Solo el 5% de los ejecutivos informaron estar satisfechos con los resultados

8 errores que cometen los ejecutivos al digitalizar su negocio

errores-cometen-ejecutivos-digitalizar-negocio

©BigStock

Actualizado 01 | 07 | 2019 07:00

Digitalización

Estar atento a la innovación técnica es vital para desarrollar una visión clara para el futuro de cualquier negocio.

Pero las estrategias efectivas para el éxito dependen de que los gerentes y ejecutivos eviten los puntos ciegos ocultos y las decisiones de inversión que ocultan el camino a seguir.

El año pasado, según las cifras del Foro Económico Mundial, el gasto global del sector privado en la digitalización de las operaciones comerciales superó los 1.200 millones de dólares, sin embargo, solo el 5% de los ejecutivos informaron estar satisfechos con los resultados.

En la mayoría de los sectores, la transición de lo analógico a lo digital es uno de los mayores desafíos que enfrentan los líderes empresariales de la actualidad.

Pero hay 8 errores comunes que cometen los ejecutivos:

  1. Planificación del rendimiento: valor de negocio poco claro
  2. Falta de habilidades al experimentar en aplicaciones del negocio
  3. Puntos ocultos en la inversión en áreas específicas
  4. Muchas pequeñas inversiones sin una estrategia coherente
  5. Observaciones ponderadas a corto plazo
  6. Consideraciones previsibles ponderadas a largo plazo
  7. Falta de propiedad de las empresas
  8. Duplicación de inversiones

Encontrando la mejor manera

Como con la mayoría de las actividades humanas, la planificación lo es todo.

El proceso de digitalización es una oportunidad única para que los ejecutivos echen un buen vistazo a su empresa y hagan algunas preguntas importantes: ¿Qué actividades digitales ya están en marcha? ¿Cómo será la industria en 5, 10 ó 20 años? ¿Qué estrategias puede emplear la compañía para tener éxito en un futuro digital? ¿Cuál es el objetivo final de la transición de analógico a digital?

Comprender dónde está intentando ir el negocio debería ayudar a evitar algunos de los choques y giros incorrectos en el viaje.

Sin plan de financiamiento general

La mayoría de los errores comunes que cometen los ejecutivos con el proceso de digitalización se relacionan con la inversión.

Las inversiones miopes se centran demasiado en el corto plazo y no tienen en cuenta las necesidades a largo plazo de una organización. Mientras que las inversiones con visión de futuro se centran en las necesidades futuras con poca atención al desarrollo inmediato, lo que socava el rendimiento actual e impacta a las metas futuras.

Incluso cuando las necesidades actuales y futuras de una empresa reciben la misma consideración, pueden ocurrir puntos ciegos, ya que las inversiones pasan por alto a partes de la empresa y se convierten en puntos de debilidad que afectan el rendimiento general.

Poner en práctica una estrategia coherente dirige la financiación a las áreas del negocio que más lo necesitan. Además de programar dónde y cuándo invertir, esta estrategia evita que los ejecutivos realicen pequeñas inversiones “dispersas” sin un plan de financiamiento general.

Métete en tus asuntos

Como cada organización es única, no hay dos caminos hacia un futuro digital que sean iguales. La estructura de una empresa puede influir en su viaje de digitalización, ya que las empresas altamente centralizadas corren el riesgo de sufrir una cadena rígida de políticas desde las altas esferas.

De manera similar, las estructuras que alientan a partes del negocio a operar como unidades independientes, o islas, pueden duplicar inversiones que también duplican costes.

Habilitar el cambio

Aparte de las decisiones de inversión, esta es otra área común donde se cometen errores.

Se relaciona con el balance de recursos y su aplicación. Los datos, la tecnología, el modelo operativo y el talento de una empresa funcionan para permitir el progreso digital u obstaculizarlo.

Algunas compañías se enfocan demasiado en la creación de estos habilitadores, sin considerar si el personal adicional, la tecnología y la capacidad de datos agregan valor al negocio.

La transformación digital de otras compañías adolece de una falta de recursos para acomodar el gasto en nuevas aplicaciones de negocios.

El ritmo del cambio tecnológico está afectando el mundo empresarial y social más rápido que nunca.

Está surgiendo una nueva realidad digital donde el 85% de la interacción con el cliente se realizará sin humanos y donde el 65% de los jóvenes de hoy crecerán y trabajarán en industrias o empleos que aún no existen.

Las empresas que superan con éxito la brecha de lo analógico a lo digital se encuentran en una posición privilegiada para aprovechar plenamente las oportunidades que ofrece un futuro digital.

Te interesa:


Cargando noticia...