 2.300 trabajadores de 10 sectores distintos, solo el 12% dijo que no quería regresar a una oficina. El CEO de Zoom, Eric Yuan, dice que “desde el punto de vista tecnológico, no estamos preparados para trabajar desde casa”, y que pueden pasar entre “15 y 20 años” para que el producto y la infraestructura respalden plenamente el trabajo remoto. Las organizaciones pueden sobrevivir remotamente por ahora, pero la interacción en persona es crítica para el desarrollo profesional, la cultura y la capacitación. Si bien el trabajo remoto aumentará significativamente, su impacto probablemente se verá compensado por completo por el crecimiento del empleo y la reversión de la densificación.
  1. Conversaciones de talento: En el futuro, los empleados ejercerán una influencia aún mayor sobre las decisiones inmobiliarias corporativas. La selección del espacio de oficina fue históricamente una decisión de arriba hacia abajo tomada por C-Suites. La guerra por el talento cambió eso, ya que las empresas alquilaron más espacio en las zonas comerciales centrales e invirtieron en servicios para atraer a los Millennials. Las selecciones de oficinas estarán cada vez más orientadas hacia lo que los empleados desean: flexibilidad, reducción de viajes diarios, salud y bienestar, y otras comodidades. La pandemia solo acelerará esta tendencia, ya que los empleados demandan más de la oficina para mejorar el trabajo remoto.
  1. Descentralización física: Las empresas se descentralizarán físicamente. Algunos se han referido a esto como un modelo de “eje y radio”, pero la realidad es más compleja. Las ciudades no serán reemplazadas, pero es probable que los mercados suburbanos y localizados ganen terreno a medida que la pandemia, el mayor costo de vida, el malestar social y las tensas finanzas municipales conspiran para extender las recuperaciones urbanas. La “Ciudad que nunca duerme” pronto puede funcionar de esa manera, ya que los funcionarios consideran un día laboral de 24/7 con el 20% de la fuerza laboral trabajando. En última instancia, las megaciudades funcionarán como una serie de pequeñas comunidades independientes. Del mismo modo, más corporaciones proporcionarán múltiples ubicaciones para llegar a las comunidades residenciales de los empleados.
  1. Nuevas construcciones: Los edificios comerciales envejecidos serán derribados a favor de nuevas construcciones. Las firmas de arrendamiento ahora incluyen con frecuencia una “lista de verificación Covid”. Los edificios nuevos tienen la clara ventaja de que contienen infraestructura moderna y generalmente tienen presupuestos operativos más altos, que pueden absorber costes de limpieza mejorados y los propietarios pueden realizar rápidamente las inversiones necesarias. La nueva construcción tiene otras ventajas, como la eficiencia de la ocupación, que el distanciamiento social ha hecho más valioso que nunca. Los edificios con un solo ascensor aún podrían cumplir con el código, pero de la noche a la mañana se volvieron inadecuados para mantener a los empleados seguros.
  1. Mostrar, no contar: Los edificios de oficinas llevan mucho tiempo en un cambio de paradigma, desde instalaciones de procesamiento computacional hasta lugares inspiradores que fomentan la creatividad y la innovación. En nuestro siglo 21, la economía de servicios y la creatividad son la nueva productividad; las innovaciones todavía se intercambian en las pizarras, se realizan conexiones significativas en los pasillos y las negociaciones estancadas se resuelven a través de acuerdos paralelos. La mayoría de los trabajadores no pueden renunciar a los aspectos físicos tradicionales del espacio de trabajo en la mayoría de las empresas basadas en la oficina. Las oficinas bien diseñadas, donde haya la luz natural y el movimiento físico sea posible, serán saludables e inspiradoras. Estar juntos facilita ser parte de algo más grande, proporciona estructura y equilibrio en la vida de las personas y reduce el aislamiento.

Me interesa


Cargando noticia...