Pensar fuera de la caja: el método que utilizan los gurús de los negocios

pensar-fuera-caja-metodo-gurus-negocios

©BitgStock

Actualizado 29 | 04 | 2019 07:00

Pensar fuera de la caja

Decía Albert Einstein: “locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados distintos”. Y tenía razón. Más de una vez nos hemos enfrentado a un proyecto o una tarea y, a pesar de tener una intención clara de innovar, asumir nuevos retos y experimentar con alternativas diferentes, hemos acabado en el mismo lugar de siempre.

Es imposible llevar a cabo algo de manera distinta si el camino que recorremos para encontrar la mejor estrategia de ataque es siempre el mismo.

“Pensar fuera de la caja” te permite cambiar ese camino que tenemos tan interiorizado y asumido pero que, en ocasiones, puede no ser beneficioso. Pensar fuera de la caja, una expresión traducida literalmente del inglés (Thinking out the box), significa, básicamente, pensar diferente. Buscar opciones que están más allá de los límites visibles, de los supuestos tradicionales. Significa desterrar el “siempre se ha hecho así” de nuestras rutinas de actuación.

Todo lo que entendemos como evolución implicó, en algún momento, pensar fuera de la caja. Según María Elena Dangelo, directora de RR.HH. para el Grupo de Mercados Sur de Avon, una marca que ya lleva un tiempo implantando el “pensar fuera de la caja” en sus rutinas productivas, “hay que despegarse de los prejuicios y cuestionárselo todo: los principios, los procesos y las soluciones”. Es la única forma de avanzar. Aunque pueden parecer conceptos ambiguos y hasta filosóficos, está demostrado que funciona. Si Graham Bell no se hubiese cuestionado el funcionamiento del telégrafo, quizás no hubiese inventado el teléfono. O si Rinus Michels, entrenador de la Holanda de Cruyff, no se hubiese planteado en su momento el dibujo táctico, la forma física de los futbolistas e incluso las demarcaciones de campo, no sabríamos lo que es “el fútbol total”.

Es probable que estos ejemplos tan reconocidos y de tanto éxito te hayan convencido para embarcarte en la experiencia del “thinking outside the box”. Si te apetece experimentarlo, sólo tienes que hacerte el firme propósito de cambiar tu forma de pensar…y bucear en internet. Hay miles de juegos y aplicaciones para entrenar a tu cerebro en esto de descubrir nuevos caminos. En Pinterest, ese portal infinito de inspiración, encontrarás miles de opciones buscando el término en inglés (está más estandarizado y tendrás más probabilidades de éxito). Aunque si estás tan interesado que quieres descubrir este nuevo método de pensamiento inmediatamente, te dejamos varias ideas:

  • Mindmap. En un trozo de papel, escribe el tema principal a tratar en el centro de un círculo. A partir de ahí, escribe alrededor de este círculo principal otras ideas relacionadas que se te vayan ocurriendo. Cuando consideres que algunas de esas ideas pueden conducirte a un nuevo patrón, dibuja un rectángulo o un óvalo a su alrededor. A medida que el mapa progresa, tu mente se irá abriendo y dando lugar a ideas inimaginables anteriormente
  • Listas de palabras. En una hoja, haz tres columnas. En la primera columna, escribe todos los conceptos que puedas sobre el tema que quieres abordar; en la segunda, anota todas las palabras que se te ocurren sobre el concepto que más te interese de la primera lista; y en la tercera, escribe términos opuestos a los de la primera columna. Haz un círculo que conecte aquellas palabras, de las tres columnas, que creas que pueden estar relacionadas.
  • Tirar del hilo. Forma un grupo y escoge un problema para resolver. La primera persona a la que se le ocurra alguna solución la tiene que compartir con el grupo. A partir de ahí, la persona de su izquierda tiene que añadir su propia visión diciendo: “si, y además…” y añadiendo lo que considere oportuno. Y así sucesivamente.

Cargando noticia...