Para mejorar tu rendimiento y reducir tu estrés es recomendable que descubras tu flujo de trabajo personal

5 preguntas que te ayudarán a identificar tu estilo de productividad

identificar-estilo-productividad

©BigStock

Actualizado 13 | 08 | 2020 07:00

Mejorar productividad

Hacer las cosas en menos tiempo puede servirte para dos propósitos: puedes encajar más tareas en un día o puedes liberar más tiempo para el ocio. 

Cualquiera que sea tu objetivo, identificar y aprovechar tu estilo de productividad personal puede ser tu arma secreta.

Para mejorar tu rendimiento y reducir tu estrés es recomendable que descubras tu flujo de trabajo personal. A continuación, te damos 5 preguntas que te ayudarán a identificar cuál es tu estilo de productividad.

  1. ¿Cuándo trabajo mejor?

Probablemente sepas que hay tres tipos de personas: personas de la mañana, personas de la tarde, y aquellas que se encuentran en algún punto intermedio. La categoría a la que pertenezcas determinará los tipos de tareas que debes realizar en determinados momentos del día.

Para determinar tus tiempos productivos debes prestar atención y analizarte durante unos días. Cuando haces muchas cosas, es difícil notar cómo te sientes en cada momento. Cuando te detienes y miras lo que estás haciendo, puedes descubrir a dónde quieres ir.

Hacer coincidir tus tareas con la hora correcta del día te ayudará a trabajar con tu estilo de productividad. Por ejemplo, puede que hagas mejor tu trabajo durante la mañana, mientras que si lo haces por la tarde probablemente te lleve el doble de tiempo. Por lo tanto, elige el mejor momento del día para trabajar y establece límites.

  1. ¿Necesito plazos?

Quizás establecer una fecha límite puede ayudarte a ser más productivo. Si sabes que vas a trabajar en un proyecto de 11:30 a 12:30, por ejemplo, puedes concentrarte lo suficiente para hacer este trabajo en ese preciso momento. Ponlo en tu agenda. La planificación previa con plazos puede ayudarte a ser más productivo.

Trabajar con fechas límite requiere que sepas cuánto tiempo requieren las tareas. Tomarte el tiempo para determinar cuánto tiempo te lleva hacer un trabajo te ayudará a determinar dónde colocarlo en tu horario.

  1. ¿Cuál es mi momento más productivo?

Presta atención a tu entorno cuando estés trabajando y podrás comprobar si facilita o dificulta la realización de tu trabajo. Si no puedes controlar tu entorno, es posible que puedas tomar algunas medidas para mejorarlo, como usar auriculares o mudarte a otro lugar dentro de la oficina que sea menos ruidoso, por ejemplo.

  1. ¿Necesito responsabilidad externa?

Algunas personas son lo suficientemente disciplinadas como para hacer el trabajo por su cuenta, pero otras pueden necesitar el impulso de otros. ¿Puedes llevar a cabo tu trabajo sin que alguien te controle? Si necesitas un impulso externo, crea sistemas para ayudarte a ser más productivo, como tener un compañero de trabajo, por ejemplo.

  1. ¿Qué es para mi el éxito?

La respuesta a esta pregunta podría ser tener más dinero, más clientes, más ventas,… solo tú puedes definirlo. Una vez que sepas qué significa para ti el éxito, mira lo que estás haciendo para conseguirlo.

Puedes escribir tus sentimientos justo antes, durante y después de un trabajo o proyecto, tomando notas mentales. Al final del año, audita todo tu trabajo y decide cuándo y haciendo qué te sentiste bien y cuándo no. Luego, establece prioridades para el futuro.

Una vez que comprendas tu estilo de productividad, puedes satisfacer tu horario de trabajo en función de tus necesidades. Y lo mejor es que estarás menos estresado.

Te interesa

 


Cargando noticia...