Errores que debes evitar para estar un poco más seguro online

5 errores que ponen en riesgo tu privacidad y seguridad online

©BigStock

Actualizado 22 | 06 | 2022 09:49

Privacidad seguridad online

Hay tantas estafas y trucos online que no podemos cubrirlos todos, pero es probable que hayas oído hablar o incluso haber sido el destinatario de algún correo electrónico falso que pretendía provenir de Hacienda o de la Seguridad Social.

Aquí hay cinco errores que te ponen en riesgo y debes evitar para estar un poco más seguro online.

Publicas para que todo el mundo lo vea

Un estudio de Pew Research encontró que el 53% de los usuarios de Twitter encuestados dijeron que sus perfiles estaban configurados como públicos. Pew Research examinó los perfiles de todos los que enviaron el identificador de su cuenta, y el 89% eran públicos.

Parece que a todos nos vendría bien un recordatorio para comprobar si nuestros perfiles son privados. Una forma sencilla de comprobar lo que ven los demás es abrir una nueva ventana del navegador en modo privado o de incógnito. Es fácil: ve a tu perfil y si tus tweets son visibles, tu perfil es público.

Para bloquear tu cuenta de Twitter desde un ordenador:

  • Inicia sesión. En el lado izquierdo, haz clic en Más > Configuración y privacidad > Privacidad y seguridad.
  • Ve a Audiencia y etiquetado > Marca la casilla junto a Proteger tus Tweets.

Ahora, solo aquellos que te siguen pueden ver tus publicaciones. Es tu trabajo limpiar esa lista y bloquear a cualquiera que no quieras que te siga.

Tu red doméstica está expuesta

Lo primero que debes hacer para proteger tu WiFi es crear una contraseña única que sea difícil de descifrar y guardarla en un lugar seguro, como un administrador de contraseñas o una nota que mantengas escondida. Asegúrate de que tu router tenga una contraseña fuerte, segura y única.

Después de establecer la contraseña, haz una lista de todo lo que usa la red. Si encuentras algo que no reconoces, bloquéalo.

Eres un reutilizador en serie

No reutilices tus contraseñas compuestas de letras, números y símbolos. Lo mismo ocurre con los códigos PIN. Si estás utilizando los mismos cuatro digitales para desbloquear tu teléfono, abrir tu PC y realizar compras con tarjeta, te estás buscando problemas.

Y no uses tu dirección, los dígitos de tu número de teléfono, tu cumpleaños o los cumpleaños de tus allegados.

Compras directamente desde los anuncios

Los anuncios en las redes sociales pueden ser una forma de encontrar nuevos productos que le atraigan. Después de todo, están dirigidos en función de lo que has navegado y comprado anteriormente. Pero también son una forma común para que los delincuentes intenten estafarte.

Es más fácil de lo que piensas crear un anuncio que vaya a una página fraudulenta. Tal vez no obtengas nada después de realizar un pedido, o lo que recibas no es en absoluto lo que esperabas.

Es mejor que te dirijas a la barra de búsqueda y visites la página web de la marca. Allí, busca el artículo del anuncio. Claro, requiere algunos pasos adicionales, pero es mejor estar seguro que lamentarte.

Le das acceso a las aplicaciones sin pensarlo dos veces

Hay aplicaciones que son simplemente una pérdida de espacio. Otras están propagando malware que podría dañar tu dispositivo y robarte en el proceso.

Luego están todas las aplicaciones de área gris. No son maliciosas, pero pueden pedirte que brindes más información de la que debes. Una aplicación meteorológica, por ejemplo, necesita acceso a tu ubicación para informarte del pronóstico de tu área pero, ¿necesita acceso a tu cámara?

Me interesa


Cargando noticia...