Los ingresos anuales globales en la industria de pagos podrían alcanzar los 1,8 billones de dólares en 2024

La industria de Pagos acelerará su transformación por el COVID-19

industria-pagos-acelerara-transformacion-covid19

©BigStock

Actualizado 06 | 10 | 2020 10:01

Industria pagos

Aunque la crisis producida por el COVID-19 ha modificado en parte la forma en que los consumidores y las empresas realizan sus transacciones, anticipando un crecimiento más lento de los ingresos en el corto plazo, tendencias como el cambio a los pagos contactless, la creciente adopción de monederos digitales (wallets) y el uso generalizado de la automatización en los pagos B2B elevarán las perspectivas de la industria a medio plazo, según un nuevo informe de Boston Consulting Group Global Payments 2020: Fast Forward into the Future.  
En su decimoctavo informe anual de la industria de pagos, BCG destaca los recientes avances en los mercados de pagos globales y regionales, explica cómo los proveedores de pagos de cliente retail e institucional pueden responder mejor a las disrupciones provocadas por la pandemia, e identifica los desafíos que deben afrontar los stakeholders de la industria. El informe, que se basa en el modelo de análisis pagos mundiales desarrollado por BCG -utilizando datos de SWIFT, el proveedor mundial de servicios seguros de mensajería financiera-, también ofrece cinco claves imprescindibles para crear ventajas competitivas en la industria de pagos.

“La pandemia ha acelerado  cambios que tradicionalmente tardan una década en materializarse en la industria de los pagos, y ha creado una ventana de oportunidad para que las empresas con mayor talento puedan dar un salto cualitativo en el mercado, aumenten su tamaño, y consigan impactar en los clientes”, ha destacado Yann Sénant, Managing Director & Partner de BCG en París, coautor del informe y responsable mundial del segmento de banca transaccional y pagos de Boston Consulting Group “Los actores en materia de pagos que actúen ahora de forma decisiva, conseguirán una ventaja clara sobre el resto del mercado”.

Perspectivas del mercado

Dada la incertidumbre provocada por la pandemia actual, las previsiones de BCG sobre la industria de pagos incluyen tres escenarios de crecimiento de ingresos basados en tres escenarios de PIB global. En un entorno de recuperación rápida, BCG estima que los ingresos mundiales en la industria de pagos mundiales crecerán desde 1,5 billones de dólares en 2019 a 1,8 billones de dólares en 2024, una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 4,4%.  Aunque sólido, este nivel de CAGR es mucho menor que el 7,3% logrado entre los ejercicios 2014 a 2019. En un escenario de recuperación lenta, el nivel de ingresos mundiales podría alcanzar 1,7 billones de dólares en 2024 con un CAGR del 2,7%. En un escenario de mayor impacto negativo, el aumento de ingresos supondría un CAGR moderado de sólo el 1,1%.

Sin embargo, la segunda mitad del decenio presenta un escenario de crecimiento mucho más optimista, impulsado por la expansión económica, los avances en la infraestructura de pagos, el crecimiento del comercio electrónico y una mayor inclusión financiera. De 2024 a 2029, los ingresos mundiales por pagos deberían aumentar entre un 4,4% y un 5,6% anual (dependiendo del escenario), aproximadamente 1,5 veces más rápido que el crecimiento de los ingresos bancarios en general. Para 2029, el total de ingresos podría aumentar a entre 1,9 y 2,4 billones de dólares, dependiendo del alcance de la recuperación económica.

Asegurar el crecimiento futuro en los pagos de cliente retail

El informe dice que, a corto plazo, los emisores y los intermediarios afrontan, en la mayoría de los mercados, una mayor tasa de morosidad y mayor número de devoluciones, en la medida que los clientes y las empresas estarán luchando contra las consecuencias financieras de la pandemia. Además, los comercios se enfrentan a sus propios desafíos: conseguir que los clientes vuelvan a las tiendas físicas, encontrar las mejores vías para llegar a ellos online y lanzar aquellas ofertas que les resulten más atractivas, lo que les supondrá esfuerzos adicionales.

Resolver las fricciones en los pagos de clientes institucionales

Según el informe, es probable que la crisis de COVID-19 acelere la digitalización de la banca transaccional institucional, un conjunto de servicios que incluye pagos nacionales y transfronterizos, gestión de efectivo, trade finance y soluciones para el capital circulante. El hecho de que estas actividades sean críticas para las empresas, y el expertise necesario para desarrollarlas, impulsarán el crecimiento de los ingresos en la mayoría de los principales mercados. Al centrarse en unas pocas medidas a corto plazo, los bancos y los proveedores de pagos para cliente institucional tienen la oportunidad de formar parte de la solución global a la crisis, fortaleciendo las relaciones que pueden reportar dividendos a largo plazo. Estas acciones incluyen convertirse en un socio proactivo en la gestión de crisis, impulsar la velocidad y amplitud de la salida de la crisis, proporcionar soluciones de banca transaccional mayoristas en lugar de productos, y mejorar las capacidades de gestión de riesgos.

Ganar al futuro

El informe de BCG sostiene que el futuro para la industria de pagos es un escenario dinámico poblado por diversos actores. De las grandes tecnológicas a las Fintech, de los emisores a los procesadores, de los proveedores de servicios integrales a los players de nicho, todos los competidores en este ecosistema que evoluciona rápidamente afrontan sus propios desafíos. Sin embargo, son cinco las cuestiones imprescindibles que comparten todos ellos. BCG estima que los ganadores en el mundo postcrisis serán las empresas que consigan liderar el sector adaptando su modelo a las siguientes prioridades:

  • Rebalancear los productos y la cartera de clientes.
  • Buscar fusiones y adquisiciones, partnerships y oportunidades de creación de ecosistemas.
  • Convertirse en organizaciones basadas en los datos
  • Reforzar la gestión de riesgos
  • Acelerar la transformación digital

“Las crisis a menudo obligan a las empresas a revisar su forma de hacer negocios”, afirma Álvaro Vaca, Managing Director & Partner de BCG en Madrid, líder del segmento de Pagos y Transaction Banking para Europa, África, y América del Sur, y coautor del informe. “La transformación de la industria de pagos será vital para acelerar la recuperación económica tras el COVID-19. Los líderes tienen mayor legitimidad -y urgencia- para realizar movimientos que puedan asegurar el éxito de sus negocios en el largo plazo.”

Puede descargar una copia del informe aquí.

Me interesa


Cargando noticia...