Cómo gestionar adecuadamente tu red de proveedores

3 consejos básicos para diseñar una buena gestión de proveedores

disenar-gestion-proveedores

©BigStock

Actualizado 14 | 01 | 2020 07:00

Gestión proveedores

Si tienes un negocio, es muy probable que dependas de diferentes proveedores o, tal vez, de uno solo pero, sea como sea, gestionarlos bien es una tarea complicada. A continuación, te ofrecemos tres consejos básicos para gestionar adecuadamente tu red de proveedores.

Selección de proveedores

Es fundamental que cuides escrupulosamente la selección de tus proveedores. Además de tener en cuenta el histórico y su perfil, es importante que conozcas las ventajas estratégicas de las que puedes beneficiarte si cuentas con él.

A la hora de tomar una decisión sobre un proveedor, utiliza informes comerciales, comentarios y opiniones de otros clientes sobre él, indaga sobre su estructura comercial, etc.

Algo importante a este respecto es que la selección de proveedores nunca termina. Hay que buscar nuevos contactos siempre ya que las condiciones que hoy pueden resultar propicias y competitivas para tu empresa, mañana pueden verse superadas por otro proveedor. Por lo tanto, debes estar atento siempre y no cerrar ninguna puerta, ya que nunca se sabe si  mañana un proveedor mejorará sus condiciones.

Y, en la medida de lo posible, evita depender de un solo proveedor. Si tu proveedor sabe que no es el único y que trabajas con varios, se esforzará para que estés contento trabajado con él y que vuestra relación continúe.

Determinar las condiciones del trato

Cuando cierras un trato con un proveedor, es fundamental que dejes bien atadas las condiciones. Y sobre todo, debes poner especial cuidado con las clausulas, no vaya a ser que firmes un contrato que contenga alguna desfavorable para tu negocio.

Ten en cuenta que una cosa es lo que hayas hablado en la fase de negociación con tu proveedor, y otra lo que finalmente ponga en el contrato que vayas a firmar. Por lo tanto, revisa el contrato las veces que sea necesario y solicita los cambios pertinentes antes de estampar tu firma. No firmes nada si crees que el proveedor no se ajusta a lo que necesitas, ya que un conflicto generado por el incumplimiento de contrato puede conllevar  un problema legal dañino para tu negocio.

Sistema de pagos a proveedores

Es del todo aconsejable que antes de firmar un contrato te informes sobre el proveedor en cuestión. Te conviene saber si tiene deudas o no, y si va a poder afrontar los plazos de vencimiento que se den durante vuestra relación.

Una buena opción es trabajar con remesas bancarias. Se trata de un documento en el que se agrupan varios recibos y que entregas a tu banco para que realice los cobros.


Cargando noticia...