La personalidad importa mucho en una entrevista de trabajo

Cómo elegir el atuendo perfecto para una entrevista de trabajo

elegir-atuendo-perfecto-entrevista-trabajo

©BigStock

Actualizado 13 | 02 | 2020 07:00

Entrevista trabajo

¿No sabes qué ponerte para tu próxima entrevista de trabajo? Seguro que has escuchado el mismo consejo varias veces: “Vístete para el trabajo que deseas, no para el trabajo que tienes”. Pero, ¿cómo haces eso?

Seguro que en internet encuentras un montón de consejos sobre cosas como qué colores y accesorios debes utilizar. Por ejemplo, el color negro para transmitir seguridad, el rojo para pasión y energía, el blanco para transmitir simplicidad, etc.

¿Pero qué pasa si el rojo te resulta demasiado llamativo y el blanco te parece deprimente? Si con el “atuendo convencional”, que en nuestra cultura empresarial viene a ser el traje y la corbata, no te sientes tú mismo, te va a resultar difícil llevar a la entrevista a tu yo más auténtico.

Al elegir qué ponerte para una entrevista de trabajo no se trata de ir a lo seguro con el típico traje, se trata de crear congruencia entre cómo eres y te sientes, y cómo quieres presentarte ante un posible jefe. La personalidad importa mucho en una entrevista de trabajo.

A continuación, te mostramos cómo elegir el atuendo perfecto para una entrevista de trabajo.

  1. No lo pienses con antelación

La mayoría de las personas tienden a elegir lo que usarán con unos días de anticipación. Pero pensar demasiado solo te hará sentir más estresado y nervioso.

En cambio, en la mañana de tu entrevista, pregúntate: ¿Cómo me siento hoy? ¿Cómo quiero que mi posible futuro jefe me vea? ¿Qué elementos ayudarán a resaltar mis mejores rasgos?

Si te sientes deprimido y cansado, por ejemplo, usar una chaqueta gris puede hacerte sentir aún más cansado. Por lo tanto, intenta vestirse y elegir una prenda que eleve tu estado de ánimo, con un color más alegre.

  1. Indaga

Antes de tu entrevista, visita el sitio web de la empresa (o consulta con amigos que han trabajado allí) para tener una idea general del código de vestimenta. Hagas lo que hagas, no te vistas como una copia de los empleados actuales de la empresa. La idea es entender qué hacer y qué evitar.

Por ejemplo, si el código de vestimenta es más formal que casual, no te presentes con una camiseta gráfica y zapatillas de deporte. Hacerlo solo te hará parecer que estás mal informado y te hará sentir incómodo durante toda la entrevista.

  1. Elije un ‘accesorio focal’

Llevar un accesorio estrafalario o escandaloso, incluso si te hace sentir seguro, puede ser contraproducente al hacer que el entrevistador se enfoque en tu ropa, en lugar de en tu personalidad y perfil.

Pero evita dar una imagen demasiado simple. Elige lo que se llama un “accesorio focal”, es decir, un elemento que te da un toque distintivo pero es armónico con el resto de tu vestimenta y, además, va con tu personalidad. Por ejemplo, si llevas una americana informal puedes utilizar un pañuelo en el bolsillo superior colocado con gracia, o si llevas camisa de puño, unos gemelos originales.

Quizás atraiga la atención de tu entrevistador y conduzca a una conversación que le dará más información sobre quién eres.

  1. No te sientas presionado para parecer mayor

Mucha gente cree que vestirte un nivel por encima del puesto al que te postulas te hará parecer más maduro, responsable y capaz.

No te sientas obligado a vestirte para parecer mayor porque creas que te dará una ventaja. De hecho, un estudio de ScienceDirect encontró que la ropa formal en personas más jóvenes (tanto para hombres como para mujeres) hace que parezcan menos accesibles.

Por lo tanto, vístete según tu edad y usa lo que le parezca adecuado.

  1. Usa perfume o colonia

Los entrevistadores quieren contratar candidatos que parezcan limpios y aseados, y eso significa que oler bien.

Según una encuesta desarrollada por el NCBI (National Center for Biotechnology Information), el 90% de los participantes dijeron que se sienten más seguros cuando usan su aroma favorito. Esto se debe a que nuestro sistema olfativo está conectado a nuestro sistema límbico (la parte del cerebro responsable de interpretar los recuerdos y las emociones), según los investigadores.

Así que elige un aroma con el que te conectes positivamente. Pero cuidado, no elijas algo demasiado fuerte o empalagoso; un pequeño toque de algo ligero y agradable funcionará perfectamente.


Cargando noticia...