Durante los últimos seis años, Marcus Engman ha hecho que Ikea sea exitosa

El diseño matará al marketing, dice el ex jefe de diseño de Ikea

diseno-matara-marketing-dice-ex-jefe-diseno-ikea

©BigStock

Actualizado 27 | 11 | 2018 07:00

Marketing y Diseño

Marcus Engman deja Ikea para dirigir una consultoría para convencer a las empresas a gastar su presupuesto de marketing en lo que importa: el diseño.

Durante los últimos seis años, Marcus Engman ha hecho que Ikea sea exitosa. Como jefe de diseño de la compañía, encabezó las colaboraciones artísticas en muebles para sacar al gigante sueco de su zona de confort minimalista.

Pero Engman recientemente dejó Ikea para iniciar una compañía propia llamada Skewed Productions, como socio de la firma de diseño Doberman. Skewed es como un híbrido de estudio de diseño y agencia de publicidad: su objetivo es crear contenidos de marketing para las empresas a través del diseño del producto en sí. En lugar de gastar dinero en la compra de anuncios, Engman quiere enseñar a las empresas a comercializarse a través de su diseño.

“Quiero mostrar que hay una alternativa al marketing, que en realidad es el diseño”, dice Engman. “Y si trabajas con el diseño y las comunicaciones de la manera correcta, ese sería el mejor tipo de marketing, sin comprar medios”.

Su plan tiene algún sentido. En un mundo obsesivo con el consumidor, el diseño se ha convertido en un importante punto de venta. Los consumidores estudian todo, desde las campañas de Kickstarter basadas en los viajes personales de los inventores hasta los videos de iPhone narrados por Jony Ive de Apple para escuchar la intención y la motivación detrás de los productos que compramos.

“Cada vez más personas están interesadas en cómo se hacen las cosas”, dice Engman. “Creo en la transparencia, al ser más transparente en el diseño que haces, atraes el interés y con el tiempo generas interés en el proyecto”.

Pero para las empresas que no necesariamente “obtienen” cosas del diseño, ya sea un desarrollo de producto individual o cómo combinar una línea completa de productos en una línea básica que pueda definir una marca, Engman ve una oportunidad para que personas flexibles y orientadas al diseño como él puedan ayudar con su capacidad práctica de consultoría y desarrollo.

“En la moda es completamente diferente en cómo trabajamos en muebles, por ejemplo”, dice.

Skewed Productions es un proyecto de un solo hombre. Antes de Ikea, Engman tenía su propia agencia con 30 empleados bajo su mando. Ahora, él planea contratar colaboradores por proyecto. Argumenta que este nuevo modelo será más equitativo para todos los involucrados, porque planea compartir las ganancias con su equipo, en lugar de pagar los sueldos de los trabajos. Y le permitirá asumir proyectos con mayor flexibilidad, ya que su equipo siempre puede estar en constante cambio. Si bien Skewed solo tiene unos meses de existencia, y solo está creando una lista de clientes, le gustaría tener una mezcla de grandes empresas y pequeños clientes de inicio para mantener el trabajo variado.

En cuanto a su legado y por qué era hora de dejar Ikea, ha comentado:

“Creo que llega un momento en que sientes que quieres hacer otra cosa. No soy una persona de acomodamiento, sino de iniciativa. Y me pusieron allí para hacer muchos cambios. Y hemos hecho mucho”, dice. “Al trabajar en una empresa grande, se trata de liderar por estrategia y encontrar nuevos socios. Quería no retroceder, sino estar aún más cerca del diseño, poder hacer el diseño otra vez”.

Te interesa: